La naturaleza es la mejor maestra: escuela cancela clases porque el día era demasiado lindo

A veces se olvida que la educación sobre la naturaleza es una de las más valiosas que tenemos a la mano. En torno a esto, una escuela en Georgia canceló sus clases porque el día era demasiado bueno para estar encerrados.

El poeta trascendentalista H. D. Thoreau, reconocido por muchos como el primer ecologista, fue un tipo muy peculiar. Su pasión (o, se podría decir, su obsesión) por la observación detallada de la naturaleza lo llevó a caminar cientos de horas por la campiña anotando las especies de plantas que se encontraba a su paso junto con sus temporadas de crecimiento. Ahora, gracias a las observaciones de sus diarios y su cariñosa bizarrés, los meteorólogos norteamericanos están pudiendo entender fenómenos climatológicos que hasta ahora habían sido ignorados. Descubrieron, por ejemplo, que debido al calentamiento global, muchas flores nacen 2 o 3 días antes de lo que lo hacían cuando Thoreau escribió sus diarios. Así, probablemente sin saber lo que hacía, su énfasis en la importancia de salir a caminar y observar la naturaleza y el clima es un legado valiosísimo para los apreciadores de la actualidad.

Un increíble ejemplo de ello es la escuela de Georgia que canceló 1 día de clases porque el clima era demasiado lindo para estar encerrados. El director de la escuela, Len McWilliams, dio la siguiente declaración:

A finales de 1980 yo estaba cancelando la escuela un día de invierno debido al terrible clima. Pero luego se me ocurrió que sería genial cancelar la escuela 1 día porque era un día demasiado bello para ir a la escuela.

Y de hecho los meteorólogos calificaron el día como perturbadoramente placentero, con temperaturas de 28°C y nubes perfectas. Ojalá esta escuela marque precedente para que otras escuelas hagan lo mismo cuando esto suceda. Como Thoreau dejó claro, mucho se aprende de la observación de la naturaleza.

orchid-blog480



Descubre los sorprendentes beneficios de salir a caminar diario

Los resultaron fueron evidentes: caminar posee efectos positivos a largo plazo sin afectar las articulaciones ni músculos, como sí sucede cuando se corre.

Durante muchos años se ha especulado sobre el beneficio de salir a caminar, sin embargo, sólo hasta hace poco, investigadores de la New Mexico Highlands University –NMHU– han puesto en evidencia el impacto positivo de caminar diario. De acuerdo con su investigación, esta actividad envía ondas de presión a través de las arterias, lo que provoca el incremento en el suministro de sangre al cerebro y provee de numerosos beneficios al cuerpo de quien la practica. 

Los investigadores explican que se solía pensar que el suministro sanguíneo al cerebro –CBF, por sus siglas en inglés– era regulado involuntariamente por el cuerpo y que era pobremente influenciado por el ejercicio. Sin embargo, con esta investigación se descubrió que el impacto del pie contra el piso provoca un flujo retrógrado en la sangre, lo que hace que las arterias se sincronicen con el ritmo cardíaco y se regule la circulación sanguínea en el cerebro, lo que promueve la salud física y el desarrollo de herramientas cognitivas y emocionales. 

Para realizar la investigación, se usó un ultrasonido no invasivo para medir la velocidad arterial de la arteria carótida interna y los diámetros arteriales, lo que permitió calcular ambos lados de los hemisferios CBF de 12 adultos jóvenes saludables. Los resultaron fueron evidentes: caminar posee efectos positivos a largo plazo sin afectar las articulaciones ni músculos, como sí sucede cuando se corre. 



¿Sabías que reducir el uso del automóvil también mejora la economía local?

Esta medida es ciertamente benéfica tanto para los peatones como para los comerciantes locales.

Desde la introducción de los automóviles de combustión interna (en 1886), el mundo se ha fascinado por estos medios de transporte. Sin embargo, el exceso y abuso de ellos provocó un desbalance en los recursos naturales del planeta, y por tanto, su destrucción; es decir que, al consumir exorbitantemente estos bienes de la naturaleza, se olvidó de regresar la misma cantidad de lo acaparado, provocando serios problemas de supervivencia en el mundo.

Como un método de contención y prevención de futuras crisis ecológicas, se han propuesto varias medidas que fomentan el cuidado en varios aspectos tanto del medio ambiente como del estilo de vida de los individuos. Una de ellas es la reducción del uso de los automóviles, derivado a leyes locales según el país o la ciudad.

Un ejemplo es la prohibición de este medio de transporte en las calles centrales de Roma (Italia). Esta medida fue ciertamente benéfica tanto para los peatones como para los comerciantes locales. De acuerdo con las referencias de los ciudadanos, ha habido un aumento del 30 por ciento de ingresos: “Antes, con los automóviles estacionados y el miedo a ser asaltado, las personas no veían las tiendas. Ahora, lo hacen.” Parece ser que las personas tienden a invertir más en productos que pueden ver casi directamente, en vez de hacerlo desde la ventanilla de un automóvil.

Otro ejemplo es la ciudad de México, donde las calles del Centro Histórico están enfocándose en el circuito del peatón. Con la reestructuración vial, el gobierno federal permitió encontrar un balance entre el ingreso de los locales, la reducción del uso de los automóviles y el aumento del ejercicio a través de la caminata. Es decir que existe la posibilidad de encontrar una relación más saludable con este medio de transporte.