“Glaciares fantasma” protegen paisaje antiguo de Groenlandia

Un paisaje antiguo cerca de Upernavik, en Groenlandia, ha estado custodiado por glaciares que van y vienen sin causar ningún daño a las rocas, y lo han preservado intacto por millones de años.

Un paisaje groenlandés, formado cuando los hombres estaban descubriendo el fuego, ha sido protegido de la erosión y destrucción desde que los “glaciares fantasma” lo recorren constantemente.

Estos glaciares son denominados así porque a diferencia de los glaciares comunes, que permanecen en un solo lugar erosionando la base rocosa del paisaje, van y vienen y se deslizan por la superficie del paisaje. En un estudio llevado a cabo por el geólogo Lee Corbett de la Universidad de Vermont, se encontró que “los glaciares fantasma van y vienen, dejando muy poca evidencia de su presencia”. Esto es, han estado visitando el paisaje por más de 1 millón de años y no han causado ningún cambio en su forma; al contrario: lo han protegido para que siga igual. Esta fantasmagoría gentil ha guardado a este paisaje como uno de los más antiguos del planeta Tierra y, también, uno de los más bellos.



Un hermoso atlas visual registra los glaciares a punto de desaparecer

El primer atlas glaciar que documenta el declive de estos imponentes personajes… Quizá estemos a tiempo de salvarlos.

 El estado de los glaciares a nivel mundial se encuentra, en la actualidad, muy bien documentado. Existen estudios acerca del retroceso glaciar en la cordillera boliviana, en los Picos de Europa y en Tierra del Fuego, por nombrar algunos ejemplos de la importancia que se le ha dado a los glaciares en los últimos años.

Asimismo, el reconocimiento del calentamiento global como una realidad inequívoca, con el consiguiente incremento del retroceso glaciar, siendo los glaciares uno de sus más sensibles indicadores, ha generado una preocupación genuina.

Project Pressure nace de ese desasosiego. La organización sin fines de lucro es presidida por el célebre fotógrafo Klaus Thymann, quien decidió generar un atlas alusivo a este problema.

Las hermosas imágenes que forman el atlas son un seguimiento a un fenómeno geológico en declive, y proporcionan un registro visual de los efectos del cambio climático sobre el medioambiente.


arnold_CF003068

El proyecto se encuentra respaldado por la UNESCO, para la creación de un libro en colaboración con la NASA y el Consejo de las Artes del Reino Unido. Hasta el momento no hay fecha de lanzamiento oficial, solamente una colección de fotografías que se planea difundir en el 2013. 

Thymann también está trabajando en la creación de una plataforma en línea, en la cual el público pueda subir sus propias imágenes detalladas que permitan comparar año tras año el estado en el que se encuentran los glaciares.

En resumen, la idea es generar un archivo visual de los glaciares, subrayando su importancia al mostrar que no son sólo hielo, sino que se trata de las principales reservas de agua dulce del planeta, lo cual hace de su preservación un aspecto esencial para la supervivencia de los ecosistemas y de la especie humana.



Una Tierra alterada: imágenes del impacto humano en los paisajes del mundo

A través de elocuentes fotografías este libro, por el foto-periodista Peter Essick, nos muestra exactamente como hemos cambiado el mundo.

Peter Essick

El libro Our Beautiful, Fragile World, de Peter Essick es una serie de fotos del medio ambiente que el fotoperiodista tomó cuando trabajaba para National Geographic. Las imágenes abarcan todo: desde ciudades contaminadas como Los Ángeles hasta los lugares del planeta que más han sufrido las consecuencias del cambio climático como el Ártico, así como lugares que solían estar habitados pero que la naturaleza ha reclamado nuevamente.

El fotógrafo confiesa que la razón por la que se embarcó en esta misión para capturar al mundo era exponer la velocidad del cambio en algunos lugares, “Nuestro mundo natural está constantemente cambiando. Estos paisajes se destacan por la velocidad y el grado del cambio. Después de ver las imágenes, es imposible no preguntarse: ¿cómo podemos mejorar?” Algunas de las consecuencias de los cambios, apunta Erick, se pueden ver en el Círculo Polar Antártico,  donde los cambios climáticos han causado los mayores cambios, causando más tormentas de nieve. Los pingüinos ya no pueden anidar ahí y se están marchando.

Las fotos nos llevan de la mano por “paisajes alterados, desde los más prístinos hasta aquellos que han sido completamente transformados”.

Con cierta frecuencia olvidamos que nuestra cómoda pero insustentable forma de vida afecta más a aquellos que no tienen las herramientas para adaptarse al cambio y a la destrucción de las regiones más ricas del planeta.