Coca-Cola Life: un producto de nicho para el mercado orgánico y eco-friendly

Si alguien nos hubiera dicho que Coca-Cola sacaría al mercado un producto verde, plenamente construido para responder a las necesidades de un mercado que quiere comida orgánica y se preocupa por su salud… nada se nos hubiera hecho más lógico. Coca-Cola Life es el nuevo integrante de la gran familia Coca-Cola. La marca afirma que el […]

Si alguien nos hubiera dicho que Coca-Cola sacaría al mercado un producto verde, plenamente construido para responder a las necesidades de un mercado que quiere comida orgánica y se preocupa por su salud… nada se nos hubiera hecho más lógico.

Coca-Cola Life es el nuevo integrante de la gran familia Coca-Cola. La marca afirma que el producto es “natural”, de bajas calorías y embotellado en un material orgánico. En vez de endulzantes artificiales, Life utiliza una mezcla de azúcar y sustituto de estevia, una planta cuyos edulcorantes naturales denominados glicósidos de esteviol tienen un sabor 300 veces más dulce que el azúcar, sin aportar calorías. Será comercializado en Argentina próximamente.

Acorde a los tiempos y buscando la vigencia de la marca, Coca-Cola Life busca responder desde el mercado a un creciente mercado verde orgánico: la apuesta no es menor, pues incluso en la publicidad el característico rojo-Coke (registrado como patente) ha dado paso al verde, y los entornos urbanos de su publicidad son sustituidos por el verde, los colores terrosos y las imágenes de exteriores.

coca-cola-life-facebook-image.jpg.492x0_q85_crop-smart

Sobre todo no debemos olvidar que Coca-Cola no vende refresco: vende felicidad. Y la felicidad, como todos sabemos, es subjetiva y viene en diferentes colores. O envases, si podemos permitirnos la ironía.

A decir de algunos comentaristas –tal vez con demasiado optimismo–, este movimiento de Coca-Cola implica que la presión de los ecoactivistas está resultando fructífera, al grado que las grandes corporaciones están adaptando sus prácticas a los reclamos de la generación verde; sin embargo, a esta visión le falta perspectiva histórica. Coca-Cola es una bebida y seguirá siendo, en tanto producto, precisamente eso; pero como dijimos, Coca-Cola no vende bebidas, vende felicidad. Un producto hueco como este puede disfrazarse virtualmente de cualquier cosa, pero sigue siendo eso: una bebida concreta que se comercializa en lugar de un bien no concreto.

Puedes comprar Coca-Cola en cualquier color, pero seguirás comprando Coca-Cola a fin de cuentas. El lobo disfrazado de oveja sigue siendo un lobo.

[Tree Hugger]



Mira la parodia del anuncio más exitoso en la historia de Coca-Cola sobre sus verdaderos daños

1971 es el año en que salió el anuncio comercial más exitoso que ha tenido Coca-Cola en su historia.

En la historia de Coca-Cola el anuncio comercial que mayor éxito ha tenido es uno de 1971. Esta pieza sonaba la canción de “Quisiera al mundo darle hogar” que con un tono sentimental movió a muchas personas y el éxito comercial de este trabajo audiovisual fue enorme.

Con el tiempo y mayores estudios se han ido descubriendo los verdaderos efectos del consumo de refresco liderado por esta marca que como una gota sistemática ha originado grandes estragos de obesidad sobre todo en países con un bajo nivel educativo pero con una población expuesta a grandes cantidades de publicidad.

Solo en México (un ejemplo fundamental por ser el principal consumidor de refresco en el mundo), el consumo de refresco por persona al año es de 163 L y cada año 24 mil personas mueren por causas relacionadas por el consumo de bebidas con alto contenido de azúcar.

Cabe apuntarse que este comercial nos recuerda las exitosas estrategias comerciales de marcas de la envergadura de Coca-Cola. Reflexionar al momento de topar su publicidad es esencial para ser críticos con este tipo de manifestaciones que se nos imponen como un eje cultural casi ineludible.

Este video de una parodia con la misma melodía que hace más de treinta años tuvo un alcance importante fue hecho en una alianza de colaboración entre el Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI) y la organización El Poder del Consumidor. 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Autor: Ana Paula de la Torre
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional


Estos son ejemplos de Coca-Cola violentando el derecho a la salud en México

En la historia reciente del país hay capítulos evidentes de las artimañas de la empresa pese a la salud pública.

La obesidad en México está desbordada, al menos el 73% de los adultos y 35% de los niños la tienen, lo que representa el 52% de la población. Esta condición viene de décadas de bombardeo mediático, la poca cultura de sanidad de la población, la gran disponibilidad de los alimentos chatarra, aunado a los pocos ingresos de la población.

En este escenario, la empresa Coca-Cola ha tenido un rol crucial. México es el mayor consumidor de refresco y las estrategias publicitarias de la marca incluso han llegado a enfermar a las comunidades indígenas de lugares milenarios. 

Aunque la industria argumente que la responsabilidad de consumo recae en las personas  y no en los consorcios, existen claros indicios de la intervención de las empresas chatarras para mantener sus ganancias pese a la salud colectiva. 

Algunos claros capítulos recientes de Coca-Cola en México en contra de la salud colectiva son los siguientes: 

  • Desde que se promovió la ley que prohibe la venta de comida con alto contenido de azúcares simples, harinas refinadas, grasas o sodio al interior de las escuelas preescolar, primaria, secundaria y media superior, Coca-Cola ha sido uno de los férreos oponentes.
  • A través de su embotelladora Corporación del Fuerte ha promovido un amparo para tumbar la ley anterior, aunque solo logró que fuera derogada en el rubro de la educación media superior. 
  • Por medio de el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico) se ha opuesto incluso a recomendaciones anti obesidad antes de las leyes anteriores.
  • Según el activista Alejandro Calvillo, la representación en México de Coca-Cola ha sido también uno de los principales promotores del etiquetado actual de los productos chatarra en México, el cual dijo “nadie entiende”, y que lleva al consumo de grandes cantidades de azúcar. “Coca Cola ha logrado frenar, junto con otras empresas, un etiquetado realmente orientador, e imponer un etiquetado que nadie entiende”.
  • Ingresaron amparos en contra de los impuestos nuevos a comida chatarra, aunque en este caso perdieron. 
  • Han incrementado estrategias de publicidad como nunca antes, como la impresión de nombres propios en las latas, la estrategia comercial más exitosa en muchos años […] además de la estrategia de meter presentaciones de dos litros y medio, de tres litros, a precios muy baratos, e incluso poniendo el [refresco] Sidral más barato que el agua simple, resultaba más barato comprar el refresco que comprar el agua”, afirmó Calvillo, para el sitio Sinembargo.
  • Han estado impidiendo cualquier legislación que endurezca las medidas contra la obesidad. Hace unos días, en solo un día, los legisladores desecharon 5 iniciativas por la presión de ConMéxico y Concamin