Microplásticos de exfoliantes contaminan los Grandes Lagos

Granos de plástico utilizados en productos de belleza plagan los Grandes Lagos de EUA, según explica un estudio sobre impacto ambiental.

Desde hace varios meses, científicos advirtieron la presencia de grandes cantidades de microplásticos del tipo que utilizan los exfoliantes en la Región de los Grandes Lagos. Las partículas son tan pequeñas que son imposibles de remover.

En un artículo publicado en ScienceDirect, los investigadores Marcus Eriksen y Sherri Mason explican lo siguiente: “Las altas concentraciones de microplásticos [en esta región] rebasa la mayoría de las muestras en océanos de todo el mundo”. Según sus resultados, se pueden encontrar hasta más de 450 mil partículas que miden menos de un milímetro por kilómetro cuadrado. Y agrega: “Los granos de plástico utilizados en muchos exfoliantes no son filtrados adecuadamente por el tratamiento de aguas residuales”.

El investigador explica que puede haber hasta 6,000 granos de plástico en un miligramo de exfoliante, por lo que los peces pueden, debido a su tamaño, confundir una partícula con un huevo de pez y tragárselo. También es posible que químicos insolubles se adhieran a las mismas envenenando a la flora marina.

o-MICROPLASTICS-570

Las marcas Unilever, Johnson & Johnson, The Body Shop, L’Oreal y Colgate-Palmolive son algunas que han prometido dejar de utilizar los microplásticos. Algunas alternativas biodegradables para exfoliar son las semillas de chabacanos y sal marina.

Eriksen concluye: “Productos desechables que utilizan un material diseñado para durar miles de años son inaceptables en el siglo XXI.”

Por todo lo anterior, es importante recordar que todas nuestras acciones se ven reflejadas en nuestro medio ambiente; por ello, es esencial buscar siempre una opción natural.



La toxicidad del aire está reduciendo nuestro intelecto

Nuevo estudio concluye que la exposición prolongada a la contaminación atmosférica equivale a perder 1 año de educación.

La contaminación atmosférica mata a 6.5 millones de personas al año, lo cual es una paradoja si pensamos que a través de la respiración se debería promover vida y no muerte. Pero existe otra paradoja: al parecer, respirar el aire tóxico de las grandes urbes está reduciendo dramáticamente nuestra inteligencia.

En un estudio realizado en China, pero que sin duda es igual de válido en urbes como la Ciudad de México –donde la contaminación atmosférica equivale a fumarse 40 cigarrillos–, se realizaron 20 mil pruebas sobre lenguaje y aritmética por todo el territorio, entre el año 2010 y el 2014.

Los científicos compararon los resultados según los diversos momentos en los cuales habían sido hechas las pruebas, y descubrieron una correlación entre la contingencia ambiental –cuando los niveles de dióxido de azufre y de nitrógeno son mayores– y las pruebas con los peores resultados.

contaminacion-atmosferica-reduce-inteligencia-envejece-cerebro

Es decir, los peores resultados coincidían con una mayor exposición al aire tóxico. De acuerdo con los investigadores, las capacidades cognitivas que posibilitan el lenguaje parecen ser más vulnerables que aquellas que posibilitan las operaciones aritméticas.

Xi Chen, miembro del equipo de investigación, dijo a The Guardian:

El aire contaminado puede causar que todos reduzcan su nivel de educación lo equivalente a 1 año.

Pero además, el efecto parece recrudecerse en personas mayores de 64 años. Y si son hombres y tienen un bajo nivel de educación, los efectos del aire tóxico equivalen a la perdida de varios años de educación.

Esta investigación corrobora algo que ya se sabía: la contaminación atmosférica envejece el cerebro, lo cual también tiene que ver con el estrés oxidativo, la neuroinflamación y la neurodegeneración que ocasionan las partículas tóxicas del aire.

contaminacion-atmosferica-reduce-inteligencia-envejece-cerebro

 

Pero… ¿estamos condenados a que cada respiración nos haga un poco más tontos?

Para muchas culturas antiguas, el aire simbolizaba una fuente de energía vital; por eso, saber cómo respirar era –y sigue siendo– la base de milenarias prácticas orientales como el yoga, pues mediante la respiración podemos oxigenar el cuerpo y la psique para mantenernos en movimiento. Tal cosa ya ha sido corroborada por la ciencia: el ritmo de la respiración afecta al cerebro y los estados mentales.

