Por qué una buena actitud es buena para tu salud

Una mirada positiva ante la vida reduce los niveles de hormonas de estrés y los marcadores inflamatorios que contribuyen a problemas del corazón.

Aunque suene trillado, el buen humor es una buena manera de evitar las enfermedades. Y no es la actitud positiva per se la que hace que seas más sano, sino que la actitud positiva es inspiración, y la inspiración te lleva a alimentarte bien, a hacer ejercicio, a llevar una vida con más movimiento. Por otro lado, también es sabido que las personas con una buena disposición reciben una mejor respuesta por parte de otras personas, y por lo tanto, se les facilita más resolver problemas.

Y si el ejercicio promueve el buen humor, la retroalimentación que se da entre estos dos (el ejercicio te lleva al buen humor y el buen humor a hacer ejercicio) es a todas luces benéfica.

Para avalar esto, un nuevo estudio llevado a cabo en el Hospital de Dinamarca analizó información de 600 pacientes con cardiopatía isquémica. En el 2005, los pacientes respondieron preguntas para evaluar su estado de ánimo y con cuánta frecuencia se ejercitaban.

De los 80 pacientes que murieron durante la investigación, 30 (el 10%) fueron evaluados como individuos con actitud positiva, mientras que 50 (el 16.5%) tenían una actitud más negativa.

Pero además del ejercicio, existen múltiples razones por las cuales la actitud positiva puede ser buena para la salud. Por una parte, puede reducir el nivel de hormonas de estrés y marcadores inflamatorios, y la gente positiva tiende a adoptar comportamientos más saludables, así como a comer mejor, dormir mejor y cuidarse. En resumidas cuentas, la actitud positiva ante la vida hace que te quieras más a ti mismo y te cuides. Lo demás es otra historia.



Así moldean el cuerpo de las personas los deportes que practicas (FOTOS)

Esta serie fotográfica ilustra perfectamente cómo moldean el cuerpo humano los distintos deportes y disciplinas atléticas.

El cuerpo humano es fascinante. Es un lienzo que responde a cualquier estímulo, práctica o hábito al que lo sometamos. Un increíble ejemplo de lo anterior es comprobar cómo cada disciplina atlética, independientemente de la complexión que favorezca, literalmente lo modela.

Dependiendo del tipo de músculos que utilices, de acuerdo con los movimientos o esfuerzos que un deporte específico te requiere, tu cuerpo irá desarrollando más una u otra zona, y mágicamente ajustándose a las particularidades de dicha actividad.

El fotógrafo Howard Schatz dedicó una serie, Athlete, precisamente a retratar y comparar el cuerpo de atletas destacados en diversas disciplinas, para entender los efectos de cada deporte en el modelado de los cuerpos. Como verás a continuación, el resultado es francamente sorprendente.

Obviamente hay unos mucho más estéticos que otros (aunque esto es meramente subjetivo), y podrás apreciar desde lo grotesco del cuerpo fisicoculturista hasta la ligereza de los maratonistas o el radiante equilibrio de deportistas que se dedican, por ejemplo, al básquetbol o el fútbol. Pero más allá de este interesante desfile, la reflexión más valiosa a nuestro juicio es la primera: el cuerpo es un lienzo de causas y consecuencias; si lo tratas bien, seguramente te lo va a agradecer (y eso será una gran noticia para tu existencia). 

  • Fútbol soccer
  • Lucha
  • Básquetbol
  • Básquetbol
  • Lucha

 

  • Carrera de aventura
  • Corredora de larga distancia
  • Salto de longitud
  • Corredora de larga distancia
  • Heptatlón

 

  • Voleibol de playa
  • Fútbol soccer
  • Ping pong
  • Básquetbol
  • Box

 

  • Gimnasia
  • Salto de altura
  • Trampolín
  • Salto de altura
  • Triple salto
  • Lucha

 

  • Fútbol soccer
  • Nado libre y de mariposa
  • Ciclismo
  • Básquetbol

 

  • Ski
  • Patinaje
  • Hockey
  • Waterpolo

 

  • Disco
  • Lanzamiento de martillo
  • Jabalina
  • Lanzamiento de peso

 

  • Carrera larga distancia
  • Maratón
  • Decatlón
  • Maratón
  • Carrera de 800m

 

  • Fisicoculturismo
  • Levantamiento de pesas
  • Levantamiento de pesas
  • Gimnasia rítmica

 

  • Box
  • Básquetbol
  • Golf
  • Béisbol
  • Balonmano

 

  • Culturismo natural
  • Levantamiento de pesas
  • Fisicoculturismo
  • Levantamiento de pesas

 

  • Gimnasia rítmica
  • Aeróbics deportivos
  • Gimnasia
  • Salto de altura
  • Gimnasia


Mente y cuerpo son uno: el ejercicio físico es determinante para la inteligencia

Contrario a lo que muchos piensan, ejercitar tu cuerpo favorece el desarrollo de la inteligencia

La obesidad es un problema de salud pública en muchos países del mundo. A pesar de ello, poca gente se ejercita o toma decisiones para mejorar su estilo de vida, es decir, dejar la vida sedentaria para activarse físicamente. El problema se agudiza al transmitir hábitos poco saludables a los niños, haciéndolos vulnerables a la diabetes, enfermedades cardiacas y otras.

De acuerdo con el infográfico diseñado por OnlineCollegeCourses.com practicar algún deporte o ejercitarnos no es nada más una forma de combatir lo obesidad, sino también un gran estimulante que incrementa nuestra productividad en la escuela o en el trabajo.

La ironía se encuentra en que la mayoría de las escuelas públicas de Estados Unidos no le da mucha importancia al deporte: sólo 1 de cada 4 niños hace 50 minutos de ejercicio al día, 12% de los adolescentes del país reciben la cantidad de actividad física recomendada diariamente y el niño promedio de 6 a 11 años pasa 28 horas viendo televisión cada semana.

En estudios recientes, se ha demostrado un aumento de casi 3.8 en el IQ de estudiantes que ejercitan vigorosamente, así como un 20% de mejores resultados en pruebas de matemáticas, ciencias, inglés y ciencias sociales. Lo anterior se traduce en mejores posibilidades de aspirar a una educación superior con mejores resultados.

Asimismo, otros estudios también han comprobado que los adultos pueden mejorar su memoria gracias al factor neurotrófico (liberación de la proteína BDNF) derivado del cerebro, cuya principal consecuencia es hacer las neuronas más sanas y favoreciendo los procesos cognitivos. Estudiantes que ejercitan antes de clases resultan ser los más eficientes, así como los trabajadores cuya actividad física es regular son 15% más productivos.

La información anterior forma parte de un infográfico diseñado para concientizar a la población estadounidense, y mundial, acerca de lo provechoso que puede ser llevar una vida saludable física, mental y emocionalmente.