¿Cómo y por qué debes cultivar la stevia? Aquí te lo decimos

Estudios sugieren que esta planta, cultivada desde hace siglos en Sudamérica, podría ayudar a prevenir la diabetes ya que es 300 veces más dulce que el azúcar y no contiene calorías.

¿Más dulce que el azúcar, de origen natural y sin calorías? Suena demasiado bueno para ser posible, pero afortunadamente, la stevia sí existe. Esta planta tropical ha sido cultivada en Sudamérica desde hace siglos y además de endulzar algunos alimentos, también se utiliza en tónicos que ayudan a mitigar algunos síntomas asociados con el reflujo, presión alta, gota y diabetes tipo 2.

Recientemente compañías locales e internacionales han comenzado a vender la stevia como un endulzante natural y lo han incluido también en una amplia gama de productos bajos en caloría. Coca-Cola planea endulzar la versión “light” de sus refrescos con stevia, en Reino Unido ya endulzan el Sprite con la planta, aunque algunos consumidores se han quejado de un sabor extrañamente dulce permanece en la boca después de beberlo.

Además de su bajo contenido calórico, la stevia también tiene propiedades que benefician la salud, y aunque es relativamente fácil comprarla como un endulzante, cultivar la planta es mucho más natural y beneficioso para la salud. El consumo de la stevia ha sido asociado con una mejora del aparato digestivo en general, reduce la presión arterial, ayuda a las personas que sufren de ansiedad, reduce los niveles de grasa en personas con obesidad y es diurética.

Su cultivo:

stevia

Puedes comprar las semillas de la stevia o una planta en un invernadero.

La stevia requiere poco sol y mucha agua. Si vas a plantarla al aire libre, por ejemplo en un jardín, asegúrate de que no le dé mucho viento pues este la deshidrata.

Cada otoño, cuando la planta haya floreado y ya no crezca más debes cortar las hojas y secarlas. Si planeas secarlas al sol debes evitar que les dé directamente, para así conservar todas sus propiedades. Puedes secarlas en un espacio aireado adentro de tu casa, por ejemplo en tu cocina.

Su consumo:

21-72-thickbox

Se recomienda masticar 4 hojas antes o durante el desayuno todos los días y hojas más durante la comida o la cena. Alternativamente se puede hacer una infusión utilizando las hijas secas. Al igual que las hojas frescas una taza se debe consumir con el desayuno y otra durante la comida o la cena. Para hacer la infusión debes hervir una cucharadita de hojas secas por cada taza de agua y dejar reposar por 10 minutos.

Debes consultar a tu médico de cabecera antes de consumir stevia para estar seguro de que es un tratamiento alternativo adecuado para ti.



¿Por qué el agua relaja la mente?

Estar cerca del agua calma nuestros sentidos, y los científicos dicen que esto tiene un efecto positivo en nuestros cerebros.

Mirar el agua y escuchar su sonido coloca a nuestras mentes sobrecargadas en un estado relajado e hipnótico. En esta situación, nuestro cerebro procesa de manera diferente los pensamientos, lo que lleva a estados más tranquilos y creativos y aumenta el bienestar.

Actualmente, los neurocientíficos y psicólogos se abocan mucho más a estudiar el impacto del mar, los ríos y los lagos en nuestra felicidad y bienestar, al estar rodeados de lo que se conoce como espacios azules. Wallace J. Nichols, un biólogo marino, ha escrito sobre las diferentes maneras en que los cuerpos de agua nos afectan positivamente.

 

El agua induce estados meditativos

Escuchar el ruido de las olas junto al océano, puede llevarnos a un estado meditativo consciente. Se ha encontrado que el sonido de las olas altera los patrones de onda del cerebro y provoca un estado meditativo y relajado. Incluso, el simple hecho de observar el movimiento del agua hace que nuestras mentes se calmen. Esto tiene numerosos beneficios, pues contribuye a reducir la depresión y a disminuir los niveles de estrés y ansiedad, y promueve una mejor claridad mental y patrones de sueño.

 

Invoca la inspiración y la creatividad

Cuando estamos cerca del agua, nuestro cerebro pasa del modo ocupado al modo relajado. Esto, naturalmente, hace que el cerebro se “abra”, ya que no se centra en los millones de pensamientos que giran alrededor, que a menudo pueden provocar estrés o ansiedad. Cuando el cerebro está relajado, se abre más a pensamientos creativos.

 

Da un sentido de asombro

Para la psicología positiva, el asombro es un factor importante. La emoción del asombro contribuye en gran medida a nuestra felicidad, porque no sólo nos permite estar en el momento presente sino que nos hace pensar en nuestro lugar en el mundo e invoca un sentimiento de humildad, así como sentimientos de conexión con algo más allá de nosotros mismos, frente a la vastedad pura de la naturaleza.

 

Potencia los beneficios del ejercicio

Obviamente, hacer ejercicio es una buena manera de mejorar nuestro bienestar mental. Sin embargo, salir a correr o caminar por el océano hará que estos beneficios sean diez veces mayores. La idea es que estar rodeado de un espacio azul desencadena beneficios más positivos al hacer ejercicio, pues la ingesta de iones negativos en nuestros sistemas aumenta en esta situación.

tiburones marco-del-borrello-28383-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Marco del Borrello via Unsplash

 

Es una gran fuente de iones negativos

Los iones positivos son emitidos por aparatos eléctricos como computadoras, microondas y secadoras de pelo que nos despojan de nuestra energía natural, mientras que los iones negativos son generados por cascadas, olas de océanos y tormentas eléctricas. Una gran cantidad de iones negativos en la atmósfera acelera nuestra capacidad de absorber oxígeno y de equilibrar los niveles de serotonina (el químico relacionado con el estado de ánimo y el estrés), y contribuye a rejuvenecer la mente y mejorar el estado de alerta y la concentración.

beneficios-agua-relaja-mente-salud

 

Haz una inmersión natural

Sumergirse en una fuente natural de agua, como el mar o un lago, vigoriza enormemente tu cuerpo. Las diferentes temperaturas tienen beneficios por ambos lados: el frío puede proporcionar un tratamiento calmante para los nervios y refrescar el cuerpo, mientras que las aguas más cálidas durante el verano pueden ayudar a relajar los músculos y las tensiones corporales.

Entonces, ya sea que elijas relajarte cerca de una fuente o en el muelle de la playa más cercana, descansa tranquilo sabiendo que los efectos calmantes del agua están trabajando en tu mente, cuerpo y alma.

 

* Fotografía principal: Maya Beano