HISTORIA Y MITOLOGÍA

La planta del nopal es originaria de la América tropical y subtropical. En la actualidad se cultiva en todos los continentes de nuestro planeta.

Cópil es el nombre del vino de tuna, nombre con historia. En la mitología náhuatl, Cópil, hijo de Coyolxauhqui, se enfrentó al dios Huitzilopochtli para vengar la muerte de su madre. Huitzilopochtli decapitó a Copil y después clavó su cuchillo en el estomago de la víctima, introdujo su mano y extrajo su corazón palpitante, miró hacia la puesta de sol y arrojó el corazón en esa dirección. El corazón voló por los aires, convirtiéndose en un proyectil ígneo, que cayó con fuerza hasta el fondo del lago, matando a una enorme rana que se encontraba dormida desde hacia 400 años, resguardando una entrada al inframundo.

La enorme rana muerta flotó lentamente hasta la superficie del lago, y al contacto con el aire su cuerpo se transformó en un islote de piedra y el corazón de Cópil se convirtió a su vez en una tuna de la que brotó un enorme nopal.

 

PRODUCCIÓN ACTUAL

En México, país de origen del nopal, contamos con más de 80 variedades de tunas, lo cual enriquece la diversidad de tunas disponibles en el mercado. Se las agrupa comercialmente según su color: rojas, púrpuras, amarillo-naranja y blancas. México es el principal productor mundial de tunas; de echo, el 90% del total de la superficie de cultivo de tuna a nivel mundial se localiza en México, país que  contribuye casi con el 50% de la producción mundial. La producción mexicana anual de tunas ronda  las 400,000 toneladas, de lo cual se exporta un 10%. Otros países que producen tuna para la exportación son Estados Unidos, Italia, Israel, Sudáfrica y Chile.

 

DERIVADOS DE LA TUNA 

-PRODUCTOS TRADICIONALES: Queso de tuna, mermelada, harina de tuna, así como néctar y fruto en almíbar. La cáscara se ha empleado como forraje.

-DERIVADOS INDUSTRIALES: De la tuna es posible obtener mucílagos, pectinas, celulosa, colorantes, aceite comestible de la semilla, azúcares (glucosa y fructosa), que se pueden emplear para la producción de proteínas, alcohol, aguardiente, y jarabes fructosados (aditivos edulcorantes o espesantes) para la industria alimenticia.

tsavoandrade
tsavoandrade/Flickr

Añado una lista a continuación:

• Vinos (Cópil)

• Bebidas (con o sin gas)

• Agua de tuna

• Jugo de tuna

• Colonche con canela

• Curado

• Atole

• Miel de tuna

• Queso de tuna

• Mermeladas

• Jalea

• Ate

• Nieve

• Pastel

• Gelatinas

• Deshidratados para dulces

• Barras de cereales

• Pulpa de fruta deshidratada

• Lámina de fruta

• Tuna y xoconostles en almíbar

• Salsas

• Condimentos

• Pulpas de tuna

• Néctares

• Aceite de semilla de tuna

• Pectina

• Fructosa

• Colorantes

• Alcohol

• Harinas

• Pectinas

• Semillas

• Forraje para animales

• Cremas

• Esencias

• Productos para el cabello

• Aromatizantes

• Extracto de tuna

 

CONTENIDO NUTRICIONAL

La tuna posee un valor nutritivo que la hace destacar respecto de otras frutas. Es rica en calcio, potasio y fósforo, y contiene otros minerales; aporta cantidades importantes de vitamina C y  pequeñas cantidades de varias vitaminas del complejo B. Contiene aproximadamente un 15% de carbohidratos de buena calidad. Es alcalinizante. La cáscara de la tuna representa del 40% al 50% de la fruta, la pulpa del 40% al 50% y las semillas del 5% al 10%.

CONTENIDO X CADA 100GR.    
COMPONENTE UNIDAD CANTIDAD
AGUA GR. 87.55
ENERGÍA KCAL. 41
PROTEÍNAS GR. 0.73
LÍPIDOS GR. 0.51
CARBOHIDRATOS GR. 9.57
FIBRA GR. 3.60
CALCIO MG. 56
MAGNESIO MG. 85
FÓSFORO MG. 24
POTASIO MG. 220
SODIO MG. 5
ZINC MG 0.12
COBRE MG. 0.08
SELENIO MG. 0.60
VITAMINA C MG. 14
TIAMINA MG. 0.014
RIBOFLAVINA MG. 0.06
NIACINA MG. 0.460
VITAMINA B6 MG. 0.06
FOLATO MG. 6
VITAMINA A UI. 51
VITAMINA E GR. 0.01
GRASAS SATURADAS GR. 0.067
GRASAS MONOINSATURADAS GR. 0.075
GRASAS POLIINSATURADAS GR. 0.210

 

USOS MEDICINALES TRADICIONALES

La tuna, consumida con sus semillas, se ha recomendado en la medicina tradicional mexicana como antidiarreica; también se la recomienda para combatir el recargo biliar.