Es por eso que no debemos normalizar esta situación. Es urgente que todos los países del mundo entren en sintonía para luchar contra la contaminación y así lograr disminuir los alarmantes niveles de partículas tóxicas en el aire. A esto podemos contribuir también individualmente, fomentando una cultura peatonal en nuestra ciudad, pues los coches provocan más del doble de esta toxicidad atmosférica.

 

Mientras esto sucede, no dejes de cuidarte

Procura consultar la calidad del aire en tu ciudad –lo que puedes hacer en tiempo real a través de Google–, para que puedas prevenirte. Y si quieres crear pequeños oasis de aire limpio, procura llenar tu hogar –o espacio de trabajo– con plantas para oxigenar.

 

* Imágenes: 1) Edición Ecoosfera; 2) Portada, edición Ecoosfera



¿Por qué el agua relaja la mente?

Estar cerca del agua calma nuestros sentidos, y los científicos dicen que esto tiene un efecto positivo en nuestros cerebros.

Mirar el agua y escuchar su sonido coloca a nuestras mentes sobrecargadas en un estado relajado e hipnótico. En esta situación, nuestro cerebro procesa de manera diferente los pensamientos, lo que lleva a estados más tranquilos y creativos y aumenta el bienestar.

Actualmente, los neurocientíficos y psicólogos se abocan mucho más a estudiar el impacto del mar, los ríos y los lagos en nuestra felicidad y bienestar, al estar rodeados de lo que se conoce como espacios azules. Wallace J. Nichols, un biólogo marino, ha escrito sobre las diferentes maneras en que los cuerpos de agua nos afectan positivamente.

 

El agua induce estados meditativos

Escuchar el ruido de las olas junto al océano, puede llevarnos a un estado meditativo consciente. Se ha encontrado que el sonido de las olas altera los patrones de onda del cerebro y provoca un estado meditativo y relajado. Incluso, el simple hecho de observar el movimiento del agua hace que nuestras mentes se calmen. Esto tiene numerosos beneficios, pues contribuye a reducir la depresión y a disminuir los niveles de estrés y ansiedad, y promueve una mejor claridad mental y patrones de sueño.

 

Invoca la inspiración y la creatividad

Cuando estamos cerca del agua, nuestro cerebro pasa del modo ocupado al modo relajado. Esto, naturalmente, hace que el cerebro se “abra”, ya que no se centra en los millones de pensamientos que giran alrededor, que a menudo pueden provocar estrés o ansiedad. Cuando el cerebro está relajado, se abre más a pensamientos creativos.

 

Da un sentido de asombro

Para la psicología positiva, el asombro es un factor importante. La emoción del asombro contribuye en gran medida a nuestra felicidad, porque no sólo nos permite estar en el momento presente sino que nos hace pensar en nuestro lugar en el mundo e invoca un sentimiento de humildad, así como sentimientos de conexión con algo más allá de nosotros mismos, frente a la vastedad pura de la naturaleza.

 

Potencia los beneficios del ejercicio

Obviamente, hacer ejercicio es una buena manera de mejorar nuestro bienestar mental. Sin embargo, salir a correr o caminar por el océano hará que estos beneficios sean diez veces mayores. La idea es que estar rodeado de un espacio azul desencadena beneficios más positivos al hacer ejercicio, pues la ingesta de iones negativos en nuestros sistemas aumenta en esta situación.

tiburones marco-del-borrello-28383-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Marco del Borrello via Unsplash

 

Es una gran fuente de iones negativos

Los iones positivos son emitidos por aparatos eléctricos como computadoras, microondas y secadoras de pelo que nos despojan de nuestra energía natural, mientras que los iones negativos son generados por cascadas, olas de océanos y tormentas eléctricas. Una gran cantidad de iones negativos en la atmósfera acelera nuestra capacidad de absorber oxígeno y de equilibrar los niveles de serotonina (el químico relacionado con el estado de ánimo y el estrés), y contribuye a rejuvenecer la mente y mejorar el estado de alerta y la concentración.

beneficios-agua-relaja-mente-salud

 

Haz una inmersión natural

Sumergirse en una fuente natural de agua, como el mar o un lago, vigoriza enormemente tu cuerpo. Las diferentes temperaturas tienen beneficios por ambos lados: el frío puede proporcionar un tratamiento calmante para los nervios y refrescar el cuerpo, mientras que las aguas más cálidas durante el verano pueden ayudar a relajar los músculos y las tensiones corporales.

Entonces, ya sea que elijas relajarte cerca de una fuente o en el muelle de la playa más cercana, descansa tranquilo sabiendo que los efectos calmantes del agua están trabajando en tu mente, cuerpo y alma.

 

* Fotografía principal: Maya Beano