Dale un respiro a tus pulmones al consumir una de estas 3 hierbas

Tus pulmones filtran todo el oxígeno que tu cuerpo necesita, ayúdales de manera natural con alguna de estas tres infusiones.

Los niveles de polución del aire continúan incrementando todos los días. Nuestros pulmones se encargan de filtrar el aire que respiramos removiendo los contaminantes dándole a nuestro cuerpo el oxígeno que requerimos para funcionar. Puedes cuidar de tus pulmones evitando fumar, respirando profunda y lentamente, pero también puedes fortalecerlos al consumir algunas de estas súper hierbas:

Farfara

coltsfoot-bsp

Cultivada desde hace miles de años por los indios americanos, esta hierba limpia los pulmones y remueve la mucosa excedente de los bronquios. Puede ser utilizada como un tratamiento adicional para  mitigar los síntomas del asma, tos, bronquitis, y otros padecimientos pulmonares.

Se puede consumir en tés o en un extracto conocido como tintura.

Helenio

S1470036

Esta planta también es empleada por los indios americanos desde hace siglos para expulsar la mucosa excedente de los pulmones. Tiene propiedades antibacterianas y ayuda a tratar infecciones pulmonares como la bronquitis.

La manera más eficaz de consumirlo es en té. Debes disolver una cucharadita de la hierba seca en una taza de agua hirviendo y beber la infusión tres veces al día por tres semanas.

Barbasco

Mullein

Tanto las flores como las hojas del barbasco se utilizan para crear un extracto herbal que fortalece los pulmones. Como las otras dos hierbas de esta nota, el barbasco limpia los pulmones y remueve la mucosa excedente, pero también reduce la inflamación de las vías respiratorias.

Para preparar un té debes disolver una cucharadita de la hierba en una taza de agua hirviendo y beberlo una vez al día.

 Antes de consumir cualquier remedio natural consulta a tu médico de cabecera.



Los 50 mejores remedios naturales para problemas comunes de salud (algunos deliciosos, todos eficaces)

El botiquín imprescindible para hacer de la naturaleza tu médico de cabecera.

Los remedios naturales han dejado de ser un complemento de los fármacos. Para cada vez más personas, la mejor manera de combatir –y prevenir– las enfermedades de los tiempos modernos es con algunas dosis de naturaleza.

Es significativo que, en tiempos cada vez más mediados por grandes avances médicos, se esté redescubriendo el tesoro de la medicina tradicional. Sin duda, esta tendencia está ligada a la sed de naturaleza que provoca nuestra vida artificial, sintética y sedentaria. Y también al hecho de que es precisamente ese estilo de vida el que está poniendo en jaque la salud colectiva.

remedios-naturales-caseros-enfermedades-comunes-problemas-salud

En ese sentido, intentar curarnos solamente mediante fármacos es entrar a un círculo vicioso. Porque a veces esos mismos medicamentos nos provocan terribles side effects. Y porque no están hechos para prevenir enfermedades, sino sólo para curarlas, lo cual dice mucho de la mentalidad contemporánea (curar lo antes posible, pero no hacer nada por prevenir).

Así que retomar un estilo de vida más saludable involucra acercarnos a la naturaleza: realizar ecoterapias –aunque estemos en la ciudad–, así como acercarnos a las bondades de los alimentos frescos que promueven la longevidad. Y no menos importante: hacer uso de plantas y flores curativas para prevenir o tratar problemas comunes de salud.

Guía de remedios naturales
para 30 problemas de salud cotidianos

remedios-naturales-caseros-enfermedades-comunes-problemas-salud

1. Anemia: vegetales de hoja verde y cítricos

Los vegetales de hoja verde como el kale, la lechuga, la espinaca o la acelga tienen mucho hierro, del cual hay una deficiencia cuando padecemos de anemia. Pero para absorber el hierro necesitas también tomar cítricos y frutas con vitamina C, como la toronja, el kiwi y la naranja.

2. Ansiedad: pasionaria

La pasionaria, también llamada pasiflora, es la flor del árbol que da la maracuyá. Tiene increíbles efectos antioxidantes y aceites esenciales cuyo efecto es analgésico y relajante. Por eso se recomienda tomar en infusión. Su acción ansiolítica es tan potente que incluso se usa para reducir el síndrome de abstinencia por tabaco, alcohol o comida.

3. Asma: gordolobo

El gordolobo es una planta mexicana de aspecto velludo. ¡Pero no te preocupes! En infusión es deliciosa y muy eficaz para tratar el asma. Sólo tienes que cocer sus ramas y flores en 1 litro de agua y tomar tres tazas calientes de infusión con miel al día.

