5 exfoliantes caseros que revitalizarán tu piel

Completamente naturales, estas sencillas recetas te ayudarán a lucir una piel increíble.

Milenariamente la sal y el azúcar han sido utilizados como exfoliantes naturales. En la actualidad generalmente compramos exfoliantes en el supermercado o en tiendas de belleza, nos prometen una piel más saludable, menos grasa, balanceada, etc., sin embargo no nos dicen la cantidad de químicos potencialmente dañinos que contienen y que cruelmente prueban en animales, así como microplásticos que contaminan el medio ambiente. En vez de gastar mucho dinero en estos productos, cuyos ingredientes no conocemos, te recomendamos estas 5 recetas para hacer tu propio exfoliante natural en casa.

Plátano y azúcar

3045053860_1b85de3266_b.jpg.492x0_q85_crop-smart

Esta receta no utiliza aceites, por lo que es ideal para pieles grasas.

Necesitas:

  • 1 plátano maduro
  • 3 cucharadas de azúcar granulada
  • ¼ de cucharada de extracto de vainilla (opcional).

Aplasta todos los ingredientes hasta tener una mezcla medio viscosa, si queda demasiado fina no servirá. Aplica la mezcla sobre tu cuerpo en la regadera y da un masaje. Si planeas usarla en tu cara no mezcles con azúcar, con el plátano basta. Enjuaga con agua tibia.

Azúcar gruesa y aceite

7204947906_9c7ca05c6a_z.jpg.492x0_q85_crop-smart

Ya que puedes almacenar esta mezcla en un frasco de vidrio, es un regalo ideal y original.

Necesitas:

  • 4 cucharadas de azúcar gruesa
  • 2 cucharada de aceite de olivo
  • 15-20 gotas de tu aceite esencial favorito (opcional)
  • Un frasco de vidrio limpio

Mezcla todos los ingredientes en el frasco, aplica sobre tu piel en la regadera y enjuaga con agua tibia. Es ideal para quitar piel seca o muerta y es excelente para pies resecos.

Coco y azúcar morena

5438922812_ac78d5a83b_o.jpg.492x0_q85_crop-smart

Ideal para la piel reseca, esta combinación hidrata muchísimo y huele delicioso.

Necesitas:

  • ½ taza de aceite de coco
  • ½ taza de azúcar morena
  • ½ cuchara de extracto de vainilla

Mezcla todos los ingredientes y aplica en la regadera. Antes de enjuagar date un masaje corporal con la mezcla.

Menta y azúcar para los labios

4786160275_8c6632ca1f_o.jpg.492x0_q85_crop-smart

Esta suave mezcla quitará la piel muerta de los labios mientras que los humecta y perfuma ligeramente.

Necesitas:

  • ½ cucharada de azúcar glass (también llamada azúcar en polvo)
  • ½ cucharada de aceite de jojoba u olivo
  • 1-3 gotas de aceite de menta o vainilla

Mezcla los ingredientes y aplica sobre los labios, masajea suavemente un minuto o dos y enjuaga.

Lavanda y sal de grano

6895358668_078b9f853f_b.jpg.492x0_q85_crop-smart

Otra excelente opción para un regalo, este exfoliante eco-amigable es fácil de hacer y lo puedes guardar en un frasco de vidrio.

Necesitas:

  • ½ taza de sal de grano gruesa
  • 1/3 de taza de aceite de jojoba, almendra o coco
  • 1 cucharada de lavanda seca
  • 16 gotas de aceite esencial de lavanda

Primero debes mezclar la sal con el aceite de jojoba, almendra o coco. Una vez que todo esté bien incorporado agrega el resto de los ingredientes y mezcla muy bien. Aplica en la regadera y da un suave masaje. Esta deliciosa mezcla te perfumará suavemente y además le dará un increíble brillo a tu piel.

Cítricos y sal o azúcar

citrus_scrub04-e1337688267663

Esta estimulante mezcla es la mejor manera de empezar tu día.

Necesitas:

  • ½ taza de sal o azúcar morena
  • ½ taza de aceite (jojoba, almendra, olivo, etc).
  • 1 cucharadita de ralladura de cítrico (limón, lima, naranja, toronja o una combinación de ellos)

Mezcla todo bien y aplica sobre la piel en la regadera, da un masaje. Evita los ojos.

Recuerda que puedes consentirte y cuidar del medio ambiente al mismo tiempo.



¿Cómo se ve un vestido después de estar dos años sumergidos en el Mar Muerto? (FOTOS)

Es un hermoso experimento artístico que le permitió conocer los enigmas este Mar Muerto.

