Dale un respiro a tus pulmones al consumir una de estas 3 hierbas

Tus pulmones filtran todo el oxígeno que tu cuerpo necesita, ayúdales de manera natural con alguna de estas tres infusiones.

Los niveles de polución del aire continúan incrementando todos los días. Nuestros pulmones se encargan de filtrar el aire que respiramos removiendo los contaminantes dándole a nuestro cuerpo el oxígeno que requerimos para funcionar. Puedes cuidar de tus pulmones evitando fumar, respirando profunda y lentamente, pero también puedes fortalecerlos al consumir algunas de estas súper hierbas:

Farfara

coltsfoot-bsp

Cultivada desde hace miles de años por los indios americanos, esta hierba limpia los pulmones y remueve la mucosa excedente de los bronquios. Puede ser utilizada como un tratamiento adicional para  mitigar los síntomas del asma, tos, bronquitis, y otros padecimientos pulmonares.

Se puede consumir en tés o en un extracto conocido como tintura.

Helenio

S1470036

Esta planta también es empleada por los indios americanos desde hace siglos para expulsar la mucosa excedente de los pulmones. Tiene propiedades antibacterianas y ayuda a tratar infecciones pulmonares como la bronquitis.

La manera más eficaz de consumirlo es en té. Debes disolver una cucharadita de la hierba seca en una taza de agua hirviendo y beber la infusión tres veces al día por tres semanas.

Barbasco

Mullein

Tanto las flores como las hojas del barbasco se utilizan para crear un extracto herbal que fortalece los pulmones. Como las otras dos hierbas de esta nota, el barbasco limpia los pulmones y remueve la mucosa excedente, pero también reduce la inflamación de las vías respiratorias.

Para preparar un té debes disolver una cucharadita de la hierba en una taza de agua hirviendo y beberlo una vez al día.

 Antes de consumir cualquier remedio natural consulta a tu médico de cabecera.



Menos es más: editar la vida para ser feliz con lo indispensable

Menos cosas, menos espacio y menos estrés. Más ahorro, más versatilidad y más conciencia ambiental.

¿Poseer es realmente lo que se necesita para tener una buena calidad de vida? La frugalidad es un concepto (y potencialmente, una filosofía de vida) que sugiere que se puede ser más feliz con menos. Menos es más.

Se ha puesto de moda mejorar la calidad de vida bajo la falsa creencia de que hay que ‘equiparse’ de objetos, outfits, accesorios y gadgets que contribuyan a mantener esa calidad de vida. 

Sin embargo, la frugalidad apunta a que reevalúes lo que tienes, dones lo que no usas, tires lo que no sirve, y guardes únicamente lo que es fundamental y magnífico. Lo que te durará años.

frugalidad jeremy-lapak-553145-unsplash
Jeremy Lapak

De qué hablamos cuando hablamos de frugalidad

Tal vez no conocías el término, pero seguro has vivido la frugalidad: al acampar en la nada llevando sólo lo básico, al viajar y hospedarte en un hostal, o tal vez cruzando el mar en una lancha.

¿Te dio más libertad? ¿Sentiste que te rendía el tiempo? La fórmula es sencilla: menos cosas = menos espacio y por lo tanto menos estrés, menos daños al ambiente, más ahorro y más versatilidad en la vida.

La vida editada. La frugalidad te permite ver cuánto eres capaz de acumular en contraste con lo que realmente posees, y te podría ayudar a encontrar el equilibrio, que se traduce en comprar menos, pedir más prestado y, en general, apreciar lo que tienes.

Si has viajado con él, te has mudado con él y lo llevas a cualquier parte del mundo, probablemente tienes un objeto valioso.

Uno vale, pero ¿qué pasa cuando son muchos? ¿y cuando entre esos muchos, hay unos que ya ni recuerdas? Ahí ya no tienes un objeto valioso ni magnífico; tienes un problema.