4. Artritis: curcuma

Esta fuerte hierba a sido usada por milenios en la medicina ayurvédica de la india. Ayuda principalmente contra la artritis ya que controla la inflamación. Puedes encontrarla en polvo para usarla en platilos, pero es mejor tomarla en té. Sólo corta en rodajas un trozo mediano y hiérvelas por 5 minutos.

5. Caída del cabello: espinaca y bayas

La espinaca tiene hierro, el cual ayuda a prevenir la deficiencia de oxígeno en el cuerpo, lo que ayuda a evitar la caída del cabello. Puedes consumirla en un smoothie de leche de almendras y bayas –como moras, zarzamoras y arándanos–, que por su aporte de vitamina C ayudan en la formación de colágeno, el cual se encarga de mantener el cabello fuerte.

6. Cabello seco: aceite de ricino y de soya

El ricino es una planta de África, cuyo aceite se consigue fácilmente en tiendas especializadas en aceites y esencias. Es como la cápsula de vitamina E –tan famosa en tratamientos para el cabello– pero de la naturaleza, pues tiene gran cantidad de dicha vitamina, así como de ácidos grasos esenciales. Sólo tienes que aplicarlo durante las noches en el cuero cabelludo y en el cabello después de frotarlo en las manos.

7. Caída del cabello: clara de huevo

Bate cuatro claras y frótalas en el cuero cabelludo con movimientos circulares. Deja actuar media hora, enjuaga y lava. La clara del huevo tiene albúmina, que fortalece los folículos y las hebras del cabello.

8. Caspa: vinagre blanco

Contiene ácido acético, el cual crea un ambiente en el cuero cabelludo donde no pueden crecer hongos y levaduras. Sólo lava el cabello con una mezcla de agua y vinagre (una parte de vinagre por cada tres de agua), y deja que actúe por 4 minutos.

9. Cólicos: pericón

Tomar en infusión esta planta con olor y sabor a anís puede ayudarte eficazmente contra los cólicos. Pero tienes que hacerlo antes de que empiecen, o apenas empieces a sentir dolor. Pon a cocer los tallos: son los que más aceites soltarán en la infusión.

10. Colitis: encino

Esta planta puede ayudar a reducir síntomas de colitis porque reduce el exceso de líquidos en el intestino. Se usa un trocito de su corteza (como una cucharadita) en decocción para hacer un vaso de agua. Para aliviar la diarrea se toman 3 vasos al día.

11. Conjuntivitis: perejil

Un jugo con perejil, zanahoria y apio ayuda a mejorar la visión y actúa sobre los ojos y el nervio óptico. 

12. Controlar peso: nueces

Alimentos con grasas polinsaturadas, como las nueces, las almendras o los pistaches, te ayudan a sentir saciedad y te proveen de beneficios que las grasas saturadas no tienen. Come lo que te quepa en un puño de tu tipo de nuez favorita.

13. Comezón en la piel: propóleo

El propóleo tiene flavonoides, que son antioxidantes y regeneradores del daño celular. Además tiene propiedades analgésicas. Por todo esto, aplicarlo sobre la piel ayuda a quitar la comezón inmediatamente. Puedes conseguirlo en atomizador en tiendas naturistas y farmacias.

14. Comezón vaginal: yogurt

Normalmente es causada por hongos. De ser el caso, puedes aplicar yogurt directamente y dejarlo actuar por 10 minutos. Te aliviará, pero además sus probióticos regenerarán la flora de tu vagina y acabaran con las bacterias que estén ocasionando el daño. Hazlo todos los días durante una semana.

15. Depresión: plátanos

Los plátanos tienen triptófano, un aminoácido esencial que estimula el funcionamiento nervioso e incrementa los niveles de serotonina. Por eso, incluir esta deliciosa fruta en la dieta es un gran complemento para evitar los desajustes psíquicos.

16. Diabetes: diente de león

Puedes preparar algunas hojas en infusión o comerlas en ensaladas. Sirven para regular el azúcar en la sangre

17. Diarrea: agua de arroz

Para detener la diarrea debes preparar 1 taza de arroz en 4 tazas de agua durante 20 minutos a fuego lento. Puedes beber hasta 3 tazas del agua, tibia o al tiempo. Realmente funciona porque te ayuda a regular el intestino, y detiene la irritación estomacal por su contenido de almidón.

18. Disfunción eréctil: aloe vera 

Sí: el aloe vera regula la capacidad sanguínea. Así ayuda a evitar la disfunción eréctil, que es provocada por una mala circulación. Lo puedes tomar en smoothies, agregando ingredientes afrodisíacos como la almendra o el chocolate oscuro.

