STARPATH: alumbrando senderos sin electricidad

Desarrollada por Pro-Teq, una compañía británica, esta innovadora tecnología permite alumbrar senderos sin utilizar energía eléctrica.

Actualmente hay muchas propuestas que buscan soluciones eco-amigables para remplazar a los combustibles fósiles. Una de estas es STARPATH, una sustancia que se rocía sobre un sendero y crea un efecto de “vía láctea” sobre el suelo.

proteqstarpath2

El producto fue diseñado por Hamish Scott cuya compañía Pro-Teq desarrolla y comercializa el producto en el Reino Unido. STARPATH crea una superficie antiderrapante e impermeable, que además no consume energía eléctrica ya que absorbe y guarda energía de los rayos ultravioleta. Actualmente STARPATH ya ilumina un largo sendero en Cambridge, Inglaterra y Scott espera poder incorporar su producto a muchos parques públicos en el Reino Unido.

proteqstarpath4

Según Scott “Este producto se ajusta a la luz natural, así que si está completamente oscuro afuera, el sendero se iluminará más, y si el cielo está más claro, se iluminará menos —se ajusta solo, como si tuviera mente propia.”



Escocia ya genera mucho más energía limpia de lo que todos sus hogares necesitan

Escocia ha adoptado una actitud ejemplar en la generación de energía verde. La pregunta es: y el resto, ¿cuándo?

Mientras muchos países siguen apostando por los hidrocarburos (y ello a costa del planeta), otros como Escocia se han volcado a las energías limpias. Durante la primera mitad de 2019, los escoceses generaron suficiente energía como para abastecer las necesidades de casi 4.5 millones de hogares por 6 meses. Esto es el doble de los que hay en el país. 

Casi 10 millones de “horas megawatt” se generaron aquí en el primer semestre de 2019, la mayoría a través de molinos de viento. Recordemos que las condiciones meteorológicas de esta isla son ideales para cosechar el viento, por eso la apuesta eólica de Escocia. Así, cada país debería considerar las mejores alternativas para generar energía de acuerdo a sus particularidades geográficas.

Curiosamente, Donald Trump, quien es dueño de campos de golf en suelo escocés, criticó fuertemente la presencia de los molinos en el paisaje. Incluso presentó una demanda contra la apertura de una granja eólica. Por suerte, el gobierno local no escuchó al ahora presidente de Estados Unidos, y siguió su plan. Pocos años después, estos son los resultados.

Evidentemente aún faltaría toda la energía que requiere la actividad industrial y comercial, entre otras. Pero de acuerdo con su plan, para 2030 Escocia estará generando la mitad de toda la energía necesita. Es decir, con un plan sensato, y bien diseñado, de migración a energías limpias, realmente es posible (a corto o mediano plazo) que un país transforme su relación con este recurso.

De hecho, según una investigación, para 2050 casi todo el planeta podría estar funcionando con energía renovable. Casos como el de Escocia sin duda resultan inspiradores e, idealmente, ponen presión en otros gobiernos. A fin de cuentas, está claro que para alcanzar cualquier meta razonable a favor del planeta se necesita voluntad política, privada y social. 



Cada vez son más los países que cambian a energías renovables

La transición de energías fósiles a energías renovables no es un sueño, es algo que ya está ocurriendo.

La transición de energías fósiles a energías renovables no es un sueño, es algo que ya está ocurriendo en varios rincones del mundo. Las acciones hacia un sistema de energías renovables responden a un acontecimiento urgente. Cada año la temperatura global aumenta, y son pocas las zonas vírgenes que quedan para amortiguar este hecho. De seguir así, el cambio climático podría ser irreversible para el año 2030, según ha dicho la propia ONU.

Sin embargo, esto no significa el fin de la humanidad, sino el comienzo de una nueva etapa. Los países que aparecen en este mapa están tomando acciones para modificar la narrativa mundial. Así, en un planeta donde el petróleo ya no es una opción, no queda más que evolucionar hacia un futuro sustentable. Muchas de las naciones que aparecen en este mapa podrían hacer el cambio total hacia las energías renovables en 10 años.

El mapa fue realizado con datos del Banco Mundial, específicamente aquellos del programa Energía Renovable para Todos y recolectados de 1992 a 2016. El mapa mide la energía renovable en términos de consumo total. Esto quiere decir que los países con mayor porcentaje otorgaron más opciones de energías sustentables a sus habitantes. 

En el primer lugar se encuentra Somalia. Del consumo total de energía en este país, el 94% fue renovable.

Muchos de estos países podrían abandonar las energías fósiles justo a tiempo para frenar la catástrofe climática. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Cell, esto podría ocurrir sin que la economía de estas naciones se vea afectada. Por lo tanto, no hay motivos para seguir dependiendo del petróleo. La evolución hacia las energías renovables es lo de hoy, una transformación necesaria para alcanzar la soberanía energética de cada país y fundar una existencia totalmente sustentable. 

Los países en verde oscuro son los más avanzados en energías renovables. ¿Ves al tuyo en este mapa? 

mapa-paises-energias-renovables-mundo