 

Consumir menos: una tendencia hacia el futuro

Según un estudio de Euromonitor International, una de las megatendencias -de cambio a largo plazo- que moldearán a los consumidores y las industrias para el 2030 es la frugalidad (y ojalá que tengan razón):

Un aspecto es la ‘frugalidad glorificada’, que ve al consumidor de clase media celebrar el bajo precio de las cosas, al mismo tiempo que reduce el desperdicio. Para ganarse a los ‘frugales’, las compañías deben diseñar para la longevidad, enfatizando la buena calidad, reutilización, fácil mantenimiento y buscar ‘ganancias de valor revolucionarias.

Sarah Boumphrey, directora de investigación de Economías y Consumidores en Euromonitor International, señaló:

Una tendencia que empezó a abrise paso, por ejemplo, con Ingvar Kamprad, el fundador de IKEA, que fue una de las 10 personas más ricas del mundo.

En el camino hacia el crecimiento de su imperio, Kamprad publicó La Biblia de IKEA, que incluye máximas como “malgastar recursos es un pecado mortal”.

A lo largo de su vida, el empresario mostró poco interés en los lujos de la riqueza. Volaba en clase económica y durante 2 décadas manejó un Volvo. También se alojaba en hoteles baratos y compraba en los supermercados locales.

Según Kamprad, deberíamos dividir nuestras vidas en unidades de 10 minutos y sacrificar la menor cantidad posible de ellas en actividades sin sentido.

frugalidad nordwood-themes-490552-unsplash (1)
Nordwood Themes

Frugalidad paso a paso

Entonces, tómate un día para limpiar tu guardarropa, el armario debajo de las escaleras, la habitación de invitados, tu desván o sótano, y analiza:

  • ¿Cuál fue el pensamiento detrás de esa compra?
  • ¿Querías estar al día con esa prenda?
  • ¿Darte un gusto después de un día difícil?
  • ¿Era una ganga demasiado buena para dejarla?
  • ¿Realmente valió la pena?
  • ¿Es superfluo?

Pienso, luego consumo. ¿Esto me hará realmente feliz? El escritor y diseñador Graham Hill propone editar sin piedad:

Limpia las arterias de tu vida. ¿Qué haces con la camisa que no has usado en años? Es hora de dejarla partir.

Otra máxima de Hill es que lo pequeño es sexy: espacios eficientes y multifuncionales, como un comedor que se convierta en cama, u objetos de diseño como una estufa con tres quemadores (en lugar de seis).

El diseñador textil y artista británico William Morris escribió:

No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o creas que es hermoso.

Es un mantra que puedes intentar vivir ahora.

frugalidad ron-mcclenny-603462-unsplash (1)
Ron McClenny


Remedios caseros para las incómodas picaduras de mosquitos

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio.

1. Una compresa fría o hielo. Sí, lo más rápido para reducir la hinchazón y la picazón de una picadura de mosquito, es la sensación de frío. Algunos estudios han comprobado que el frío ayuda a reducir cualquier picazón relacionada con la histamina. Lee aquí el estudio. 

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio. 

3. Bicarbonato de sodio y agua. Aplica esta pasta dejándola reposar durante algunos minutos antes de lavarlo. Dado que la mezcla posee propiedades alcalinas, esto permite neutralizar el pH de la piel. 

4. Limón o jugo de limón. Gracias a los compuestos químicos del limón, ayuda a liberar la sensación de picazón. Sin embargo, no salgas al sol cuando apliques este remedio. 

5. Vinagre. El vinagre es un antibacterial natural. Coloca unas cuantas gotas en un algodón y aplícalo en las picaduras. En caso que sean muchos piquetes, utiliza unas cuantas tazas de vinagre en agua caliente y hunde la zona afectada. 

6. Aceites esenciales. El ideal es tea tree o té de árbol. Es un antiséptico natural que ayudará a la sensación de picazón. Otra opción es el aceite de lavanda, el cual ayudará a disminuir la incomodidad. 

7. Miel. Es un antibacterial natural que ayuda a limpiar las heridas. Además a desinflamar la zona.