19. Dolor de cabeza: albahaca

La albahaca es una noble planta que puedes tomar en infusión, cociendo algunas hojas durante 2 minutos. Ayuda a aliviar dolores de cabeza que no sean causados por presión arterial inestable.

20. Dolor de cadera: cúrcuma y jengibre

Este dueto es un antinflamatorio ancestral. Toma una infusión hecha con algunas rodajas de ambas plantas todos los días, y los dolores en huesos y articulaciones irán desapareciendo.

21. Dolor de garganta: salvia

Hierve dos cucharaditas de salvia en una taza de agua por diez minutos. Cuela y añade una cucharadita de sal marina. Haz gárgaras cuando sientas un dolor punzante.

22. Dolor de riñones: palo azul

Esta maderita es usada en una infusión que adopta un color azul con matices dorados, y que es supereficaz para limpiar los riñones de la dolorosa arenilla. Por eso, es también una excelente forma de prevenir la formación de piedras. Sólo tienes que cocer algunos trozos y tomar 1 litro de agua durante el día.

23. Dolor de muelas: hoja de guayaba

La hoja del conocido fruto tiene cualidades anti-inflamatorias, por eso se utilizan para aliviar el dolor de muelas, haciendo gárgaras con una infusión al tiempo. Sólo tienes que hervir 40gr de hojas en un litro de agua y hacer las gárgaras 2 veces al día o cuando tengas molestias.

24. Estrés: lavanda y baño caliente

La lavada se puede tomar en infusión para relajar. Pero, alternativamente, puedes tomar un baño caliente con el aceite esencial de esta planta, lo que relajará todo tu cuerpo y tu sistema –pues es una forma de inhalar el benéfico vapor de la lavanda–.

25. Espinillas: vinagre de manzana

Sólo tienes que frotar directamente sobre las espinillas un poco de vinagre de manzana antes de dormir.

26. Fatiga: yerba mate

La yerba mate es un excelente energético que ayuda a la concentración. Si no sabes cómo tomarla, aquí te decimos cómo. Es muy amarga, pero la puedes endulzar con un poco de miel.

27. Gastritis: agua de coco

El agua de coco tiene ácidos grasos que favorecen el sistema digestivo. Pero además tienen un efecto desinflamatorio, y como la gastritis es la inflamación del revestimiento estomacal, la mejor manera de contrarrestarla es con un antiinflamatorio natural como el agua de coco.

28. Gripa: jengibre, cúrcuma y ajo

Esta combinación es infalible para tratar la gripa. El ajo es un potente antibiótico, el jengibre un gran analgésico y la cúrcuma es un desintoxicante. La combinación de estos tres ingredientes en una infusión con miel no sólo sabe mejor de lo que podrías esperar, sino que puede cortar la gripa mejor que cualquier medicamente sintético. Incluso la puedes tomar para prevenir resfriados (verás que sobrevivirás al invierno sin una sola gripa).

29. Hemorroides: papa

Raya una papa y haz una pequeña compresa con un trozo de tela. Aplícala en la zona durante varios minutos, varias veces al día. El almidón de la papa ayudará a aliviar los síntomas y a desinflamar.

30. Herida infectada: miel

La miel es un antiséptico natural que inhibe el crecimiento bacteriano gracias a su alta concentración de glúcidos. Poner un poco de miel sobre una herida infectada ayudará a su rápida curación. También calma el dolor y ayuda a cicatrizar.

remedios-naturales-caseros-enfermedades-comunes-problemas-salud

31. Hongos en los pies: vinagre

Sólo tienes que sumergir los pies durante 20 minutos en una solución de agua con un vaso de vinagre. Intenta hacerlo durante 1 semana y mira los resultados.

32. Indigestión: menta

Desde hace mucho, la menta es el mejor digestivo. Tomar un té de sus aromáticas hojas te ayudará a sentirte mucho más ligero.

33. Infección en vías urinarias: jamaica

Para prevenir o para tratar la infección en vías urinarias se tiene que poner un puño de flores en 1 litro de agua y hervir durante unos minutos. Debes tomar esta agua a lo largo del día, preferentemente sin azúcar. Si tienes molestias, verás que éstas desaparecerán en pocas horas.

34. Insomnio: hierba de San Juan

Si tomas una taza de té hecha con esta hierba, dormirás muy bien. Pero su efecto es tan potente que debes tener cuidado: usa solamente lo que alcances a tomar con tu dedo índice, medio y pulgar.

35. Mal aliento: aceite 

Se ha comprobado lo eficaz que es el aceite –ya sea de oliva o de coco– para tratar el mal aliento, gracias a sus propiedades antibacteriales. Sólo tienes que tomar una cucharada y mantenerla en tu boca por 20 minutos. Luego sólo enjuaga y cepilla tus dientes.

