La fascinante historia del aguacate, una fruta que debió extinguirse hace millones de años

El aguacate, debido a su enorme semilla, debió extinguirse cuando se extinguió el único mamífero que podía tragar su semilla sin ahogarse, sin embargo sigue aquí.

Ya que las frutas se propagan por medio de semillas, su progenie no crece lejos del árbol. Por lo tanto, su única oportunidad de esparcir sus semillas a lo lejos es que los animales se las coman y luego las “planten” en otro lado cuando defequen. La semilla enorme del aguacate presenta un riesgo grave o incluso puede producir la muerte de un animal contemporáneo si este la traga pero, aparentemente, los aguacates coevolucionaron con los perezosos terrestres y eran comidas originalmente por los gonfotéridos: criaturas inmensas parecidas a elefantes que vivieron durante el periodo Mioceno y Plioceno, hace miles y miles de años, quienes arrancaban felizmente la fruta con sus fuertes trompas, las masticaban con sus enormes dientes y pasaban las semillas a la tierra, cómodamente.

avocado

El problema, evidentemente, es que los gonfotéridos ya no existen, y, sin embargo, los aguacates sí. En su libro The Ghosts of Evolution, Connie Barlow, explica este fascinante fenómeno denominado “anacronismo evolutivo”:

La estrategia de propagación del aguacate hacía mucho sentido a lo largo de la larga existencia de su linaje; hasta el momento presente. Incluso después de trece mil años, el aguacate no tiene idea de que los grandes mamíferos ya no existen. Para el aguacate, los gonfotéridos y los perezosos terrestres aún son posibilidades reales. Ladrones de pulpa como nosotros cosechamos los beneficios.

En el siguiente video (en inglés), Joe Hanson explica el curioso destino del aguacate y de aquellas frutas parecidas que viven el fenómeno del anacronismo ecológico.



Esto es lo que recibe tu organismo si le das aguacate todos los días

Su aceptación en el mundo es inusual: esta semilla prehistórica es simplemente fascinante.

 El aguacate, debido a su enorme semilla, debió extinguirse cuando se extinguió el único mamífero que podía tragar su semilla sin ahogarse, sin embargo sigue aquí.

Uno de los alimentos naturales más extraños para clasificarse es el aguacate. Por venir de un árbol, en realidad es un fruta, pero simultáneamente es considerado una semilla, y una que, por cierto, debió de haberse extinto hace miles de años pues sus condiciones fisiológicas estaban hechas, sí, para la era de los dinosaurios.

El aguacate es uno de los alimentos originario de México, su más arcaico vestigio es de de 10 mil años A.C en el estado de Puebla. Además de tener un sabor de lo más único y delicioso es considerado uno de los superalimentas más importantes. Cada vez que comes un aguacate, estás ingiriendo una buena parte de la familia de Vitamina B, pero también la mayoría, de hecho, de los minerales que tu cuerpo necesita.

Mira esta lista elaborada por realfarmacy para que en una ojeada encuentres todo lo que contienen los aguacates:

Vitamin B1

Vitamin B2

Vitamin B3

Vitamin B5

Vitamin B6

Vitamin B9

Vitamin C

Vitamin E

Vitamin K

Calcio

Hierro

Magnesio

Manganeso

Fósfor

Sodio

Zinc



El humano se ha especializado en extinguir animales, estas son las cifras

Antes de la presencia del humano, las especies desaparecidas de la Tierra era sólo 0.1. En la actualidad, el “índice de muerte” de las especies extintas por año, resultó entre 100 y 1 000.

De acuerdo con un reciente estudio, las especies de plantas y animales están extinguiéndose al menos 1 000 veces más rápido que en tiempos anteriores al humano. Además, el mundo está al borde de una sexta extinción significativa. 

Antes de la presencia del humano, las especies desaparecidas de la Tierra era sólo 0.1. En la actualidad, el “índice de muerte” de las especies extintas por año, resultó entre 100 y 1 000. 

El biólogo Stuart Primm, encargado de la investigación en la Universidad Duke, también explica que las tortugas secas están a punto de extinguirse: “Eso dependerá de nuestras acciones.”

La extinción de una especie es el resultado de una combinación de factores, aunque el principal es la pérdida significativa del hábitat. Es decir que tanto animales como plantas no encuentran ya un lugar 100 por ciento natural para establecerse. Esto empeora con el constante cambio climático, la pesca excesiva y el desplazamiento de especies nativas por especies invasoras. 

Por ejemplo, el tiburón de punta blanca solía ser uno de los depredadores más abundantes sobre la Tierra; sin embargo, actualmente es raro verlos después de una caza constante. Boris Worm, un biólogo marino de la Universidad Dalhousie, comenta: “Si no hacemos algo, esto tendrá el mismo fin que el de los dinosaurios.”

La Tierra ha sufrido cinco veces lo que se le llama “extinciones en masa”, es decir la desaparición de la mayor parte de los seres vivos, asociada usualmente con caídas de meteoritos. Hace alrededor 66 millones de años, una de esas extinciones acabó con la vida de los dinosaurios y de otras tres especies. Otra, hace 252 millones de años, provocó la fulminación del 90 por ciento de las especies del mundo. 

No obstante, los investigadores mantienen la esperanza. Explican que el uso de los teléfonos inteligentes y de algunas aplicaciones, puede promover la toma de conciencia acerca de esa problemática. Una vez que las personas regulares se muestren comprometidas, las especies pueden salvarse.