 

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DE LA TUNA DESCUBIERTAS RECIENTEMENTE

La investigación científica  ha llamado la atención sobre un tipo de pigmentos llamados betalaínas, presentes en las tunas, mismos que han demostrado poseer un pronunciado efecto antioxidante. Se han identificado dos tipos de betalaínas: betaxantinas, que dan el color amarillo-naranja (de las cuales forma parte un compuesto único llamado indicaxantin) y betacianinas, que dan el color púrpura (vale la pena señalar que la tuna blanca también contiene estas sustancias). También se ha identificado otro conjunto de compuestos de la tuna que contribuyen a potenciar sus efectos antioxidantes, a saber: compuestos fenólicos, flavonoides y vitamina C. Diversos estudios han demostrado un marcado efecto antinflamatorio y anticancerígeno de los compuestos de las tunas. En un estudio en tubos de ensayo, realizado en el Departamento de Biotecnología e Ingeniería de Alimentos del Tecnológico de Monterrey (campus NL) se observó que el jugo de tuna inhibía el desarrollo de células de cáncer de colon y de próstata. También se ha demostrado un efecto neuroprotector y se ha observado que la tuna promueve la secreción de bicarbonato a nivel gástrico, ofreciendo así un efecto antiácido y protector de la mucosa gástrica.

El contenido de betalaínas es mayor en las variedades rojas y púrpuras que en las amarillo-naranja y las blancas, y varía también según las condiciones de cultivo y el grado de madurez de la tuna al momento de consumirla.

Vistos en conjunto, estos estudios han demostrado que el consumo de tunas mejora el estatus de antioxidación en el organismo de personas saludables, reduce los procesos de oxidación de las grasas sanguíneas (colesterol y triglicéridos), e incrementa la neutralización de los radicales libres.

Mencionemos como ejemplo un estudio en el cual se comparó el efecto antioxidante de las tunas con la vitamina C, realizado por un equipo de investigadores del Departamento Farmacoquímico, Toxicológico y Biológico de la Universidad de Palermo, en Italia.

En estudios previos, estos investigadores habían obtenido varios resultados muy interesantes al analizar las propiedades de la tuna en tubos de ensayo:

–     demostraron por vez primera que el extracto acuoso de la tuna poseía una elevada acción antioxidante,

–     que protegía de la oxidación a los compuestos grasos de las membranas celulares de nuestros glóbulos rojos,

–     que reducía la oxidación del colesterol de baja densidad (aminorando así su peligrosidad), y

–     observaron que estos resultados no podían ser atribuidos al contenido de vitamina C y vitamina E de las tunas.

Para corroborar estos resultados en vivo, llevaron a cabo un estudio con 18 personas saludables. Los participante fueron divididos en dos grupos que recibieron, dos veces al día durante 2 semanas, o bien 250 gramos de pulpa de tuna o 75 miligramos de vitamina C (cantidad equivalente a la aportada por los 500 gramos diarios de pulpa de tuna). Se dejó pasar un período de 6 semanas durante el cual se interrumpió la ingesta de ambos elementos y posteriormente se repitió la experiencia pero invirtiendo los grupos: los que habían ingerido vitamina C ahora consumían la pulpa de tuna y viceversa.

Se analizaron muestras de sangre al inició del estudio y al final de cada período de 2 semanas.

Los resultados obtenidos  nos invitan fuertemente a consumir regularmente tunas durante su temporada. En efecto, el consumo diario de pulpa de tuna produjo:

–     incremento de los niveles de vitamina C y vitamina E en la sangre,

–     se redujeron fuertemente (por un factor de 4) los marcadores de la oxidación de las grasas sanguíneas,

–     el glutatión es el más poderoso antioxidante intracelular (contribuye a eliminar tóxicos, a reactivar a otros antioxidantes y a disminuir la inflamación y los riesgos de cancerización de las células), y el consumo de tuna se reflejó en un aumento de los niveles de glutatión,

–     la oxidación del colesterol de baja densidad  disminuyó significativamente, lo cual implica una protección importante para los vasos sanguíneos,

–     asimismo, se redujo notablemente la oxidación de las grasa sanguíneas,

–     se produjo una mejoría de la capacidad antioxidante a nivel de los glóbulos rojos.