36. Mal olor corporal: clorofila

Bebe clorofila: es un pigmento que tiene hemoglobina, una molécula que transporta el oxígeno y que ayuda a regular un montón de cosas en el organismo (como los glóbulos rojos). Por lo mismo, se ha comprobado que ayuda contra el mal olor corporal. Sólo tienes que añadir una cucharadita a un litro de agua que sea tu agua de uso.

37. Mal olor en pies: bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato absorbe los malos olores, lo que lo hace un remedio muy poco invasivo contra el mal olor, ya que no suprime el flujo de la sudoración, sino que evita que éste ocasione mal olor. Si lo combinas con limón –que es antiséptico– verás que el mal olor dejará de insistir cada vez que te quitas los zapatos.

38. Moretones: cebolla

La alinasa es una sustancia natural que ayuda a estimular circulación de la sangre. Por eso basta con aplicar una rodaja de cebolla en la zona afectada del golpe, y así no aparecerán hematomas, o serán menos prominentes de lo que podrían ser.

39. Piel irritada: té verde

Una taza de té verde previamente enfriada y aplicada suavemente con un algodón ayuda a acelerar la recuperación de la piel, sobre todo después de la exposición al sol o a las toxinas de los radicales libres. Esto porque sus activos estimulan la reparación de los tejidos.

40. Quemaduras: miel

Si es una quemadura de primer o segundo grado, la miel te ayudará a aliviar u restaurar el tejido. Sólo aplícala en toda la herida, dejando solo un pequeño espacio para que respire la piel.

41. Reducir colesterol malo: diente de león

Tomada en infusión, las hojas de esta flor contribuyen a reducir los niveles de colesterol malo, pues por sus propiedades disminuye la síntesis de éste en la sangre. Puedes consumirla tres veces al día si tienes el colesterol alto y comprobar que después de 1 semana, éste habrá bajado.

42. Regular ciclo menstrual: hoja de frambuesa

Para las mujeres siempre es bueno tomar esta planta en infusión, pues en general combate los síntomas de todas las fases de la menstruación. Pero sobre todo, es útil para regular las hormonas, lo que a su vez regula el ciclo menstrual.

43. Resaca: Agua de coco y plátanos

El agua de coco te re-hidratara y te devolverá los electrolitos perdidos, mientras que el plátano repondrá todo el potasio que hayas perdido (pues el alcohol en exceso te hace perder potasio).

44. Flujo nasal: agua tibia con sal

Una solución de agua tibia con sal ayuda limpiar la mucosidad y a disminuir la hinchazón en la nariz por sus efectos antiinflamatorios. Debes usar media cucharadita de sal sin yodo en un vaso pequeño de agua. Luego pon un poco de la mezcla en la palma de tu mano e inhálala. Y para finalizar, suena tu nariz suavemente.

45. Sinusitis: eucalipto

El eucalipto tiene propiedades desinflamatorias muy potentes. Para tratar la sinusitis tienes que cocer un puñado de las hojas del eucalipto y aspirar los vapores, cubriendo tu cabeza con una toalla. Quédate así el tiempo que dure el vapor.

46. Sudor excesivo: papa

Antes de salir de casa, coloca por poco menos de 1 minuto una rodaja de papa debajo del brazo, en las axilas. Verás que sudarás mucho menos, porque la papa ayuda a absorber el exceso de agua gracias a su contenido de potasio. De hecho, también es bueno consumirla, pues el potasio ayuda contra la retención de líquidos que puede causar sudor excesivo –es decir, que el agua retenida por el sodio se escape por otros lados, como tus poros–.

47. Tos: limón con sal y pimienta

Nada más simple para cortar la tos de inmediato que chupar la mitad de un limón con sal y pimienta. Esta combinación recubre la garganta, la desinflama y desinfecta.

48. Uñas débiles: aceite de coco

Masajea diariamente tus uñas con un poco de aceite de coco: esto las fortalecerá paulatinamente.

49. Varices: castaño de indias

El ingrediente activo de su esencia, la aescina, ayuda a promover una mejor circulación sanguínea. Basta una dosis diaria de cien miligramos de extracto de este árbol, que se puede tomar en un poco de agua. Si además de eso sales a caminar 30 minutos al día, podrás despedirte de las varices.

50. Vómito: cedrón

El té de cedrón es usado en la medicina tradicional mexicana para aliviar el vómito y las náuseas. Además es antiespasmódico, lo cual es útil en caso de tener también dolores de estómago.



