Las recién desubiertas especies de la selva amazónica (FOTOS)

En la selva amazónica aún hay muchas especies exóticas y hermosas que el hombre nunca ha visto, y algunas de ellas ya están en peligro de extinción por la tala excesiva y la contaminación.

En los últimos cuatro años de han descubierto al menos 441 especies nuevas en la selva amazónica. Los descubrimientos, realizados del 2010 al 2013, incluyen a un mono que ronrronea como gato, una lagartija con patrones de fuego y la hermosa flor de la pasión “espagueti”.



10 razones por las que Bolsonaro es un peligro para la Amazonia (y el planeta)

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó al poder en medio de amenazas a los indígenas y negación del calentamiento global.

Jair Bolsonaro, ultraderechista, nostálgico de la dictadura militar y capitán del ejército brasileño ganó las elecciones del país sudamericano con 11 puntos de ventaja sobre su rival Fernando Haddad. Pero las complicadas causas de esta decisión de los brasileños no tienen consecuencias solamente para ellos, sino para todo el mundo, en lo que respecta a la política medioambiental de Bolsonaro.

Y es que el presidente electo de Brasil ha anunciado medidas que dejarán aún más vulnerable a la mayor reserva forestal del mundo, la Amazonia, también llamada “el pulmón del mundo”, que se extiende a lo largo de 7.4 millones de kilómetros cuadrados por Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela, Guyana y Surinam.

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil (imagen: NYT)

Ese enorme trecho de tierra y selva concentra el 60% de la biodiversidad del mundo, incluyendo especies animales y vegetales que aún no han sido catalogadas y estudiadas por la ciencia. Eso sin contar, por supuesto, que la Amazonia es hogar de 34 millones de personas, incluidas 385 comunidades indígenas, que desde hace años luchan por la defensa y reconocimiento de su identidad y territorio.

Estas son algunas de las catastróficas medidas que Bolsonaro anunció en campaña con respecto a su política medioambiental:

 

1. Época dorada para los agronegocios

Brasil es el principal exportador de soya en el mundo, y el ministro de agricultura, Blairo Maggi, ha anunciado que duplicará su producción durante los siguientes 10 años. Con la tasa actual, Brasil ya utiliza 2 millones de kilómetros cuadrados (24% del territorio), pero para alcanzar el nivel de producción proyectado se necesitarían entre 70 y 75 hectáreas más. La poderosa bancada de agronegocios impulsó la candidatura de Bolsonaro, por lo que al fusionar los ministerios de agricultura y medioambiente, queda claro que la política ambiental quedará relegada a la agresiva explotación de la tierra.

 

2. Fusionar ministerios de agricultura y medioambiente

Una de las primeras promesas de campaña que ya están siendo implementadas es la fusión de dos ministerios contrapuestos, el de la explotación y el de conservación medioambiental. El futuro jefe de gabinete de Bolsonaro, Onyx Lorenzoni, dijo que el nuevo gobierno (que asumirá el poder en enero de 2019) fusionará ambos ministerios. Paulo Guedes, el principal asesor económico del presidente electo, también confirmó la formación de un “superministerio” de economía, integrado por finanzas, planificación, industria y comercio.

3. Control de población contra el calentamiento global

En una entrevista el pasado abril, Bolsonaro afirmó que la causa de la deforestación en la Amazonia no es la tala excesiva, sino el aumento de la población. En sus palabras:

no vas a cultivar soya en la terraza de tu edificio o criar ganado en el jardín. Así que debemos tener una política de planificación familiar. Así comenzarás a reducir la presión sobre esos problemas que llevan, sí, en mi opinión, al calentamiento global, que podría ser el fin de la especie humana.

