9 vegetales y hierbas que puedes comer una vez y volver a crecer para siempre

¿Cuántas veces a la semana comes ajo, cebolla, cilantro, lechuga? Todos estos vegetales y hierbas pueden crecer muy rápido, muy fácil, y en la comodidad de tu hogar. Aquí te mostramos cómo.

Hay ingredientes de cocina que utilizamos tanto que nunca dejamos de comprarlas. Las cebollas, el ajo, el cilantro, las zanahorias y las hierbas frescas son básicas para muchos platillos, y pueden ser baratas, pero cuando las usas cotidianamente se van sumando.

Algunos alimentos son realmente fáciles de volver a crecer en tu casa a partir de las sobrar que quedan, y algunos pueden incluso ser cultivados en la barra de tu cocina. Aquí hay diez vegetales y hierbas que compras una vez y puedes volver a crecer para siempre.

1. Ajo

Cuando el ajo comienza a germinar, los pequeños brotes verdes son muy amargos para cocinar. Pero en lugar de tirar a la basura los dientes germinados, puedes poneros en un vaso con un poco de agua y crecer germinados brotes de ajo. Los brotes tienen un sabor mucho más suave que los dientes de ajo y son muy buenos en ensaladas, pastas y como guarnición. Más información aquí.

i

2. Hojas de zanahoria

Las orillas de las zanahorias que normalmente cortamos y tiramos pueden crecer hojas si las pones en un recipiente con un poco de agua. Pon el recipiente junto a una ventana bien iluminada y tendrás brotes de zanahoria para usar como guarnición o en ensalada. Aquí puedes saber más acerca de crecer esquinas de zanahorias.

o

3. Albahaca

Pon algunos tallos de diez centímetros en un vaso con agua y ponlos en un lugar con luz directa. Cuando las raíces tengan como dos centímetros de largo, puedes plantarlos en macetas para crecer toda un planta de albahaca. Aquí puedes saber más detalles.

 p

4. Cebollas de Cambray

En tan poco como cinco días puedes volver a crecer una cebolla de cambray entera. Deja tres centímetros de cebolla unida a las raíces y colócalas en un pequeño vaso con un poco de agua. En pocos días, tendrás cebollas de Cambray.

 e

5. Lechuga romana

Si tienes el tallo de una cabeza de lechuga romana que siga intacto, pon el tronco en un plato hondo con alrededor de 1 ½ centímetros de agua y colócalo junto a una ventana. Comenzarás a ver nuevas hojas en un par de semanas, y estarán completamente crecidas en tres o cuatro semanas. Para saber más ingresa aquí.

 l

6. Cebollas

Planta la raíz desechada de la cebolla en una maceta o directamente en la tierra afuera para volver a crecerla. Puedes cosecharla temprano y tener cebollas verdes frescas o esperar hasta e bulbo esté completamente desarrollado. La guía completa aquí.

 t

7. Jengibre

Al igual que las cebollas, el jengibre puede ser plantado en la tierra para volver a crecerse, pero el proceso es un poco más largo. Puede tomar algunos meses para que germine, y debes poder cosechar un bulbo completamente crecido en 8 o 10 meses. Lee más aquí.

 u

8. Champiñones

Planta los troncos de champiñones en tierra con un poco de composta o granos de café usados y mantenlos en un ambiente húmedo, preferiblemente donde hará frío en la noche. Puede ser dificultoso crecerlos ya que en pocos días los tallos comenzarán a germinar o las cabezas se pudrirán. Más detalles aquí.

 y

9. Cilantro

Como la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua. Una vez que las raíces estén suficientemente largas, sólo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.

 eh



Cultiva y no tires: vegetales que sólo tienes que comprar una vez

Si haces germinar estos vegetales una vez, podrás olvidarte de comprarlos para siempre.

Una cosa es tener un jardín o un huerto en el cual hacer germinar semillas. Pero algo aún más estimulante y cuasi alquímico es hacer que, de los residuos de los vegetales, surjan brotes a partir de los cuales éstos se regeneren. Pocos lo saben, pero hacerlo es posible y además, muy sencillo.

No todos los vegetales tienen esta cualidad resiliente, pero aquellos que sí la tienen sólo requieren de unos cuantos artilugios y mucha paciencia para regenerarse y así, podrán comenzar a proveernos de una fuente infinita de alimento orgánico. Así que, si quieres ser un mago de los vegetales y cultivar tus propios alimentos (lo que sin duda es más saludable, pues te ahorras los pesticidas), esto es lo que tienes que saber sobre la alquimia vegetal.

 

¿Qué vegetales se regeneran y cómo lograr que suceda?

Para alquimistas orgánicos primerizos

La dificultad de que algunos vegetales broten depende del propio vegetal. Estos son los que implican menos esfuerzo y tiempo:

Cebollín

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Este es el vegetal más fácil de hacer brotar. Sólo tienes que cambiar su agua cada semana y verás los resultados; mientras tanto, serán un bonito adorno en tu cocina.

  1. Corta los botones del cebollín.
  2. Colócalos en vasos pequeños con agua hasta la mitad y cámbiala todos los días.
  3. En 1 semana tendrás más cebollín.

 

Tallos de ajo (que son comestibles)

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Muchos no saben que así luce el ajo con tallo, y menos aún, que es comestible. Sólo tienes que evitar cocinar la primera parte, pues suele amargarse al fuego. Lo demás tiene un sabor parecido al del ajo pero más suave, y se queda menos tiempo en tu paladar.

  1. Coloca un bulbo en una taza transparente.
  2. Añade agua hasta cubrir 1/4 del bulbo.
  3. En 1 semana tendrás estos deliciosos tallos para usar en la cocina.

