Celebra la temporada sin ser un idólatra del consumismo

Es fácil caer en el consumismo extremo en una época del año que está llena de rebajas y que te hace creer que necesitas un millón de cosas. Pero evitarlo es signo de conciencia y responsabilidad. Aquí te damos algunos tips para esquivar las trampas del consumismo temporal.

Creemos que cada vez que llega una época de consumismo exagerado como esta, es importante recordar algunas cosas y ser más inteligentes a la hora de tomar decisiones de compra. En diciembre los iPads, iPods, laptops, etcétera reducen sus precios increíblemente. De hecho, la mayoría de las compañías ganan un cuarto de su ingreso anual en este mes, ayudándose con gangas y rebajas. Y ello no tiene nada de malo, pero si ya tienes un dispositivo en buenas condiciones, no porque esté tentadoramente rebajado compres uno nuevo. Es importante tener en mente las horribles condiciones de las minas de coltán, un mineral usado en celulares, tabletas y computadoras. Y el destino de nuestra basura electrónica tampoco es un lugar agradable.

Ello no significa que no debamos reglar cosas o comprar regalos para nosotros en temporada de navidad. Pero hay varias alternativas para ayudar a negocios que estén haciendo algún bien al mundo.

Compra productos de comercio libre u orgánicos, compra todo tipo de cosas que estén hechas localmente, por ejemplo. Cocina o haz algo tú mismo. Regala experiencias como un certificado de regalo para clases de Pilates o de yoga o de masajes.

Cuando se trata de niños todo es un poco más complicado. Ellos no entienden (y no tienen por qué hacerlo) lo que está mal en el consumismo. Normalmente quieren los juguetes más promocionados en la televisión. Es importante validar su opinión, y eso puede significar comprarles alguno de estos juguetes, pero adicionalmente puedes regalarles algo educativo o creativo. O incluso algo para promover el ejercicio al aire libre como una bicicleta o un balón de futbol.

Este año intenta preguntarte: ¿realmente lo necesito?; ¿realmente alguien lo necesita?; ¿cómo se fabricó este producto y qué pasará cuando se desgaste? Muy felices fiestas :)



8 cosas que puedes hacer para tener una Navidad ecológica

Para cuidar al medio ambiente, como si se le estuviera ofreciendo un regalo de Navidad, te compartimos una serie de hacks que te ayudarán a producir menos basura en estas fechas decembrinas.

¿Sabías que el 35 por ciento de los residuos que se generan en fechas de Navidad y Año Nuevo son empaques y envolturas innecesarias? Basta dar una ojeada a los intercambios navideños, regalos anticipados y la preparación de las fiestas para darnos cuenta de la cantidad de basura que se genera tan sólo en estas fechas. 

Sin darnos cuenta, este tipo de dinámicas tienen un fuerte impacto en el medio ambiente: los residuos –papeles, moños, bolsitas– terminan en la basura; la basura llega al depósito; el depósito a la tierra o al océano, afectando a la biodiversidad tanto vegetal como a la animal y por tanto al ecosistema. 

Así que para cuidar al medio ambiente, como si se le estuviera ofreciendo un regalo de Navidad, te compartimos una serie de hacks que te ayudarán a producir menos basura en estas fechas decembrinas: 

Evita usar moños y bolsas que podrán terminar en la basura. Mientras menos consumo, menos efecto habrá en el medio ambiente y también en tu bolsillo.

Reutiliza las bolsas o envolturas de los regalos que recibas. Ya sea para próximos regalos de Navidad o para reciclar papel, este tipo de actividades ayudarán a prevenir la contaminación y a cuidar al medio ambiente. 

Di “no” a las bolsas de plástico en las tiendas locales o supermercados. En su lugar, elige bolsas de tela que podrás reutilizar sin generar un impacto en el medio ambiente. 

– Si vas a pedir comida para estas fechas, en especial para la cena de Noche Buena, Navidad y Año Nuevo, lleva contenedores reutilizables. Evita a toda costa unicel o plástico PET, aunque sea para un vaso de ponche o atole. En caso que sea inevitable y tengas vasos o contenedores de poliestireno expandido, recuerda que hay un centro de acopio para este tipo de material en la CDMX

Desconectar los aparatos eléctricos cuando no estén funcionando; eso incluye el árbol de Navidad cuando no haya nadie en casa y durante la noche. 

Usa focos y series de luces de bajo consumo eléctrico. 

No consumas alimentos que afecten a la economía local y a la biodiversidad. Por ejemplo, evita los camarones que son criados en humedales costeros tropicales, ya que producen graves daños a la biodiversidad. 

Busca juguetes de artesanía local y de materiales tanto biodegradables como naturales. 

 



¿Cuántos productos consumirás a lo largo de tu vida? (LISTA)

Ser consciente de lo que se consume y desecha implica una serie de pequeñas decisiones día con día: ¿beber café en vaso de unicel?, ¿reutilizar o no el papel?, ¿qué envoltura usar para envolver un regalo?

Todos los días consumimos, ya sea alimentos, ropa, tecnología, papelería, agua o cualquier otro artículo que nos resulte necesario para sobrevivir. El planeta nos brinda todos estos elementos con la materia prima para transformarlos a nuestra conveniencia.

Sin embargo, actualmente se consumen recursos naturales más rápido de lo que se pueden volver a generar y se desechan residuos más rápido de lo que pueden ser degradados. Se calcula que, actualmente, el medioambiente tarda 18 meses en recuperarse de lo que los humanos gastan y desechan en 1 año.

Ser consciente de lo que se consume y desecha implica una serie de pequeñas decisiones día con día: ¿beber café en vaso de unicel?, ¿reutilizar o no el papel?, ¿qué envoltura usar para envolver un regalo?, etcétera.

A lo largo de toda una vida habremos consumido una gran lista de productos naturales y manufacturados, mismos que se traducen en enormes cantidades de residuos; por ejemplo, se calcula que en México existen 65,000,000 de teléfonos celulares y cada año se desechan 15,000,000 de los mismos.

Para hacernos una idea de cuánto consume una persona en toda su existencia, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) hizo el cálculo promedio de una vida de 65 años.

Los resultados son los siguientes:

* 13,345 huevos

* 5,272 manzanas

* 400 cremas

* 5,800 pañales

* 4,280 barras de pan

* 15 cerdos

* 845 latas de alimentos

* 190 shampoos

* 78 cepillos de dientes

* 35 geles para el cabello

* 270 desodorantes

* 2,450 periódicos

* 16 teléfonos celulares

* 1,200 pollos

* 7,550 litros de leche

* 10,866 zanahorias

* 276 pastas de dientes

* 5.6 bronceadores

* 21 borregos

* 4 vacas

* 4,500 litros de cerveza

* 5,600 litros de refrescos de cola

* 4,000 rollos de papel higiénico

* 11,000 toallas sanitarias o tampones

* 10,000 barras de chocolate

A cada habitante del planeta nos corresponde un promedio de 1.8 hectáreas para satisfacer nuestras necesidades, el equivalente a 2.5 canchas de fútbol; sin embargo, actualmente cada persona consume 2.7 hectáreas, es decir, 3.6 canchas.

Sin duda, estas cifras nos hacen considerar integrar prácticas a favor del consumo responsable que pueden resultar muy sencillas, como consumir productos locales y frutas de temporada y elegir productos ecoamigables. Con pequeñas acciones, se pueden crear grandes resultados. Y tú, ¿cuánto consumes?

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y/Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic