3 Recetas para preparar té a base de árboles invernales

Para combatir el frío de invierno te recomendamos tomar algunos de estos deliciosos y sanos tés.

No hay nada mejor para combatir el frío invernal que una deliciosa taza té. Además de calentarte, estas tres recetas también contienen muchas propiedades, ideales para evitar gripes y que fortalecen tu sistema inmune.

Té de Abeto: contiene mucha vitamina C

Spruce-needles-537x373

Si tienes abeto cerca de casa puedes preparar este té todo el año. El sabor del té tiene mucho que ver con el tipo de hoja que utilices, por ejemplo las hojas jóvenes dará al té un sabor fresco similar al del limón, mientras que las hojas maduras tendrán un sabor más fuerte y amargo. Las hojas más claras son las más jóvenes.

Para preparar el té debes lavar las hojas, usar un cuchillo filoso para cortar las hojas de la rama principal y luego cortar o moler las hojas. En vez de hervir las hojas en agua caliente, hierve el agua primero y viértela sobre las hojas. Puedes disfrutar de tu infusión con azúcar o miel.

Té de Pino: contiene vitamina C, A, B y varios antioxidantes

Pine-needles-537x412

Por volumen las hojas de pino contienen 5 veces más vitamina C que los limones y 8 veces más que el jugo de naranja.

La preparación es igual a la del Abeto.

Té de Abedul: vitaminas B1, B2, calcio, magnesio y zinc

Birch-trees-in-winter-537x382

El té del abedul es muy aromático y tiene un sabor deliciosamente sutil que se complementa bien con un poco de miel o jarabe de agave. Usa las puntas de las ramas para preparar el té. La corteza delgada no tiene mucho sabor y no tiene ninguna propiedad medicinal.

Para preparar el té, corta o muele unas 6 o 7 ramas y ponlas en una tetera, agrégales dos tazas de agua hirviendo y deja reposar unos 10 minutos. Endulza al gusto.



Orangutanes usan plantas medicinales (y nos dejan una importante reflexión)

Tratar las enfermedades del cuerpo con remedios botánicos es algo que hacen, incluso, los mamíferos más parecidos a nosotros. Una importante lección estamos a punto de aprender.

Un estudio reciente publicado en la revista Scientific Reports revela lo innegable: los seres vivos entendemos la naturaleza más de lo que imaginamos. El artículo explica los resultados de una investigación sobre el comportamiento de los orangutanes de un bosque en la isla Borneo, en Indonesia, que se automedican acertando en los beneficios de las plantas que consumen para sanarse.

orangutanes-automedicacion-plantas-medicinales-como-se-curan-animales

Durante la investigación se pudo documentar a los orangutanes mascando la planta Dracaena cantlei para aliviar el dolor, pues ésta funciona como un eficaz anti-inflamatorio. Lo más fascinante es que no sólo es una pócima, sino que la usan como un ungüento o crema. Tras mascar, los orangutanes aplican la espuma de la planta sobre su piel:, como puede verse en el siguiente video:

 

Una lección sobre cómo transitar los caminos de la salud

orangutanes-automedicacion-plantas-medicinales-como-se-curan-animales

Son conocidos muchos casos de animales —entre ellos ardillas, perros, gatos y otros monos— que acuden a diversos remedios naturales para curarse, incluyendo insectos. Es una estrategia de supervivencia y adaptación que intriga a psicólogos, farmacólogos y etnobotanólogos en la actualidad.

No obstante, ha estado presente —sin temor a exagerar— desde el principio de los tiempos. Quienes han aprendido más de éste comportamiento son las comunidades indígenas; hasta hoy continúan curando utilizando la flora a su alrededor y consultando los grandes compendios que son el legado de sus antepasados,  como en el caso de los nahuas en México.

Según un estudio de la Universidad Udaipur, en India, donde se habla sobre la automedicación en animales:

“Las plantas sintetizan muchos componentes, los cuales son bioactivos y pueden ser medicinales, intoxicadores o tóxicos para protegerse a ellas mismas de enfermedades y predadores (hongos, bacterias y parásitos), dependiendo las circunstancias.

Por eso los animales las consumen, e increíblemente saben distinguir entre las que son benéficas para ellos y las que no. En cambio, al ser humano le intriga el comportamiento de estos animales en la automedicación natural, porque nos hemos alejado de esa salud preventiva inherente a nuestro entorno, y hoy es inevitable decir que estamos dejando de comprenderla. O si acaso estamos en las antípodas de la investigación sobre esta relevante cuestión.

orangutanes-automedicacion-plantas-medicinales-como-se-curan-animales

Quizá como especie nos enfrentamos a enfermedades y patologías contra las cuales la medicina basada en plantas no podría hacer nada —aunque muchas veces se ha comprobado lo contrario—. Pero estos orangutanes nos recuerdan que el origen de la medicina está en la botánica, y que las plantas deberían volver a ser un elemento clave en la farmacología.

Por lo mientras, nosotros mismos podemos aplicar este ancestral conocimiento, por ejemplo, mediante infusiones, recurriendo a tiendas de medicina natural o incluso viajando a las profundidades de nuestro territorio para conocer más sobre la medicina tradicional de la mano de las comunidades nativas, quienes se han inspirado en la sabiduría animal, vegetal y mineral para transitar los caminos de la salud.

*Imágenes: Nathan Ferlazzo

*También en Ecoosfera: Descubre una gran cantidad de plantas medicinales y sus usos