Descubren un cañón de 650 km debajo del manto de hielo de Groenlandia

Nunca visto por el ojo humano, este cañón es del doble de tamaño del Gran Cañón y podría tener implicaciones graves en el derretimiento de hielo continental.

Groenlandia es un lugar encantado, de eso no cabe duda. Recordemos los glaciares fantasma que cuidaron un paisaje por millones de años o el impresionante iceberg del tamaño de Barcelona que se desprendió de ahí. La más reciente maravilla de este lugar es el descubrimiento de un cañón de 650 kilómetros de longitud que se encuentra debajo de un glaciar gigante.

Liderado por Jonathan Bamber de la Universidad de Bristol, el estudio concluye que un cañón del doble de tamaño del Gran Cañón yace debajo de tres kilómetros de hielo. Los científicos creen que el cañón fue tallado por un antiguo sistema de ríos, un nuevo descubrimiento que ha intrigado a equipos de investigación para averiguar más sobre lo que yace debajo del manto de hielo continental.

09_ICE CAP

Como sabemos, el manto de hielo continental ha perdido mucha masa debido al calentamiento global, elevando las mareas del mundo. Es por eso que la Universidad de Bristol y la NASA han estado monitoreando el manto de hielo utilizando radares de datos desde expediciones en avión. El cañón, esculpido en roca firme, nunca ha sido visto por el ojo humano. Serpentea desde las profundidades del interior de Groenlandia hasta toparse con el Océano Ártico. Existe una preocupación al respecto de este cañón, ya que podría incrementar el derretimiento de hielo en los años venideros, mientras el calentamiento global afecta la masa del manto de hielo de Groenlandia en su totalidad. Lo cierto es que es un mundo por descubrir, y aún no sabemos los efectos exactos que pueda desatar.

[Inhabitat]



Derretimiento de los icebergs disminuirá los efectos del cambio climático

El derretimiento de los icebergs no sólo ha contribuido a la elevación de los niveles del mar, también, parece ser, ha ayudado a disminuir los efectos del cambio climático.

En los últimos 60 años, el calentamiento global ha desencadenado una serie de consecuencias negativas en el medio ambiente; como por ejemplo, el aumento de temperatura tanto los océanos profundos más que en cualquier otra etapa de los últimos 10 mil años, como en ecosistemas terrestres provocando sequías e incendios arrasadores; la intensificación en tormentas, principalmente en regiones del noreste del planeta; la acentuación en olas mortales de calor y propagación de enfermedades tropicales; la proliferación en huracanes poderosos y peligrosos debido al exceso de energía de las aguas más calientes en los océanos; y finalmente el derretimiento de glaciares y deshielo temprano de éstos en ríos y lagos.

Ahora, de acuerdo con un estudio realizado en University in Sheffield, en Reino Unido, el derretimiento de los icebergs no sólo ha contribuido a la elevación de los niveles del mar, también, parece ser, ha ayudado a disminuir los efectos del cambio climático. Esto se debe a que la huella de las algas que estos icebergs dejaron atrás, están atrapando cantidades significativas de dióxido de carbono que probablemente hubieran escapado hacia la atmósfera.

algas2

Tras analizar el evento a través de 175 fotos satelitales de alta calidad de los icebergs gigantes del Océano Antártico, se encontró que estos enormes bloques de hielo estaban dejando un rastro verdoso de 1 000 km de largo. Se trataba de la proliferación del alga fitoplancton, la cual tiene la habilidad de desarrollarse en agua rica en nutrientes como la de los icebergs derretidos.

El alga fitoplancton secuestra al carbono, manteniéndolo en stock durante mucho tiempo dentro del océano. Según los cálculos de los investigadores, el alga almacena hasta el 20 por ciento del Océano del Sur, la cual es una región responsable de atrapar el 10 por ciento del dióxido de carbono de todo el planeta –alrededor de millones de toneladas–.

Al morir las algas, caen al fondo del océano atrapando el CO2 que absorbieron mientras estuvieron en la superficie, reduciendo así los niveles contaminantes en la atmósfera. Por tanto, si los icebergs continúan derritiéndose en el próximo siglo, entonces el planeta podría tener un giro significativo en cuanto al calentamiento global.

Phytoplanton

Grant Bigg, líder el estudio, explicó que los icebergs gigantes realmente tienen un papel predominante que se desconocía hasta ahora. Cuando un iceberg desapareció, se descubrió el incremento sustancial en los niveles de clorofila, indicando entonces la presencia del fitoplancton. Por ello, Bigg propone usar este método manual como una manera potencial para reducir los efectos del cambio climático.



Un hermoso atlas visual registra los glaciares a punto de desaparecer

El primer atlas glaciar que documenta el declive de estos imponentes personajes… Quizá estemos a tiempo de salvarlos.

 El estado de los glaciares a nivel mundial se encuentra, en la actualidad, muy bien documentado. Existen estudios acerca del retroceso glaciar en la cordillera boliviana, en los Picos de Europa y en Tierra del Fuego, por nombrar algunos ejemplos de la importancia que se le ha dado a los glaciares en los últimos años.

Asimismo, el reconocimiento del calentamiento global como una realidad inequívoca, con el consiguiente incremento del retroceso glaciar, siendo los glaciares uno de sus más sensibles indicadores, ha generado una preocupación genuina.

Project Pressure nace de ese desasosiego. La organización sin fines de lucro es presidida por el célebre fotógrafo Klaus Thymann, quien decidió generar un atlas alusivo a este problema.

Las hermosas imágenes que forman el atlas son un seguimiento a un fenómeno geológico en declive, y proporcionan un registro visual de los efectos del cambio climático sobre el medioambiente.


arnold_CF003068

El proyecto se encuentra respaldado por la UNESCO, para la creación de un libro en colaboración con la NASA y el Consejo de las Artes del Reino Unido. Hasta el momento no hay fecha de lanzamiento oficial, solamente una colección de fotografías que se planea difundir en el 2013. 

Thymann también está trabajando en la creación de una plataforma en línea, en la cual el público pueda subir sus propias imágenes detalladas que permitan comparar año tras año el estado en el que se encuentran los glaciares.

En resumen, la idea es generar un archivo visual de los glaciares, subrayando su importancia al mostrar que no son sólo hielo, sino que se trata de las principales reservas de agua dulce del planeta, lo cual hace de su preservación un aspecto esencial para la supervivencia de los ecosistemas y de la especie humana.