La natura en miniatura: fotografías e ilusiones ópticas (FOTOS)

Nunca creerías que los paisajes de Mattew Albanese no son reales, y lo más asombroso de todo es cómo los hace.

Para recordar la maestría de la naturaleza algunas veces es efectivo ver su representación. Observar dibujos o fotografías de paisajes pueden quitarnos el aliento casi tanto como verlos en vivo, y esto es precisamente porque nos recuerdan que existe. El caso de Mathew Albanese es el de las miniaturas.

La miniatura es una especie de fantasía, una simulación de la realidad que es perfectamente proporcional pero que no podemos habitar, y eso es lo que es tan atractivo. Albanese se sirve de esto en su serie Stange Worlds para, con materiales reciclados y a la mano, crear los paisajes más espectaculares de la naturaleza y ofrecernos una experiencia única.

En las fotografías de Mathew Albanese hay mucho más de lo que el ojo puede ver. A primera vista sus fotos parecen ser reales, pero si leemos sus notas y miramos bien, veremos que las composiciones son puras ilusiones ópticas o trompe l’oeil magníficamente resueltas. En su caso, saber los trucos detrás del acto aumenta la apreciación del espectador.

[MNN]



Descubren el dibujo más antiguo en la historia de la humanidad

Un patrón trazado sobre una piedra en una cueva es el dibujo más antiguo registrado hasta ahora.

La necesidad del hombre por representar pictóricamente su entorno es verdaderamente milenaria. Lo anterior queda más que claro luego del reciente descubrimiento del dibujo más antiguo de la historia humana: se trata de un patrón de líneas que data de hace 73,000 años

El hallazgo fue registrado en la cueva de Blombos, en Sudáfrica. El dibujo es una grilla compuesta por seis líneas verticales, atravesadas por tres líneas curvas. El trazo fue hecho con ocre, un pigmento natural color café rojizo. Los encargados de analizar la muestra señalan que las líneas terminan junto con el trozo de roca, lo que abre la posibilidad de que este patrón fuera originalmente de mayores dimensiones o que, incluso, pudiera haber sido parte de una representación más compleja. 

dibujo-cueva-antiguo-sudafrica

Christopher Henshilwood, arqueólogo de la Universidad de Bergen, en Noruega, declaró a Science News que un patrón similar ha sido encontrado en conchas marinas de la zona, por lo que este trazo bien podría haber tenido un significado especial para sus habitantes.

 

El dibujo como un vehículo para dialogar con nuestra realidad

Tal vez la expresión gráfica, que eventualmente se consagró en el dibujo o el arte pictórico, responde a una necesidad del ser humano en el proceso de relacionarse con su realidad –pues no solo se trata de su entorno físico sino que va más allá, con metáforas visuales, símbolos y otros–. Y el dibujo de la cueva de Blombos es una prueba de que este acto instintivo, pero a la vez estético y hasta ontológico, lleva acompañándonos más de 70 mil años. 



Un acercamiento místico a la belleza de Indonesia

Oníricos paisajes monocromáticos la visión fotográfica de Hengki Koentijoro de su natal Indonesia.

En algunas de las imágenes de Hengki Koentjjoro la luz se vuelve un encantamiento, una misteriosa disposición del equilibrio entre los opuestos.  Los paraísos tropicales de Indonesia, bajo una óptica monocromática, se disuelven en  espejismos o se animan como sueños misteriosos. Su forma de penetrar la majestuosidad de la naturaleza es la sutil invitación a lo secreto.

Después de estudiar fotografía en California, Koentijoro regresó a su natal Indonesia, para capturar los paisajes que formaban su entorno. Según expresa su visión en su sitio web, la fotografía es:

“No solo una forma de expresar su alma sino de crear una ventana al mundo donde, a través de sus imágenes, lo invisible y lo inefable puede ser palpados. Movido por el deseo de explorar la belleza mística de la naturaleza, desarrolla su sensibilidad a través de los elementos de las bellas artes en la imagen. Su forma de expresarse se refleja mejor en la elaboración y en la exploración del blanco y negro”.

Generalmente estamos acostumbrados a ver la abundancia de la naturaleza, tal como existe en las selvas y playas de Indonesia, en una explosión de color. Con la fotografía de Koentjoro accedemos a esta profusión de manera más sutil, entreviendo una cadencia espiritual en la fuerza telúrica. Más que el canto del color, el silencio de lo místico.

305b6bd50c15fbf3dbcc1294cc560b69

13991-Borobudur-Temple-XL--by-hengki-koentjoro
Hengki_Koentjoro_02

1082096735

Hengki_Koentjoro_02

hengki13

mar-77cc-hengki-koentjoro-outlying

HengkiKoentjoro10_