Para su proyecto Salt Bride, la artista israelí Sigalit Landau decidió adentrarse en los misterios del Mar Muerto –ubicado entre Israel y Jordania–, sumergiendo un vestido negro durante dos años. Para ella se trató de un hermoso experimento artístico que le permitió conocer los enigmas este cuerpo acuático; como por ejemplo, los efectos de las altas concentraciones de cloruro de sodio, sales y minerales, sobre los microorganismos que viven en estas condiciones ambientales extremas, y los objetos que se introducen en él. 

Landau realizó este proyecto como la octava parte de una serie fotográfica inspirada en una obra de S. Ansky (1916), en donde una joven mujer sufría la posesión de su amante muerto. Se supone que el vestido negro que Landau desterró a las profundidades del Mar Muerto, era la réplica del que la actriz usó en 1920. ¿Quién podría imaginarse que los minerales y microorganismos que habitan en este medio ambiente podrían convertir en algo hermoso una triste historia de amor?

El Mar Muerto se ha convertido en un espacio natural, principalmente para recibir los múltiples beneficios de la sal. La composición de la sal posee propiedades saludables, principalmente para reducir síntomas de: enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios como el asma, eclampsia, afectaciones en la piel como eczemas, dolores musculares después de una actividad física intensa, dificultades digestivos –como laxante– e inclusive dolores de cabeza vasculares. 

 Más en Ecoosfera

Usa la sal del Himalaya para librarte de esa fastidiosa migraña

¿Baños con sal marina? Descubre aquí por qué deberías empezar a hacerlo



Sencillos consejos para practicar una belleza ecoamigable

Antes de eliminar todos los productos de belleza de tu hogar, primero realiza una investigación, con fuentes confiables.

Día a día, cuando nos miramos al espejo y empezamos a maquillarnos, ignoramos la manera en que esta pequeña acción puede repercutir en el bienestar tanto de nosotros como del planeta. Y es que la mayoría de los productos del cuidado de la piel o de belleza están hechos de ingredientes tóxicos que alteran al sistema corporal, aumentando el riesgo de contraer enfermedades como cáncer, infertilidad, desbalance hormonal, entre otros.

Si bien esta información es ya muy sabida, todavía falta por dar a conocer las alternativas y soluciones que promuevan el bienestar integral de planeta. Por ello, Ecoosfera, con el apoyo de Tree Hugger, le dedica unas cuantas palabras a estas soluciones:

Antes de eliminar todos los productos de belleza de tu hogar, primero realiza una investigación, con fuentes confiables, acerca de los productos que usas y por qué son nocivos para tu cuerpo, el agua con la que te lavas el producto en cuestión, por el ecosistema marino afectado por los químicos que llegan a través del agua con la que te lavas el producto, por los envases de plástico que no están siendo reciclados, etcétera. Inclusive, puedes investigar cuáles son los ingredientes tóxicos que afectan a tu cuerpo.

Elimina lo que no necesitas. Una vez que sepas qué es lo que es malo para ti, ve al baño y elimina todos los productos que no cuenten con los estándares verdes. Para hacerlo, procura reciclar contenedores lo más constante que puedas.

Minimiza el (ab)uso del producto. Piensa en lo que realmente necesitas y te gusta usar. De este modo no sólo ahorras dinero, también reduces el riesgo de absorber tóxicos a través de la piel y de contaminar al medio ambiente. Te sorprenderás de cuántos son los productos que no usas. Inclusive puedes utilizar productos con múltiples usos, como el aceite de coco para limpiar e hidratar la piel, como acondicionador del cabello, entre otros.

Usa tu creatividad. Varios productos de la cocina pueden reutilizarse como productos de belleza. Por ejemplo, los aceites (de olivo, de coco, de semillas de uva), el bicarbonato de sodio, el vinagre de manzana, sal de mar, azúcar mascabada, pimienta negra, yogurt, limones, aguacates, etcétera. Todos cuentan con beneficios naturales que, además de proteger y embellecer al cuerpo, cuidan al medio ambiente.

Acércate a otras fuentes para recibir tips, información, etcétera. Como por ejemplo:
The Green Beauty Guide de Julie Gabriel
Purely Primal Skincare Guide de Liz Wolfe
There’s Lead in Your Lipstick de  Gillian Deacon
All You Need Is Less de Madeleine Somerville
Natural Beauty Alchemy de Fifi M. Maacaron
Ecoholic Body de Adria Vasil

Environmental Working Group’s Skin Deep Cosmetics Database

Think Dirty app