 

Lechuga romana

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Ese pedazo de tallo que siempre tiramos puede regenerar hojas de lechuga en muy poco tiempo. Tendrás ensalada para la eternidad.

  1. Coloca el tallo en 3 centímetros de agua.
  2. Ponlo junto a una fuente de luz natural indirecta.
  3. Cambia el agua conforme la vaya absorbiendo.
  4. Corta la hojas cuando quieras una ensalada, y sigue germinando las hojas con el mismo tallo.

 

Hojas de zanahoria

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Parece un experimento de primaria, pero si tienes más paciencia que un niño, pronto tendrás un detalle culinario único. No a todos les encanta su sabor, pero puedes probarlo para tus ensaladas. Además, estas hojas tienen muchos nutrientes.

  1. Coloca la corona de las zanahorias en un recipiente poco hondo y con poca agua.
  2. Ponlas junto a una fuente de luz natural indirecta.
  3. Mantén el nivel de agua siempre igual.

 

Para alquimistas orgánicos expertos

Estos vegetales toman más tiempo y algunos requieren de ser plantados:

Hoja de limón

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Esta hoja es perfecta para hacer un delicioso té. Lo malo es que usualmente se deshecha la mitad. Pero puedes hacer esto (que implicará plantarla):

  1. Coloca la raíz en un vaso de 300ml lleno de agua.
  2. Cambia el agua cada 2 días.
  3. Cuando surjan brotes, en 2 o 3 semanas, planta los tallos.
  4. Ponlos en un lugar donde tengan luz de sol directa.
  5. Espera a ver crecer los nuevos tallos.

 

Apio

Tarda más, pero el apio también se regenera: podrás tener tu fuente ilimitada de esta verdura, que es perfecta para jugos detox.

  1. Coloca el tallo en un recipiente poco hondo con agua.
  2. Espera 3 días y plántalo en tierra (en una maceta bastante honda, pues sus raíces necesitan espacio).
  3. Ten paciencia, pues primero surgirán las hojas y después los tallos.

 

Cebolla

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Contrario a los demás vegetales, la cebolla germina sólo con tierra. Necesitarás:

  1. Corta la corona de las cebollas y pélalas.
  2. Déjalas en un lugar fresco y ventilado para que se sequen un poco.
  3. Colócalas en la superficie de la tierra en una maceta pequeña, haciendo sólo un pequeño hueco, pero sin cubrirlas.
  4. Riégalas cada tercer día.
  5. Cuando desarrollen nuevas raíces, remuévelas de la maceta y plántalas en una más grande y profunda con los tallos de fuera.

 

Jengibre

vegetales-germinar-como-cultivar-casa-facil

Es un poco tardado, pero si logras germinar el jengibre tendrás un remedio casero excelente para las gripas inesperadas.

  1. Escoge algunos trozos medianos de jengibre.
  2. Entiérralos superficialmente en una maceta grande y profunda, con la raíz mirando hacia bajo.
  3. Colócala en un lugar con suficiente luz directa (si el clima es muy caliente, ponla donde haya corrientes de aire).
  4. Cúbrela con un plástico o tapa de vidrio para mantener la humedad.
  5. Ten paciencia: en 3 meses verás los primeros brotes. En 1 año podrás cosechar tus primeros jengibres.

 

La prueba alquímica de fuego: el aguacate

Sin duda, germinar aguacate ofrece tantos retos como deliciosos resultados. Aquí la guía visual de Ecoosfera para hacerlo paso a paso:

 

* Imágen principal: James Ransom



10 vegetales que volverán a crecer solos en agua

Solo necesitas un recipiente con líquido; numerosos vegetales pueden formarse a partir de ellos mismos en esta condición.

Foto:okchicas.com

El más conocido vegetal capaz de crecer por sí mismo en agua es la cebolla. Muchos más hay en la lista que debes aprender para crecerlos y quizá la mejor noticia de ello, además de que puedes tener un estético huerto flotante en casa, es que si has comprado un vegetal orgánico podrías dejar de gastar recursos económicos en ello y a partir del primer vegetal continuar con un interminable ciclo de vegetales orgánicos en casa.

 

Acá una lista de algunos vegetales que pueden crecer en agua:

 

Col china: corta el final del tallo y colócalo en un recipiente pequeño lleno de agua. En solo de 1 a 2 días los primeros brotes comenzarán a salir, lo que significa que habrá crecido en casi solo una semana.

Col: coloca el final de la raíz en un recipiente con agua. Asegúrate de cosecharla del lado más pequeño para obtener mejor sabor.

Zanahorias verdes: corta y coloca la parte inferior en agua. Cosecha los brotes verdes y úsalos en ensaladas; puedes incluso hacer un increíble pesto.

Apio: coloca el final del tallo en un recipiente con agua. Los primeros brotes comienzan a crecer en el centro a los 3 o 4 días.

Hinojo: corta el final de la base de manera que las raíces queden intactas y colócalas en un pequeño recipiente de agua.

Ajo Cebollino: pon uno de los dientes en un recipiente de agua pero sin sumergirlo, en solo un par de días crecerán sus raíces.

Cebolla Verde: coloca en un vaso con agua la parte blanca inferior donde cuelgan las raíces, así de simple.

Ajo Puerro: corta el extremo del tallo y colócalo en una taza con agua; el nuevo crecimiento vendrá del centro de la planta.

Citronela: corta dos tercios del final y colócala en un contenedor con la mitad de agua.

Lechuga: corta la punta de la lechuga (cabeza). Los nuevos brotes comenzarán a surgir desde el centro en unos dos días y la lechuga en dos semanas.

 

[dontwastethecrumbs]