En los últimos cuatro años de han descubierto al menos 441 especies nuevas en la selva amazónica. Los descubrimientos, realizados del 2010 al 2013, incluyen a un mono que ronrronea como gato, una lagartija con patrones de fuego y la hermosa flor de la pasión “espagueti”.