Osos y lobos comparten una amistad improbable (FOTOS, VIDEO)

En juegos y cacerías, estas dos parejas nos demuestran que la amistad trasciende especies e instintos naturales.

Los lobos y los osos son enormes e imponentes depredadores. Generalmente cazan de manera independiente, y aunque comparten territorios rara vez se les ve juntos (al menos no en la naturaleza). Es por esta razón que la pareja de oso y loba en Finlandia es tan poco común y especial.

article-2443974-1883789B00000578-113_634x499

El fotógrafo Lassi Rautiainen capturó algunas de las más sorprendentes imágenes de animales en su hábitat natural. Según el fotógrafo, el par se juntaba alrededor de la misma hora todas las noches para compartir la comida que habían cazado.  El fotógrafo especula que quizá estos dos son compañeros desde una temprana edad, y se vieron obligados a convivir por estar solos. El oso y la loba se mantienen juntos desde las 8 de la noche hasta las cuatro de la mañana todos los días.

article-2443974-18837AE600000578-485_634x415

article-2443974-1883788C00000578-859_634x355

En cautiverio es mucho más común observar amistades improbables, sin embargo, la amistad entre el osezno y el lobezno del zoológico de Woodland es muy conmovedora. En el video podemos ver como juegan juntos de pequeños y algunas fotos que los muestran 6 años después.



Una entrañable lección de la naturaleza, cortesía de los lobos: el sentido comunitario

Entre otras cosas, estos indómitos canes nos enseñan cómo trabajar en equipo.

Tanto los lobos como todas las demás especies de canes son animales muy inteligentes. Pero la diferencia entre los que están domesticados (como el perro) y los agrestes (como el lobo), se ha hecho más grande con el pasar de los siglos. Si embargo, de los agrestes podemos aprender sorpresivas lecciones de vida. Y es gracias a que, su estado indomable, les ha permitido proseguir bajo el ritmo del universo, sin que el ser humano intervenga en sus procesos de vida. 

lobos-estudio-trabajo-en-equipo-comunicacion-diferencias-perro-lobo-2

El lobo es un animal en esencia comunitario: vive en jaurías, a veces nómadas, que sólo pueden sobrevivir bajo una estricta organización jerárquica. Un estudio comprobó, por ejemplo, que la comunicación de los lobos para mantener esa cohesión es más compleja de lo que se cree, intercediendo en ella un lenguaje corporal muy exacto. Así mismo, también se ha investigado qué tanto utilizan los lobos la comunicación a través de la mirada, y se ha comprobado que sus melancólicos aullidos significan que extrañan a un miembro de su jauría.

Pero tratándose de depredadores tan salvajes, es increíble el nivel de cooperación que los lobos pueden llegar a tener, sobre todo en lo que a la caza se refiere. Un estudio de Wolf Science Center, de la Universidad de Viena, hizo una prueba para comprobar la diferencia de comportamiento entre perros y lobos, en un reto que requería del trabajo en equipo para conseguir un pedazo de comida.

Sin entrenamiento alguno, 5 de 7 parejas de lobos lograron obtener la comida,

mientras que sólo 1 de 8 parejas de perros lo lograron

 

No obstante, los perros tienen mejores capacidades para otras tareas. Por ejemplo, andar en patineta, algo que jamás se le ha visto hacer a un lobo –aunque vale la pena recordar, se tratan de actividades enseñadas por el hombre–. Según el doctor Marshall-Pescini, uno de los encargados del estudio en Viena, los perros tienen más talento para ejecutar tareas individuales, mientras que los lobos están acostumbrados a solucionar sus problemas con el trabajo en equipo. De esto se concluye que los perros se han individualizado durante el proceso de domesticación, pues aunque consideren a sus familias humanas como tribus, han adquirido hábitos de supervivencia individual. Algo parecido a lo que le ha pasado al propio ser humano.

Así, es indudable que la domesticación ha afectado el comportamiento y la inteligencia de los perros. Pero el ADN de éstos es el mismo que el de los lobos. Por eso, siguen siendo animales inherentemente comunitarios, un legado genuino, cortesía de su antepasado, el lobo.

 

*Referencias: Wolf vs Dog Intelligence Test – Bang Goes The Theory – Brit Lab – BBC