Millones de indígenas viven en la Amazonia (imagen: Getty/AFP)

 

4. “Ni un milímetro para tierras indígenas”

Cuando aún era precandidato a la presidencia, Bolsonaro afirmó que no demarcaría las tierras indígenas, una exigencia histórica que garantizaría la conservación de sus modos de vida. Además, el tono con el que lo hizo fue por demás despectivo al decir que “el indio es nuestro hermano, quiere ser reintegrado a la sociedad. El indio ya tiene demasiada tierra, vamos a tratarlos como seres humanos, los indios tienen un teniente del ejército, el presidente de Bolivia [refiriéndose a Evo Morales], ¿no quiere vivir en un zoológico?“, además de la infame frase “ni un milímetro para tierras indígenas”.

 

5. Abandonar el Acuerdo de París

El compromiso que muchas naciones asumieron durante el Acuerdo de París en 2015 para reducir las emisiones de carbono antes de 2030 podría estar en riesgo. Y es que, siguiendo el “ejemplo” de Donald Trump, quien sacó del Acuerdo a Estados Unidos en junio de 2017, Bolsonaro planea hacer lo mismo con Brasil. En su momento, Bolsonaro dijo: “Felicidades a Trump. Si fuera bueno para ellos [seguir en el Acuerdo de París], no lo habrían denunciado”. Sus declaraciones han sido contradictorias al respecto, pues también ha dicho que respetará el Acuerdo si se asegura que esto no signifique ceder la soberanía a las naciones indígenas ni la jurisdicción internacional sobre la Amazonia.

 

6. La industrialización de la Amazonia aceleraría el calentamiento global

Según numerosos científicos, la función de la Amazonia es vital para mantener la temperatura del planeta y evitar el calentamiento. Sin embargo, de acuerdo con el reporte de la WWF publicado en octubre de este año, una quinta parte de la selva ha desaparecido en los últimos 50 años como parte de la explotación de los recursos, y solamente el año pasado se perdieron 4,921 kilómetros cuadrados. Bajo el mando de Bolsonaro, esta situación solamente va a empeorar, si lleva a cabo su ambicioso proyecto de abrir una carretera a través del Amazonas y concesionar nuevos proyectos de explotación. La ganadería y la agricultura fueron responsables de una cuarta parte de la deforestación en el mundo y entre 2015 y 2016, la deforestación en Brasil alcanzó la escalofriante cifra récord de 7,800 kilómetros cuadrados.

 

Minería a cielo abierto en el Amazonas (imagen: Getty)

7. Minería a cielo abierto

Las tierras indígenas y su derecho a ellas están garantizadas por el artículo 231 de la constitución brasileña. Sin embargo, Bolsonaro ha prometido abrir estas tierras a la explotación minera y forestal, pretextando que los indígenas podrán vivir de esas regalías. Dinamam Tuxá, coordinadora nacional de la Asociación de Pueblos Indígenas del Brasil, asegura que Bolsonaro no respetará las leyes de protección a tierras indígenas, y que institucionalizará el genocidio como práctica de gobierno. “Estamos muy asustados. Temo por mi vida. Como líder nacional, sé que seré castigada por el gobierno federal por defender los derechos de los pueblos indígenas”.

 

8. Prohibir la entrada a observadores internacionales

Otra promesa de campaña de Bolsonaro fue impedir la entrada al país de organizaciones de cuidado ambiental como Greenpeace y la World Wildlife Fund. Su lógica es similar a la que tiene respecto a otros temas: proteger la soberanía brasileña, en una clara reacción nacionalista. Según Greenpeace, la deforestación de la Amazonia en los años 70 alcanzaba un 1% del territorio, mientras hoy llega al 18%.

 

9. Construcción de plantas nucleares

Oswaldo Ferreira, asesor y futuro ejecutivo del gobierno, prometió completar la construcción de Angra 3, una planta nuclear en la costa, entre las regiones de Sao Paulo y Río de Janeiro. La zona destinada para el proyecto es playa Itaorna, que en guaraní significa “piedra podrida”, por los deslizamientos de tierra que históricamente señalan la inestabilidad del suelo. Esta planta se complementará con una gran represa hidroeléctrica en Belo Monte, sobre el río Xingú, que forma parte del complejo pluvial del Amazonas.