Menos es más: editar la vida para ser feliz con lo indispensable

Menos cosas, menos espacio y menos estrés. Más ahorro, más versatilidad y más conciencia ambiental.

¿Poseer es realmente lo que se necesita para tener una buena calidad de vida? La frugalidad es un concepto (y potencialmente, una filosofía de vida) que sugiere que se puede ser más feliz con menos. Menos es más.

Se ha puesto de moda mejorar la calidad de vida bajo la falsa creencia de que hay que ‘equiparse’ de objetos, outfits, accesorios y gadgets que contribuyan a mantener esa calidad de vida. 

Sin embargo, la frugalidad apunta a que reevalúes lo que tienes, dones lo que no usas, tires lo que no sirve, y guardes únicamente lo que es fundamental y magnífico. Lo que te durará años.

frugalidad jeremy-lapak-553145-unsplash
Jeremy Lapak

De qué hablamos cuando hablamos de frugalidad

Tal vez no conocías el término, pero seguro has vivido la frugalidad: al acampar en la nada llevando sólo lo básico, al viajar y hospedarte en un hostal, o tal vez cruzando el mar en una lancha.

¿Te dio más libertad? ¿Sentiste que te rendía el tiempo? La fórmula es sencilla: menos cosas = menos espacio y por lo tanto menos estrés, menos daños al ambiente, más ahorro y más versatilidad en la vida.

La vida editada. La frugalidad te permite ver cuánto eres capaz de acumular en contraste con lo que realmente posees, y te podría ayudar a encontrar el equilibrio, que se traduce en comprar menos, pedir más prestado y, en general, apreciar lo que tienes.

Si has viajado con él, te has mudado con él y lo llevas a cualquier parte del mundo, probablemente tienes un objeto valioso.

Uno vale, pero ¿qué pasa cuando son muchos? ¿y cuando entre esos muchos, hay unos que ya ni recuerdas? Ahí ya no tienes un objeto valioso ni magnífico; tienes un problema.

 

Consumir menos: una tendencia hacia el futuro

Según un estudio de Euromonitor International, una de las megatendencias -de cambio a largo plazo- que moldearán a los consumidores y las industrias para el 2030 es la frugalidad (y ojalá que tengan razón):

Un aspecto es la ‘frugalidad glorificada’, que ve al consumidor de clase media celebrar el bajo precio de las cosas, al mismo tiempo que reduce el desperdicio. Para ganarse a los ‘frugales’, las compañías deben diseñar para la longevidad, enfatizando la buena calidad, reutilización, fácil mantenimiento y buscar ‘ganancias de valor revolucionarias.

Sarah Boumphrey, directora de investigación de Economías y Consumidores en Euromonitor International, señaló:

Una tendencia que empezó a abrise paso, por ejemplo, con Ingvar Kamprad, el fundador de IKEA, que fue una de las 10 personas más ricas del mundo.

En el camino hacia el crecimiento de su imperio, Kamprad publicó La Biblia de IKEA, que incluye máximas como “malgastar recursos es un pecado mortal”.

A lo largo de su vida, el empresario mostró poco interés en los lujos de la riqueza. Volaba en clase económica y durante 2 décadas manejó un Volvo. También se alojaba en hoteles baratos y compraba en los supermercados locales.

Según Kamprad, deberíamos dividir nuestras vidas en unidades de 10 minutos y sacrificar la menor cantidad posible de ellas en actividades sin sentido.

frugalidad nordwood-themes-490552-unsplash (1)
Nordwood Themes

Frugalidad paso a paso

Entonces, tómate un día para limpiar tu guardarropa, el armario debajo de las escaleras, la habitación de invitados, tu desván o sótano, y analiza:

  • ¿Cuál fue el pensamiento detrás de esa compra?
  • ¿Querías estar al día con esa prenda?
  • ¿Darte un gusto después de un día difícil?
  • ¿Era una ganga demasiado buena para dejarla?
  • ¿Realmente valió la pena?
  • ¿Es superfluo?

Pienso, luego consumo. ¿Esto me hará realmente feliz? El escritor y diseñador Graham Hill propone editar sin piedad:

Limpia las arterias de tu vida. ¿Qué haces con la camisa que no has usado en años? Es hora de dejarla partir.

Otra máxima de Hill es que lo pequeño es sexy: espacios eficientes y multifuncionales, como un comedor que se convierta en cama, u objetos de diseño como una estufa con tres quemadores (en lugar de seis).

El diseñador textil y artista británico William Morris escribió:

No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o creas que es hermoso.

Es un mantra que puedes intentar vivir ahora.

frugalidad ron-mcclenny-603462-unsplash (1)
Ron McClenny