Recomendaciones para observar la lluvia de estrellas de las Perseidas 2013 este fin de semana

Cada año, a mediados de agosto, ocurre la impresionante lluvia de estrellas de las Perseidas; Ecoosfera te comparte algunos consejos prácticos para disfrutar de este magno evento astronómico.

La lluvia de estrellas de las Perseidas es un evento anual que ocurre a mediados de agosto. Los meteoritos que se observan en esta son los restos del cometa Swift-Tuttle que rodea al Sol en un periodo de 130 años. En este mes, la órbita de la Tierra coincide con la del cometa, por lo cual los meteoros penetran nuestra atmósfera y dan lugar al espectáculo. Asimismo, el nombre de este obedece a que la lluvia parece surgir desde la constelación boreal de Perseo.

Las Perseidas se cuentan entre las lluvias más abundantes observadas (con cientos de meteoros por hora), lo cual explica en buena medida su popularidad entre los amantes de la astronomía y la observación celeste.

Este 2013 el mejor momento para observarlas será la noche del lunes 12 de agosto y la madrugada del martes 13. Sin embargo, dado que la lluvia es también una de las que más días duran, el fin de semana previo también presenta una buena oportunidad de observación.

A continuación compartimos algunas recomendaciones prácticas para disfrutar esta experiencia (y recordar que, después de todo, nosotros mismos, nuestro entorno, el organismo más simple y el más complejo, estamos hermanados en ese polvo cósmico).

-De preferencia encuentra un punto de observación propicio, despejado (con la menor cantidad posible de obstáculos visuales) y alejado de la contaminación atmosférica y lumínica.

-Dirige tu vista hacia el noroeste, localizando la constelación de Perseo. Este mapa, del cielo en el Hemisferio Norte en agosto de 2013, puede ayudarte a ubicarla:

perseo

-De preferencia no utilices binoculares ni telescopios, ya que estos reducen el campo visual.

-Ten disposición: la paciencia, el ánimo contemplativo o reflexivo, la entrega a la admiración, pueden ser actitudes que mejoren tu experiencia.

Con información de Space



Urano en oposición este 24 de octubre: presagio de invierno

El gigante de hielo podrá ser visto en todo su esplendor (y además adornará los ocasos de noviembre).

Se avecinan tiempos fríos en el hemisferio norte. Éstos coincidirán con la oposición de Urano, que sucederá el 24 de octubre y que fungirá como una especie de presagio cósmico para el invierno que nos espera aquí en la Tierra.

Y es que Urano es, junto con Neptuno, uno de los  gigantes helados que habitan nuestra galaxia.

urano-oposicion-24-octubre-2018-eventos-astronomicos

 

¿Qué es la oposición?

Una de las mecánicas más fascinantes del cosmos son las oposiciones. Éstas nos permiten apreciar a los planetas de nuestro sistema solar de manera portentosa.

La oposición consiste en que el planeta en cuestión –en este caso Urano– se halla en completa oposición al sol respecto al cielo en nuestro planeta, lo que coincide con una cercanía extraordinaria que sólo ocurre una vez al año –el llamado perihelio–.

 

Urano en oposición: presagio de invierno

urano-oposicion-24-octubre-2018-eventos-astronomicos

Urano suele entrar en oposición los primeros días de octubre, lo cual coincide con los primeros días fríos del hemisferio norte que presagian el invierno. Durante la noche, Urano saldrá por el horizonte del este, mientras el sol se pone por el oeste. Y a la medianoche (tiempo local), estos dos astros estarán perfectamente alineados con la Tierra.

Aunque Urano suele aparecer en el cielo disfrazado como una estrella más del firmamento –y sólo podemos descubrirlo por su característico color verde y el hecho de que no tintinea como las estrellas a su alrededor–, la oposición es una oportunidad para contemplarlo en su máxima y más helada grandilocuencia.

Si usas un telescopio de al menos 250 milímetros y acudes a algún lugar alejado de las luces citadinas, la experiencia será todavía más alucinante: así podrás distinguir formas de nubes y algunos de los satélites más grandes de Urano, como Titania y Oberón.

La oposición nos permitirá distinguir nítidamente a Urano y al sistema de anillos que bailotean a su alrededor.

urano-oposicion-24-octubre-2018-eventos-astronomicos

Pero lo mejor será que durante la oposición, Urano alcanzará su punto más alto en el cielo. Los días posteriores descenderá a un ritmo de 4 minutos cada noche, lo que lo hará visible durante los ocasos de noviembre.

Así que no te pierdas a Urano en oposición este 24 de octubre a las 00:46 horas UTC, ni tampoco los hermosos ocasos que nos proveerá durante noviembre. Si quieres ubicar al gigante de hielo, recuerda que estará cercano a la constelación de Aries.  Para saber la hora del evento en tu país, consulta este convertidor digital.



¡No apartes la vista del cielo! Lluvia de estrellas Oriónidas el 21 y 22 de octubre

Este mes, el cielo será escenario de una lluvia de estrellas. ¿Cómo, cuándo y dónde ver el espectáculo de las Oriónidas?

Los meteoros que adornarán el cielo nocturno del 21 al 22 de octubre son de los más veloces en su tipo. Si alzas la vista este fin de semana, podrás observar la caída de entre 15 y 20 estrellas fugaces por hora. 

Lo que hace más especiales a las Oriónidas es que realmente son trozos del famosísimo cometa Halley, que pasa por la Tierra cada 75 o 76 años. Deben su nombre a la constelación de Orión, punto desde el cual irradian. 

¿Quieres aprovechar al máximo este regalo del cielo? Aquí va todo lo que necesitas saber:

¿Dónde verlas?

No necesitas vivir en otro país para admirar esta magnífica lluvia de luces: las Oriónidas son visibles en cualquier parte del mundo. Como ocurre con todos los fenómenos nocturnos, lo ideal es alejarse lo más posible de las luces artificiales. Si vives en una gran ciudad, lleva tu manta o silla hacia un punto apartado en el que el cielo se vea completamente oscuro. 

 

¿Cuándo?

Aunque se predice que los días con más estrellas serán el 21 y 22 de octubre, será posible admirarlas desde la noche del 20. No olvides que el mejor horario para verlas es en la madrugada. Es posible que el brillo de la luna obstaculice la visión, por lo que se recomienda salir poco antes del amanecer, entre 2 y 3am, cuando la luna se haya ocultado. 

 

Sobre todo… ten paciencia

Tómate unos 20 minutos para que tus ojos se ajusten a la oscuridad y dedica por lo menos 1 hora a tu cita con el cielo. No desesperes: los rastros de luz que las Oriónidas pintarán en el firmamento son la mejor recompensa