Las diversas filosofías y religiones del mundo podrían ser uno de los grandes agentes de conservación del medioambiente y el respeto a la naturaleza. Sin duda, este es un tema que valdría la pena desarrollar a fondo, para poner en marcha un plan que se base en las enseñanzas sagradas de cada una de las religiones para salvaguardar a las criaturas salvajes.

Uno de los ejemplos más imponentes en este tema es lo que sucede en los monasterios del Tíbet. Muchos monjes budistas patrullan activamente las áreas para prevenir la matanza de los leopardos de las nieves, y no sólo esto, sino que enseñan a la gente local que matar a estas majestuosas criaturas está mal.

Gracias a su razonamiento budista de respetar a todos los seres vivos, la mayoría de las personas que habitan la zona del Tíbet y los Himalayas no matan a ningún espécimen de la vida salvaje. Sin embargo, la historia es un poco más cruel: al igual que ocurre con los cuernos de rinoceronte y los colmillos de elefante, la demanda por los leopardos de las nieves es impulsada por el uso de estos animales en la medicina tradicional china y también, por el increíble frío de la zona del Tíbet.

nature-snow-leopard-1tl73yu

Así, mientras estos monjes y aldeanos protegen a los bellísimos leopardos de las nieves gracias a sus valores de no violencia, también es verdad que todas las religiones principales del mundo tienen enseñanzas que apoyarían la conservación del medioambiente y los animales.

Después de ver el éxito con que estos monjes educan a los locales para no herir a los leopardos o a otros animales, habría que pensar cuáles técnicas similares podrían funcionar en la India, África y Asia, en donde la caza ilegal ha provocado una preocupante crisis.