¿Cómo certificar a los gatos para ser animales de terapia?

Si tu gato tiene el temperamento correcto y cumple con algunos requerimientos básicos puede ser un perfecto candidato para ayudar a los enfermos.

Acariciar y cargar a un gato puede tener un efecto positivo en tu salud. Estudios revelan que los felinos pueden reducir estrés y disminuir la presión arterial, e investigaciones hallaron que cuando estamos rodeados de mascotas se libera la hormona oxcitocina, que detona estados de felicidad.

Por resultados como este es que los gatos han sido escogidos como animales terapéuticos, llevándolos a hospitales, asilos de ancianos, escuelas e incluso prisiones. Pero ¿cómo que requerimientos debe cumplir un gato para ser animal para terapia?

En Estados Unidos existen varias asociaciones que certifican animales terapéuticos, Pet Partners y Love On a Leash son dos de las más grandes, pero algunas áreas fuera de Estados Unidos tienen organizaciones locales.

El primer paso para preparar a un gato para ser un animal de terapia es asegurarse que el felino esté cómodo con una correa y tenga todas sus vacunas. La mayoría tienen que tener una edad mínima para participar, casi siempre se pide que tengan al menos un año y que la persona que lo cuida lo conozca por al menos seis meses.

Se requiere también que las mascotas no estén alimentada con una dieta de proteína cruda (carne, pollo, pescado o huevo crudos), ya que esta dieta pone a personas con un sistema inmunológico débil en riesgo de infección.

Después debes considerar si tu gato tiene el temperamento correcto para trabajar con personas. El gato terapéutico ideal es aquel que es amistoso y no muestra agresión hacia personas o animales. El felino también debe sentirse cómodo con ruidos fuertes y situaciones impredecibles.

Una vez que la organización ha aceptado a tu gato, puedes comenzar el curso de entrenamiento ya sea en línea o en persona. Cuando el curso esté completado, ambos serán evaluados por un experto antes de hacer visitas supervisadas al lugar donde vayas a trabajar. Cuando termina este periodo de prueba, tu y tu gato pueden comenzar a tranquilizar a personas enfermas y solas. Si en el lugar donde vives no existe una organización así, puedes tratar de cumplir algunos de los requerimientos mencionados aquí y por ejemplo llevar a tu gato a visitar a tu abuelo o a algún amigo que esté pasando por momentos duros.

[MNN]



Espontáneos retratos de animales salvajes en la oscuridad

George Shiras revela lo desconocido y da fe de la belleza de un mundo en el corazón de la noche.

Para retratar la naturaleza salvaje hace falta una fotografía salvaje, una imagen que tenga una relativa falta de control en la composición y que se arriesgue en el proceso experimental.

Así es la fotografía de George Shiras, el padre de la fotografía de la vida silvestre nocturna. Shiras fue el primero en utilizar el flash para retratar a los animales salvajes en la oscuridad, revelando lo desconocido y dando fe de la belleza de un mundo en peligro de extinción.

animales salvajes en la oscuridad
George Shiras y su asistente John Hammer a bordo de su canoa equipada en el Lago Whitefish, región del Lago Superior, Michigan, 1893

En la colección George Shiras: In the Heart of the Dark Night, los animales quedan paralizados por la luz  que emite la cámara. Las imágenes fueron recolectadas en las aguas del Lago Superior de Michigan, EE.UU., durante la noche, cuando los sonidos, las formas y los movimientos parecían más misteriosos y dramáticos.

Poco a poco Shiras fue retratando ciervos de cola blanca, un búho nevado, un alce en la niebla y un mapache, entre otros animales silvestres.

En cada imagen lograba cazar a estos animales en sus rutinas nocturnas donde se detenían a observar, darse la vuelta o correr.

animales salvajes en la oscuridad 9
George Shiras

Las imágenes documentan una especie de intervención y registran la interacción humana y animal. Para fotografiar de noche, Shiras imitaba una técnica de caza que aprendió de la tribu ojibwa llamada jacklighting, cuando el fuego se coloca en una bandeja en la parte delantera de una canoa, y el cazador se sienta en la proa del bote.

Así como a Shiras, la noche ha inspirado a grandes artistas e intelectuales, como Charles Baudelaire, que encontraba inspiración en los búhos y los gatos, animales salvajes en la oscuridad y emblemas de su encanto.

animales salvajes en la oscuridad 2
George Shiras
animales en la oscuridad 3
George Shiras
animales en la oscuridad 4
George Shiras
animales en la oscuridad 6
George Shiras
animales en la oscuridad 5
George Shiras
animales en la oscuridad 8
George Shiras



Estas son las señales de que tu gato te quiere

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen.

Pese a que los gatos son mejor conocidos como personajes parcos, fríos, bipolares e interesados, la realidad es que estos seres felinos poseen códigos de comunicación diferente a los del perro. Es cuestión de observarlos atentamente para desplegar una interpretación de sus gestos de amor.

Hay gatos que se tumban en el sofá mientras su dueño esté ahí o inclusive da golpecitos con la cabeza usando estos momentos como vía de compañía. Este tipo de conducta social tiene como finalidad mostrar aceptación, apego y amor. hacia la persona que va dirigido sus sentimientos. Sin embargo hay ocasiones en que necesitará momentos de soledad, por lo que es ideal darle esos tiempos y espacios para él o ella misma.

Mientras que los hay mirones y maulladores, pues son capaces de emitir sus emociones a través de numerosas vocalizaciones; como el maullido, ronroneo, bufido, etcétera.

angry-looking-persian-cat

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen. De acuerdo con el veterinario Marco Villén: “Se trata de una postura de máxima vulnerabilidad para un felino, que es un depredador, así que si te permite acercarte en esa circunstancia, es que gozas de su completa confianza y aceptación”. Asimismo se enrosca entre sus piernas, mulle su regazo y mantiene los bigotes perpendiculares al hocico en su presencia.

O inclusive los hay quienes no han aprendido a no arañar, a amasar con sus zarpas, dar lametazos cuando se le acaricia o mueve la cola lentamente ante su presencia. Se trata de rutinas o prácticas que marcan “su territorio” pues desean mantener a su lado al dueño, evitando su abandono a toda costa: “es un momento de relajo y si, además, comparte ese momento de intimidad con su dueño es que siente apego por él. Sobre todo, si le regala algún que otro lametazo, que en el lenguaje gatuno podría equivaler a un abrazo humano.”

Si bien cada felino es diferente, los gatos pueden llegar a ser apegados, cariñosos y amorosos con sus dueños. Es cuestión de observar, comprender y descifrar la personalidad de cada uno de ellos. Y tu gato, ¿Cómo es?