Lluvia de estrellas Gemínidas: el último gran espectáculo astronómico de 2013

Este fin de semana podremos presenciar la última lluvia de estrellas del año: entre 120 y 160 meteoros nos deleitarán por hora.

Conocida por ser la lluvia de estrellas “más satisfactoria” del año, la lluvia de las Gemínidas es también una de las más esperadas. El fenómeno alcanzará su máxima actividad el 13 y 14 de diciembre con la caída de más de 120 meteoros por hora.

Esta lluvia es una de las dos que no son causadas por un cometa, en vez, es el resultado del asteroide Phaeton 3200. Este asteroide, por cierto, viaja más cerca del sol que cualquier otro. Los meteoros del Phaeton viajan a una velocidad menor a la del Leonid, cuya lluvia ocurrió el mes pasado.

De acuerdo a la NASA, la lluvia podrá ser vista desde cualquier parte del mundo pero recomiendan que aquellos que quieran verla más claramente se alejen de fuentes de luz artificial, así se optimizarán las posibilidades de ver el paso de los meteoros.

Para aquellos que no pueden escaparse de la ciudad pero desean ver la lluvia, Bill Cooke, Danielle Moser y Rhiannon Blaauw, astrónomos de la NASA, ofrecerán un chat en vivo para responder preguntas en torno a la lluvia, además, el canal oficial de la NASA ofrecerá una transmisión en vivo.

En lo que esperamos, les compartimos el video de la lluvia de las Gemínidas del año pasado:



Captan el sublime instante en que un meteoro pasa sobre un castillo del siglo XIII

Una de las escenas astrales más espectaculares del año fue documentada sobre el Castillo de Clun, en Inglaterra: un meteoro explota y se desintegra en los cielos nocturnos.

A veces la vida nos regala arrobadoras escenas que implican una perfecta sincronía de fuerzas o elementos. Un buen ejemplo de lo anterior es lo que recién ocurrió sobre los cielos británicos, justo encima del Castillo de Clun, en Shropshire (al oeste de Inglaterra). Durante la lluvia de estrellas Oriónidas –que se genera a partir de la estela del cometa Halley–, un meteoro explotó y se desintegró justo arriba del edificio medieval.

cometa-castillo-meteoro-inglaterra

Para fortuna de quienes no estuvimos ahí en persona, el fotógrafo Nick Jackson tuvo oportunidad de documentar el espectáculo. 30 imágenes fueron ensambladas en un breve video, que muestra cómo el meteoro pasa pintando el cielo y luego se desintegra en una poética explosión. El Castillo de Clun sirve como marco para embellecer la escena y ofrecer un paisaje en el que la historia y la naturaleza convergen con sorpresiva belleza. 



¡No apartes la vista del cielo! Lluvia de estrellas Oriónidas el 21 y 22 de octubre

Este mes, el cielo será escenario de una lluvia de estrellas. ¿Cómo, cuándo y dónde ver el espectáculo de las Oriónidas?

Los meteoros que adornarán el cielo nocturno del 21 al 22 de octubre son de los más veloces en su tipo. Si alzas la vista este fin de semana, podrás observar la caída de entre 15 y 20 estrellas fugaces por hora. 

Lo que hace más especiales a las Oriónidas es que realmente son trozos del famosísimo cometa Halley, que pasa por la Tierra cada 75 o 76 años. Deben su nombre a la constelación de Orión, punto desde el cual irradian. 

¿Quieres aprovechar al máximo este regalo del cielo? Aquí va todo lo que necesitas saber:

¿Dónde verlas?

No necesitas vivir en otro país para admirar esta magnífica lluvia de luces: las Oriónidas son visibles en cualquier parte del mundo. Como ocurre con todos los fenómenos nocturnos, lo ideal es alejarse lo más posible de las luces artificiales. Si vives en una gran ciudad, lleva tu manta o silla hacia un punto apartado en el que el cielo se vea completamente oscuro. 

 

¿Cuándo?

Aunque se predice que los días con más estrellas serán el 21 y 22 de octubre, será posible admirarlas desde la noche del 20. No olvides que el mejor horario para verlas es en la madrugada. Es posible que el brillo de la luna obstaculice la visión, por lo que se recomienda salir poco antes del amanecer, entre 2 y 3am, cuando la luna se haya ocultado. 

 

Sobre todo… ten paciencia

Tómate unos 20 minutos para que tus ojos se ajusten a la oscuridad y dedica por lo menos 1 hora a tu cita con el cielo. No desesperes: los rastros de luz que las Oriónidas pintarán en el firmamento son la mejor recompensa