 

10. Defensores de la tierra en peligro

El 11 de octubre pasado, días antes de las elecciones brasileñas, el líder campesino Aluisio “Alenquer” Sampaio fue asesinado en su casa, que a la vez fue la sede del Sindicato de los Trabajadores y Trabajadoras de la Agricultura Familiar. Aunque la investigación del asesinato sigue en curso, Brasil es el país más peligroso del planeta para los defensores de la tierra, con 207 asesinatos desde 2017, seguido peligrosamente por Filipinas (48), Colombia (24) y México (16).

Por si esto fuera poco, Bolsonaro también está a favor de armar a los ciudadanos para que se protejan de la delincuencia en las ciudades, así como de dar “licencias para matar” a los policías y reducir de 18 a 16 años la edad legal para ser procesado penalmente, y es un ferviente vocero contra los homosexuales y las minorías raciales. Con este panorama, sólo podemos desear fuerza a los brasileños, quienes tienen frente a sí una terrible amenaza.



Este es el último sobreviviente de una tribu amazónica (Video)

En 22 años no se había podido fotografiar a un habitante primitivo de esta selva.

La Amazonía sigue siendo un territorio indómito y repleto de misterios, pero cada vez sufre más invasiones. Su riqueza como selva no está sólo en su asombrosa biodiversidad –que ha sido la razón de que la invadan–, sino también en las narrativas –muchas de ellas ya perdidas­– de las grandes culturas que ahí se han asentado.

De estas tribus aún quedan ecos. Así lo demuestran las primeras imágenes captadas en 22 años de un hombre amazónico. De acuerdo con la fundación indígena Funai, que se encarga de monitorear y salvaguardar a los pueblos indígenas, el hombre debió de pertenecer a alguna comunidad que se presume extinta, debido al exterminio paulatino de sus miembros a manos de granjeros, leñadores y otros invasores de esta selva.

Según Funai, existen aún 113 tribus aisladas en el Amazonas brasileño.

Lamentablemente, cada vez son menos los habitantes originarios en el Amazonas. Las actividades productivas y de extracción han depredado esta selva –la deforestación se incrementó en un 88% desde el 2012– y han hecho desaparecer a sus habitantes –animales y humanos– a un ritmo acelerado.

Lo último demuestra que no existe selva lo suficientemente vasta o frondosa que el hombre no pueda invadir, llevando consigo el exterminio que caracteriza a estas invasiones, una situación alarmante que además hace destacar cómo la rapacidad que ha caracterizado a nuestra sociedad está llegando demasiado lejos, pues ha implicado la desaparición de tribus que todavía a principios del siglo XX se hallaban intactas.

Fiona Watson, directora de Survival international, expresó para The Guardian que encontrar a hombres como el del video tiene algo de irónico:

La ironía de esto es que estamos encontrando más tribus u hombres aislados de lo que pensamos. Pero también es preocupante que estamos mostrando al mundo dónde se esconden.

https://www.theguardian.com/world/2018/jul/19/footage-sole-survivor-amazon-tribe-emerges-brazil

No cabe duda de que, por ello, la cuestión está en cómo se puede resguardar a la selva amazónica, con la cooperación de todos los países que comparten su territorio y de la mano de las propias tribus que ahí habitan. De ello dependen culturas enteras, cientos de especies animales y el pulmón más importante del planeta, tres elementos que son más importantes que cualquier “tesoro” que pueda extraerse de este ecosistema.

También dependerá de que nosotros, como consumidores, cuidemos de no comprar ningún producto que contenga materiales extraídos del Amazonas, como puede ser madera o cuero. Estas y otras acciones son urgentes si queremos detener el exterminio en esta preciosa región latinoamericana.