Descubren un sistema solar con 7 planetas

A 2,500 años luz de nuestro planeta se encuentra KOI-351, uno de los sistemas solares más ricos descubiertos hasta ahora.

Dos equipos de investigadores han corroborado la existencia de un séptimo planeta rodeando la estrella enana KIC 11442793. Este sistema comparte ciertas similitudes con el nuestro, con la excepción de que los planetas giran mucho más cerca de su estrella.

El descubrimiento se hizo en colaboración con voluntarios del sitio web Planet Hunters. Este sitio permite a los usuarios analizar la información pública del telescopio Kepler de la NASA. Para descubrir planetas, el Kepler utiliza el método de tránsito que involucra estudiar cambios sutiles en la intensidad de la luz cuando un planeta pasa enfrente de estrellas principales. Dada la enorme cantidad de información es imposible analizarla toda manualmente, por lo que hay ciertos programas que pueden detectar estos tránsitos planetarios, sin embargo, ninguno de estos sistemas automáticos dio con el séptimo planeta de KIC1142793.

Según Chris Lintott de la Universidad de Oxford, los sistemas solares con muchos planetas son muy complicados, por lo que programas de detección automática a veces son incapaces de encontrar planetas nuevos.

Este nuevo planeta es el quinto más lejano de su estrella principal, tomando 125 días en orbitar alrededor de su estrella. Una nota al respecto en el portal de noticias de la BBC explica que “Su radio es aproximadamente 2.8 veces el de la tierra. Los otros planetas de este sistema incluyen: dos planetas del tamaño de la tierra, tres “súper Tierras” y dos cuerpos más grandes”.

Uno de los investigadores principales, Robert Simpson de la Universidad de Oxford, apunta que “Se parece a nuestro sistema solar en un sentido: todos los planetas pequeños están adentro y los más grandes afuera. Y eso no es necesariamente lo que siempre vemos”.

Por su lado, Andrew Collier profesor de Astronomía de la Universidad de St. Andrews, apunta que “Es intrigante que un sistema tan estudiado como KOI-351, aún puede albergar sorpresas escondidas que tan solo pueden ser reconocidas por el ojo humano”.

Los dos estudios fueron publicados en Arxiv.org.



Mira el documental favorito de Stanley Kubrick que fue nominado al Óscar (📽️)

El documental “Universo” (1960) inspiró una de las más aclamadas películas de Kubrick. ¡Míralo!

La asombrosa visión del universo que el aclamado director Stanley Kubrick logró con 2001: Odisea del espacio (1968) es un milagro de los efectos especiales. Antes de las técnicas digitales, e incluso antes de que la primera fotografía del planeta Tierra se diera a conocer, Kubrick retrató el espacio exterior de manera impresionante y exquisita. Su incomparable imaginación tuvo mucho que ver, pero pocos conocen la influencia que Universe, un documental corto nominado al Óscar en 1961, tuvo en él.

Este documental fue olvidado con el paso del tiempo, pero su lanzamiento dejó una huella indeleble en Kubrick. ¿Qué hay de interesante en Universe? En primer lugar, sus fascinantes efectos visuales. El filme de Roman Kroitor y Colin Low incorpora la técnica de “animación realista” que Kubrick llevaría a la más alta cúspide. En Universe se exploran las regiones más remotas del espacio, más allá de donde podría llegar cualquier telescopio. 

El aclamado director quedó tan sorprendido con el documental que lo estudió detalladamente para poder replicar su técnica. Incluso fue un paso más allá: contrató a Wally Gentleman, el maestro detrás de esos efectos visuales, para su película. Pero quizá la contratación que más ha marcado la historia del cine es la de Douglas Rain, narrador de Universe, cuya voz animaría nada menos que a HAL 9000, la supercomputadora frívola más querida de todos los tiempos. 

Este documental fue el primero en probar que la cámara podía servir de telescopio para asomarse a los cielos. Míralo entero aquí: