Lista de alimentos alternativos y saludables

Muchas veces nos encontramos con la situación de que por más que nos gusten ciertas cosas ya no podemos comerlas por ordenes estrictas del doctor, porque cambiamos a una dieta vegetariana, o por que ya no nos están haciendo bien. Aquí te damos una lista con alternativas de tus alimentos favoritos.

 Sabemos que en un contexto actual, ‘ordinario’, es decir, viviendo en una ciudad, trabajando tiempo completo, y con la exigencia de responder a los ritmos propios de este estilo de vida, es difícil alimentarte sanamente –y aún más si consideramos el tema de las finanzas personales. Pero también es cierto que con un poco de disciplina y dedicación puedes mejorar significativamente la calidad y el tipo de alimentos que consumes.

A continuación te compartimos una lista comparativa entre alimentos comunes, y sus alternativas saludables. Seguramente, tras revisar el listado detectarás más de una opción que se encuentre a tu alcance y que puedas incluir en tu dieta cotidiana.

tabla_alimentos



¿Comprar sin generar basura? En la Ciudad de México ya es posible

Las tiendas zero waste (cero basura) ofrecen alternativas a quienes desean consumir sin contaminar.

En México, generamos mucha basura. Tan sólo en las fiestas decembrinas, la cantidad de desechos producidos por persona sube de 1.4 kilos a 4 kilos, más del doble. El resto del año, es una realidad que el plástico ya es prácticamente parte de nosotros; incluso está en nuestros cuerpos.

Al conocer estos datos, surge la urgencia de hacer todo lo posible por reducir estos hábitos nocivos para el medioambiente. Por fortuna, entre el bullicio de la Ciudad de México existen tiendas que atienden justamente esta necesidad.

Las tiendas zero waste (cero basura) ofrecen una gran gama de productos dedicados a fomentar la conciencia sostenible.

Zero Market México, ubicada en Coyoacán, es una de las primeras tiendas en la capital comprometida con eliminar toda rastro de basura de sus artículos, uniéndose a este movimiento mundial de consumo ético y sustentable.

zero market mexico cero desperdicio basura consumo

¿Cómo lo logran? 

En estas tiendas, no hay lugar para los empaques. Además de terminar casi inmediatamente en la basura, los envases que envuelven el shampoo, los jabones, el maquillaje y muchos alimentos tienden a aumentar su precio.

La alternativa sostenible consiste en utilizar envases de vidrio rellenables para comprar a granel. Además de reducir drásticamente el uso de bolsas de plástico, se cercioran de que los productos que adquieras apoyen a la economía local. 

Con estas prácticas recobramos la conciencia de cómo se produce y distribuye lo que consumimos. 

Y es que, en una enorme ciudad donde siempre hay algo que comprar en cada esquina, es difícil no sucumbir al ciclo de consumir cosas que no necesitamos sólo para desecharlas. 

Para Zero Market, el primer paso hacia una existencia sin basura consiste en rebelarse contra las necesidades imaginarias que el consumismo nos vende y aprender a rechazarlas. 

Por ejemplo, una costumbre que podemos adquirir cada que vayamos de compras es preguntarnos: ¿realmente necesito esto? Te sorprenderá lo mucho que esta sencilla pregunta simplificará tu vida y tus finanzas.

zero market mexico basura consumo basura cero

Aunque un acto individual nos pueda parecer inocuo, lo que realmente se busca es inspirar el cambio colectivo. Esto es más fácil de lo que creemos: de hecho, nuestros antepasados vivían de esta forma. ¿Por qué no podríamos hacerlo de nuevo?

Si todos rechazamos los productos que crean basura, la ley de oferta y demanda que rige nuestra economía provocaría que eventualmente dejaran de producirse.

De esta manera, no sólo dejamos de contaminar, sino que apreciamos más lo que consumimos. Nada se desperdicia.

Este cambio tomará tiempo. Por eso es importante ponerse en acción ya. Además de comprar a granel, utilizar tus propios envases y evitar a toda costa el plástico, puedes dejar de imprimir tus recibos del banco o decir “no” a las tarjetas de presentación.

Aunque sea poco a poco, todos podemos unirnos a esta manera responsable de consumir. Aquí encontrarás algunos consejos para empezar desde ya una vida sin desperdicios.



Prevenir la diabetes es posible con una dieta “verde” (Estudio)

Un cambio alimenticio puede significar prevención y sin duda una transformación de vida.

Otra razón para encontrarle el gusto a las verduras y empezar una dieta sana. Tras 16 semanas de consumir una dieta verde, los niveles de insulina se logran regular; esto de acuerdo a un estudio realizado por Physicians for Responsible Medicine (PCRM por sus siglas en inglés).

Los resultados de dicho estudio son alentadores y más para aquellos preocupados por atender una enfermedad como la diabetes, embolias o afecciones cardiovasculares. La Dra. Hana Kahleova, que lidera esta investigación, explica que:

La segregación de células beta y la sensibilidad de la insulina en periodos de ayuno se modifica al cabo de 16 semanas de mantener una dieta verde preventiva.

Desafortunadamente, tan solo en Occidente, se come a diario más del doble de alimentos cárnicos de los que requiere el cuerpo. El mundo entero, de hecho, consume carne en cantidades exacerbadas. Pero este tipo de dieta no solo es relevante como parte de una campaña para la prevención de enfermedades como la diabetes, también resulta de total beneficio para proteger el medioambiente y también la cría de animales.

La salud alimentaria se refleja en la capacidad productiva de las personas, por eso cada vez más nutriólogos y especialistas ven la forma de comer como una manera de prevenir enfermedades tanto en nosotros como en nuestra descendencia.

Al reconocer los beneficios de este régimen alimenticio, para las personas, pero también para la sociedad, limitar la ingesta de carne se plantea como un estilo de vida. Países como Bélgica, Inglaterra, Nueva Zelanda y China promueven entre la población consumir verduras a diario, esto también ayuda al bolsillo, ya que el costo de la proteína animal se dispara.

La diabetes es una pandemia y al año el costo de todos los efectos que produce esta enfermedad, es altísimo. Si el ayuno a intervalos y una alimentación más sana puede evitar los pinchazos de insulina, ¿no es algo que valdría la pena difundir y poner en práctica?

Al día, lo recomendable es ingerir seis porciones de alguna de estas verduras que abajo enlistamos:

Acelga cocida ½ taza

Apio 1 ½ t

Berros 1 t

Brócoli cocido ½ t

Calabaza 1 pza.

Chayote cocido ½ t

Chícharo cocido 2 Cdas.

Chile poblano 1 pza.

Ejote cocido ½ t

Espinaca cocida ½ t

Lechuga 3 t

Nopal 1 t

Pepino rebanado 1 ¼ t

Pimiento 1 pza.

Romeritos cocidos 1 t

Verdolaga cocida 1 t.