10 consejos para tener una Navidad eco-amigable

Estas sugerencias te ayudarán a tener un Fin de Año alegre y sustentable, en sintonía con el medio ambiente.

Para la mayoría de nosotros el fin de año implica muchas celebraciones, buen comer y pasar tiempo en familia. Estas actividades tienden a llevarnos a gastar mucho dinero, comprar muchos regalos (algunos no muy provechosos) y a ocupar mucha energía iluminando nuestras casas o visitando un centro comercial. Compartimos algunos consejos que los ayudarán a gastar un poco menos y a cuidar el medio ambiente durante las celebraciones de este año.

  1. No compres decoraciones navideñas de plástico: puedes intentar hacer las tuyas con materiales reciclados, por ejemplo ropa vieja, palos de paletas heladas o dulces y cartón.
  2. Utiliza luces LED para decorar tu casa: los focos LED utilizan 80% menos energía que los normales. Si no quieres utilizar luces puedes usar velas a base de cera vegetal o de soya, estas están hechas con materiales biodegradables y renovables.LED-Christmas-Lights
  3. Planea bien tus compras: haz una lista con todas las cosas que debes comprar para que no tengas que hacer varios viajes. Puedes coordinar un viaje al centro comercial con tu familia y llevar solo un coche.
  4. Evita las bolsas de plástico: mejor lleva contigo bolsas reutilizables cada vez que compres algo, solo recuerda llevar tu recibo de compra en la mano cuando salgas de las tiendas.
  5. Usa papel reciclado para envolver tus regalos: sé creativo, utiliza periódico y otros materiales que tengas en casa. Puedes envolver tus regalos en una bufanda, tela vieja o decorar materiales reciclados.
  6. Busca regalos eco-amigables: puedes comprar un certificado de una organización caritativa como Oxfam o dar regalos eco-conscientes como focos fluorescentes, una cabeza de regadera de bajo flujo o quizá una linda bolsa reutilizable para ir de compras. Si quieres ser más alternativo puedes hacer un exfoliante casero o un bello terrario.
  7. Busca un árbol navideño diferente: no compres un árbol de plástico, no son biodegradables y contaminan mucho. Puedes optar por un arbusto perenne en una maceta, como un Magnolia o un bonsái. Si no deseas invertir en un árbol puedes construir el tuyo con ramas secas o dibujar uno en la pared.15-Fantastic-Alternative-Christmas-Tree-Ideas-12
  8. Utiliza platos no-desechables: en vez de comprar platos de plástico o de papel para tus fiestas utiliza platos de porcelana, contaminan menos y son reusables.
  9. Lava los platos con agua fría: cuesta un poco más de trabajo más no es imposible. Si quieres ser más eco-amigable puedes emplear jabón para trastes biodegradable.
  10. Apaga las luces navideñas antes de dormir: no es necesario que las tengas prendidas todo el día y toda la noche, ilumina tus decoraciones en cuanto oscurezca y apágalas antes de acostarte, ahorrarás mucha energía y contaminarás menos.

Con un poco de creatividad puedes ahorrar dinero y cuidar del medio ambiente.



Regalos que protegen a la Madre Naturaleza

Esta celebración no puede alejarse de los compromisos adquiridos con el planeta y es por ello que crear nuestro propio obsequio o elegir un producto ecológico como presente también hará feliz a la Madre Naturaleza.

Estamos ya en mayo y lo primero que pasa en nuestra cabeza después el puente del primer día es cuál va a ser el regalo que le daremos a nuestra mamá. Esta celebración no puede alejarse de los compromisos adquiridos con el planeta y es por ello que crear nuestro propio obsequio o elegir un producto ecológico como presente también hará feliz a la Madre Naturaleza.

Un regalo hecho por nuestras propias manos se pueden fabricar con materiales que se tengan a la mano. Además de ahorrar dinero, el medio ambiente lo agradece. Este detalle se puede personalizar, de manera que le hará mucha más ilusión, al darse cuenta de que lo hiciste realmente pensado en ella.

Las opciones son muy diversas y pueden ser tan originales como la imaginación te lo permita. Cápsulas de café que se transforman en relojes, tapones de corcho en tarjeteros, cajas de CD’s que pueden ser alhajeros, en fin, hay infinidad de desechos que se pueden reutilizar.

Regálale a mamá tarjetas de papel reciclado por ti y no olvides agregar la leyenda “Reaprovéchame”, o “Deséchame correctamente”, tu mamá se sentirá muy orgullosa de que sigas esforzándote por ser cada día mejor.

Ahora que, si tu madre no te perdona las flores, opta por flores cultivadas de forma sustentable, donde su siembra se da sin prácticas nocivas para el entorno y la salud y con condiciones dignas de trabajo. Una de las formas de contribuir con los cambios, es investigar y elegir productos más sanos, con un desarrollo de producto ecológico y con prácticas dignas de trabajo.

Otra opción donde tu madre va a ser la envidia de la familia y de sus amigas en prepararle una comida y que mejor si es con productos orgánicos y gourmet. El sabor que ofrecen estos alimentos es sin igual.

Y si eso de hacer las cosas con tus propias manos no se te da, hay en el mercado perfumes y cosméticos realizados con certificaciones Cruelty Free, elaborados con productos naturales y sin sustancias irritantes ni tóxicas. Además, cada vez más grandes diseñadores se están sumando a esta nueva conciencia ambiental y están diseñando y creando ropa con productos naturales e incluso reciclados.

Con estos datos, ahora lo único que debes de hacer es elegir cual es el mejor regalo para tu mamá. Toma fotos y comparte con nosotros tus mejores creaciones. El planeta nos da tantas cosas que siempre hay forma de cuidarlo.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic.

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Las experiencias, más que los regalos, hacen memorables las fiestas: estudio

Echa a volar tu mente y busca cómo hacer de las fiestas una experiencia más que un botín para las compañías.

La máxima de que las experiencias son las que en realidad dan poesía a la vida, y felicidad, es verdad según estudios.

Luego de la Revolución Industrial, el capitalismo a través de la publicidad, ha inundado nuestra vida con la aspiración al consumismo. Y las festividades están especialmente impregnadas de esta voraz tendencia. Estemos o no de acuerdo, sucede que por festejar, aunque no seas consumista, quizá estarás algo consternado por ese regalo especial qué dar a las personas cercanas más queridas…

Un regalo puede que sea un detalle que de momento alegre o haga que la persona que lo reciba se sienta agradecida, pero lo más natural es que lo olvide con el tiempo.

Lo que verdaderamente no olvidamos, y de hecho pareciera fungir como un motor de  inspiración para toda la vida, y a los que solemos asirnos en los momentos difíciles, es a los recuerdos significativos, las experiencias memorables.

Cuando alguien en la familia ha preparado un viaje especial, un momento increíble, quizá en ese instante no se procese pero esa clase de recuerdos y vivencias son las que fortalecen y profundizan los lazos con las personas que queremos. Finalmente, las relaciones profundas son las que nos hacen sentirnos significativos e importantes para otros, parte de algo, y de algún modo personas que somos queridas; acaso, el amor, la cualidad que más bien le hace al ser humano.

En las festividades, más allá del consumismo, el sentimiento colectivo tiene una función y un poder: en el caso de la navidad, desde hace miles de años, por estar enmarcada en el solsticio de invierno. Sentirnos parte de una festividad mundial tiene sus bondades, incluso metafísicas, pero siempre hay maneras de celebrarlo de una manera más profunda y bella, que verdaderamente se conviertan en un archivo de recuerdos, de esos que dan un respiro de por vida, y sobre todo en los momentos más difíciles.