En el comentario final de su artículo, los autores hacen varios señalamientos que vale la pena destacar:

  1. Subrayan el hecho de que el consumo de 500 gramos al día de pulpa de tuna, durante 2 semanas, mejoró notoriamente los niveles de varios parámetros que hablan del estatus general de protección antioxidante en nuestro organismo. Como sabemos, la gran mayoría de las enfermedades se asocian con una disminución de la defensa antioxidante en nuestro organismo. 
  2. La medida de la oxidación del colesterol de baja densidad habla del nivel de oxidación en las paredes de los vasos sanguíneos, una de las causas principales de enfermedad cardiovascular. El estudió demostró una marcada disminución de dicha oxidación con el consumo cotidiano de tuna. 
  3. La dosis suministrada de vitamina C en este estudio (equivalente a la que proporcionan 500 gramos de pulpa de tuna) no produjo los resultados observados con el consumo de esta última, lo cual permite afirmar que son las betalaínas características de esta fruta los compuestos responsables de dicho efecto, pues tampoco están presentes en la tuna los polifenoles que explican los efectos antioxidantes de otras frutas. 

tunas

CONSEJOS PRÁCTICOS

La cantidad de pulpa de tuna referida en el estudio citado ( 500gr/día) equivale aproximadamente a consumir tres o cuatro tunas por día.

Una forma práctica y sabrosa de consumir las tunas es elaborando jugos. He aquí algunas sugerencias:

– Para la próstata y como diurético: licuar 3 o 4 tunas en 1/2 vaso con agua y colar, volver a licuar con 5 ramitas de perejil  y 1 cucharada sopera de pepitas de calabaza crudas y peladas.

– Para disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos: licuar 3 o 4 tunas y los granos de 1 granada en 1/2 vaso con agua  y colar.

– Como antinflamatorio para padecimientos y dolores osteoarticulares: licuar 3 o 4 tunas en 1/2 vaso con agua y colar; licuar de nuevo con una rebanada de piña, la pulpa de un trozo de 10 centímetros de sábila y un trozo de unos 3 centímetros de jengibre fresco.

– Como antiácido para combatir la gastritis y la colitis: licuar 3 o 4 tunas en 1/2 vaso con agua y colar; licuar de nuevo con 3 tallos de apio y media manzana.

– Para nutrir y reforzar el sistema nervioso: licuar 3 o 4 tunas en 1/2 vaso con agua; colar y licuar de nuevo con 1/2 manzana, 5 almendras remojadas y peladas y 1 cucharada sopera de lecitina de soya líquida o en polvo.

– Para el hígado: licuar 3 o 4 tunas en 1/2 vaso con agua, colar y licuar de nuevo con  1 cucharada sopera de polen y 1 cucharada sopera de levadura de cerveza.

 

Bibliografía

“Leyendas del México Prehispánico”, versión de Oscar Márquez Luna.

-Plant Foods Hum Nutr. 2009 Jun;64(2):146-52, Phenolic composition, antioxidant capacity and in vitro cancer cell cytotoxicity of nine prickly pear (Opuntia spp.) juices, Chavez-Santoscoy RA, Gutierrez-Uribe JA, Serna-Saldívar SO.

– Am J Clin Nutr. 2004 Aug;80(2):391-5, Supplementation with cactus pear (Opuntia ficus-indica) fruit decreases oxidative stress in healthy humans: a comparative study with vitamin C, Tesoriere L, Butera D, Pintaudi AM, Allegra M, Livrea MA. 

J Agric Food Chem. 2002 Nov 6;50(23):6895-901, Antioxidant activities of sicilian prickly pear (Opuntia ficus indica) fruit extracts and reducing properties of its betalains: betanin and indicaxanthin, Butera D, Tesoriere L, Di Gaudio F, Bongiorno A, Allegra M, Pintaudi AM, Kohen R, Livrea MA.

 

Imagen principal: Gabriela Elisa Ponce/Flickr


Andrés Sierra es licenciado en Etnología. En 1983, por necesidades de cuidado de su propia salud, se acercó a las medicinas alternas. Desde entonces se ha dedicado al estudio, la práctica y la enseñanza de la medicina natural, con especial énfasis en el uso curativo de los alimentos.

Ha participado en numerosos programas de radio, y ha impartido múltiples cursos y diplomados en la materia.

Actualmente funge como subdirector académico de la Licenciatura en Medicinas Alternativas y Complementarias, impartida en la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH en la ciudad de Puebla, y dirige el Centro Naturista “Naturalmar” en esa misma ciudad.