iPhone gasta más energía al año que un refrigerador

La vida contemporánea nos ha acostumbrado a depender de determinados gadgets y dispositivos que a pesar de su utilidad o funcionalidad, son sin embargo especialmente lesivos para el medio ambiente. Este en el caso del popular iPhone, que de acuerdo con el estudio “The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and […]

La vida contemporánea nos ha acostumbrado a depender de determinados gadgets y dispositivos que a pesar de su utilidad o funcionalidad, son sin embargo especialmente lesivos para el medio ambiente.

Este en el caso del popular iPhone, que de acuerdo con el estudio “The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and Big Power”, un iPhone puede gastar tanta energía en un año como un refrigerador, sin duda una comparación desmedida teniendo en cuenta las características de ambos objetos.

Según la investigación, un usuario de iPhone Wireless con Verizon consumió 1.58 GB de datos por mes en 2012, esto es, 19 GB por año. Esta cifra debe multiplicarse por 19.1 kilowatts, la energía necesaria para alimentar 1 GB, con lo cual se obtiene un gasto de 361 kilowatts hora de electricidad por año. Si a esto se añade la energía necesaria para cargar la batería (3.5 kWh) y y la cantidad de electricidad necesaria para cada conexión (23.4 kWh), se obtiene el total de 388 kWh al año.

“A nivel individual, cuando se cuentan todos los componentes de uso —no solo de carga— el iPhone promedio consume más energía al año que un refrigerador de tamaño mediano”, se concluye en el sitio. El gasto de energía anual de un refrigerador se estima en menos de 380 kWh al año.

[CNN]



9 trucos para que la batería de tu celular dure más

Es quizá el aparato más usado en la actualidad; ser responsables con su manejo es básico.

Según un estudio de  The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and Big Power”, un iphone puede gastar tanta energía, anualmente, como un refrigerador. El anterior dato es tan increíble que podría parecer amarillista.

Según la investigación, un usuario de iPhone Wireless con Verizon consumió 1.58 GB de datos por mes en 2012, esto es, 19 GB por año. Esta cifra debe multiplicarse por 19.1 kilowatts, la energía necesaria para alimentar 1 GB, con lo cual se obtiene un gasto de 361 kilowatts hora de electricidad por año. Si a esto se añade la energía necesaria para cargar la batería (3.5 kWh) y y la cantidad de electricidad necesaria para cada conexión (23.4 kWh), se obtiene el total de 388 kWh al año.

Un mundo más limpio y sustentable comienza desde el uso de tu móvil. Hoy, hacemos tantas cosas en el celular: llevamos nuestra agenda, checamos los correos electrónicos, tomamos fotos, leemos noticias: que este aparato rara vez rebasa las 24 hrs en duración de batería.

Por lo anterior, compartimos algunos consejos para optimizar la energía de tu celular.

 

Baja las actualizaciones

Normalmente vienen mejoradas para que gasten menos energía.

 

Desactiva el Wi-fi cuando no lo estés usando

Si tienes prendido el buscador de wi-fi, este siempre estará localizando una señal, lo que gasta mucha energía.

 

No lo sobrecargues

Una vez que ha llegado a la carga del 100% de la batería, desconéctalo. Sobrecargarlo reduce la vida y la eficiencia de la misma.

 

Quítale la funda con lo cargues

De dejársela, esto podría causar su sobrecalentamiento y dañar la batería.

 

Elige las apps en ejecución

Tanto en Android como en iPhone, existen opciones para que selecciones las apps que se mantienen activas todo el tiempo. Has una selección que permita que solo aquellas que te son urgentes estén activadas, a las demás, lo mejor es que entres manualmente.

 

No lo apagues y prendas continuamente

Mejor deja hibernando el aparato. Prenderlo y apagarlo consume muchísima energía.

 

El brillo de la pantalla en poco luminoso

Si pones el sensor de luz que adapta el dispositivo a las condiciones del entorno, consumirá bastante batería. Mejor acopla la luz necesaria manualmente tu mismo cada que lo necesites.

 

Poco tiempo para el apagador de pantalla

Es increíble pero un usuario promedio revisa su móvil unas 150 veces al día. Si consideramos lo anterior, es mejor que la pantalla se apaague luego de unos 20 segundos que después de 1 minuto.

 

Inhabilita el Bluetooth

Al igual que el Wi-fi prendido, consume mucha energía.



Protégete del daño ocasionado por la luz de tus gadgets con estos consejos

Los neurólogos intuyen que las personas expuestas a este tipo de luz antes de dormir tienden a sufrir mayor trastornos del sueño, a diferencia de sus coetáneos expuesto a una luz de una tonalidad más cálida

Quizá se ha vuelto una costumbre en que, al irse a la cama, uno esté usando un teléfono inteligente o una computadora con las luces apagadas. Qué mejor manera de pasar las últimas horas del día. Sin embargo, ¿qué le pasa a nuestro cuerpo al realizar esta actividad, aparentemente inofensiva?

Los expertos han mencionado que enfrentar nuestros ojos a las pantallas de estas tecnologías, puede afectar nuestras horas de sueño. Las ondas azules de los focos LED de las pantallas de teléfonos, laptops o tabletas, están afectando negativamente en el ritmo circadiano, ya que las luces suprimen la melatonina (hormona del sueño), la cual se segrega durante la oscuridad para mantenernos calmados y prepararnos para dormir.

Es decir que, al ver estas pantallas durante la oscuridad, nuestro cuerpo no segrega la suficiente cantidad de melatonina, sino cortisol (hormona del estrés) que se encarga de mantenernos despiertos. Los neurólogos intuyen que las personas expuestas a este tipo de luz antes de dormir tienden a sufrir mayor trastornos del sueño, a diferencia de sus coetáneos expuesto a una luz de una tonalidad más cálida; lo cual no sólo hace sentir malhumorado en las mañanas, también disminuye la calidad de sueño con graves consecuencias en la salud.

Por ello te compartimos unos hacks para evitar estos efectos negativos en el cuerpo:

Descarga la aplicación f.lux/Screen capture. Esta aplicación para la computadora ajusta el color de temperatura del monitor en función la exposición a la luz externa (luz solar o lámparas). Durante horas de día, la luz se vuelve un tono más azul; mientras que, durante la noche, la luz se convierte en algo más cálido. De modo que se va a ajustar en función de la luz eterna.

Oyster e-reader app. Si disfrutas leer e-books, esta aplicación es una de las mejores opciones para una lectura antes de dormir en la tablet o el teléfono inteligente. Esta app es una servicio que requiere una subscripción, el cual brinda un acceso ilimitado a e-books al mes con un ajuste f.lux para cuidar tanto los ojos como el sueño.

Twilight app, una alternativa de f.lux, es útil para los usuarios de Android.

Procura dejar de usar estos gadgets antes de ir a cama. Invierte en un tiempo en cama antes de cerrar los ojos para relajarte y prepararte para dormir.

Fotografía principal: Daily Register