Donaciones a organizaciones no lucrativas, ¿por dónde empezar?

Muchas causas humanitarias demandan nuestra atención; Google publicó algunos datos relativos a las prácticas de los donadores que nos ayudan a entender mejor cómo el Internet puede ayudar a salvar el mundo.

Estás haciendo lo que sea que estés haciendo en línea y de pronto, ¡boom!, una asociación no lucrativa llama tu atención: puede ser un banner en un sitio, un email en tu bandeja de correo, un link desde Twitter o un video relacionado en YouTube. Digamos que sí, que te interesa hacer una donación a alguna asociación no lucrativa, ¿qué causa eliges? ¿Donarías para una asociación protectora de animales, para una que combate el avance de los GMO y Monsanto en el campo, para otra que busca frenar el hambre en África?

Google está preocupado por esta clase de decisiones, y esta semana publicaron algunos datos relevantes, relativos a las decisiones que toman las personas que donan dinero a organizaciones no lucrativas. He aquí algunos de los más interesantes:

La gente piensa en donar muchos meses antes de Navidad

La época de fiestas decembrinas hace que las personas reevalúen su vida, sus prioridades, y se vuelvan un poco más generosos. Esto no es ninguna sorpresa; lo sorprendente es que la gente busca organizaciones no lucrativas a través de Google meses antes de que la publicidad inunde los medios con villancicos. En el 2012 hubo un 30% de incremento en las búsquedas de términos relativos a donaciones entre agosto y septiembre.

Diversificación digital

Google demostró que los potenciales donadores utilizaron opciones online (redes sociales, videos, etc.) y las utilizaron mejor que los recursos offline. En una encuesta aplicada por la compañía, los resultados mostraron que la gente encuentra 20% más útil una campaña digital que una offline en el impacto sobre su decisión de donar.

Todo es acerca de los videos

Se sabe que a la gente no le gusta leer, por eso no es extraño que el 79% de los donadores indicara que un video les había convencido de donar a alguna causa (el sitio principal fue YouTube, naturalmente). 39% de las personas que vieron un video instándolos a donar de hecho entraron al sitio de la organización no lucrativa antes de 24 horas luego de verlo, y 57% de los que vieron un video hicieron una donación.

De mano en mano

El uso de dispositivos móviles también se mostró relevante: 40% de los encuestados buscaron información sobre organizaciones no lucrativas a través de sus móviles, y 25% donaron a través de sus celulares, a través del navegador y no a través de mensajes de texto.

Los donadores hacen comparaciones

Dada la enorme oferta de causas en las cuales uno puede involucrarse (al menos ayudando a financiarlas), muchos pueden sentirse perdidos en un principio. Quieres ayudar, es claro, ¿pero por dónde empezar? Antes de hacer una donación, las personas miran diferentes opciones, se informan y luego donan. Al parecer no hay tal cosa como una donación impulsiva, o a decir de Google, no podría confiarse en que este método sea el más confiable para las organizaciones que dependen de las donaciones para mantenerse a flote.

[Co.Exist]



Este es el verdadero material del que está hecha la ropa de piel (VIDEO)

Polémica campaña de PETA utiliza entrañas de animales al interior de ropa de marca.

De acuerdo con la investigación de PETA Asia, los animales que viven en granjas sufren de condiciones precarias sometiéndolos a tanques pútridos, prácticas sangrientas, desollamiento mientras están vivos, parálisis al recibir golpes duros en la región espinal, entre otros. 

Estos animales, principalmente cocodrilos y serpientes, son utilizados para fines farmacéuticos y el mundo de la moda. Por esta razón, PETA Asia, asociada con Ogilvy & Mather Advertising Bangkok, desarrolló una campaña que pretende generar consciencia acerca del abuso de este tipo de granjas contra 700 000 animales en esta región. 

Cuando uno compra ropa, revisa su calidad en relación con e precio; sin embargo, pocas veces somos capaces de ver la historia detrás de esta prenda que estamos a punto de comprar: ¿es ecosustentable?, ¿está libre de cualquier abuso contra animales?, ¿cuál es su huella ecológica?, etcétera.  Quizá esta es la razón por la cual, PETA Asia, pretende demostrar, de manera tan visceral, el poder que tiene el consumidor frente al cuidado de la biodiversidad del planeta.  

Te compartimos el video: 

 

 



La mitad de los patrimonios naturales están siendo amenazados, declaró WWF

La ONG informó que 114 patrimonios inscritos en el Patrimonio mundial están siendo afectados por las nefastas actividades industriales

La WWF ha declarado que la mitad de 229 sitios patrimoniales naturales en el mundo declarados por la UNESCO están en riesgo de desaparecer; entre ellos se encuentran los bosques húmedos de Madagascar, el parque nacional en España, la reserva animal en Tanzania, el arrecife en América Central, entre otros.

La ONG informó que 114 patrimonios inscritos en el Patrimonio mundial están siendo afectados por las nefastas actividades industriales: “Entre otras actividades nefastas, a menudo obra de multinacionales y sus filiales, se pueden citar la exploración y la extracción petrolera o de gas, la minería, la explotación forestal ilegal, la creación de grandes infraestructuras, la pesca abusiva y la sobreexplotación de recursos acuíferos.”

La calificación de la UNESCO no es necesariamente sinónimo de protección ejemplar, pese a que “estos sitios encarnan la noción de área protegida por excelencia” basada en un censo realizado por la Unión internacional para la conservación de la naturaleza –UICN–. En otras palabras, la UNESCO aceptó declarar a estos sitios como parte del Patrimonio mundial a pedido de los Estados, mas no tiene el poder para obligar a sus gobiernos a protegerlos: “No existe ningún continente al amparo de los señalamientos del WWF, que llama a gobiernos y empresas a actuar en favor de un futuro sustentable a todos estos sitios excepcionales.”

Captura de pantalla 2016-04-09 a las 6.01.02

Además de atentar contra un patrimonio dotado de “un valor universal excepcional”, la degradación de estos lugares podría “poner en tela de juicio su capacidad para aportar beneficios económicos, sociales y ambientales” a las 11 millones de personas que dependen de ellos. Según el informe, aproximadamente un millón de personas viven en los 119 sitios declarados por la UNESCO y que están amenazados, y unos 10 millones en sus alrededores.

Entre los sitios marinos en peligro de extinción desde el 2009, los arrecifes de Belice en América Central comprenden siete áreas protegidas e integradas a la barrera de coral más larga del continente americano. Las principales causas que han dañado los ecosistemas con una amplia biodiversidad son la construcción de estaciones balnearias y de viviendas, así como la explotación petrolera marina.

La WWF subrayó que un “sitio declarado Patrimonio mundial puede convertirse en incentivo al desarrollo económico”, como por ejemplo la gestión del arrecife de Tubbataha en Filipinas con actividades pesca y turismo, la del parque nacional de Chituan en Nepal donde la mitad de los ingresos regresa a las comunidades locales.