Para iluminar su noche de cinco meses, pueblo escandinavo implementa un sol artificial

El Proyecto Espejo redirigirá la luz del sol invernal para dar los habitantes de Rjukan un poco de alegría y calidez.

winter

Es bien sabido que experimentar frio extremo y oscuridad por un periodo prolongado puede generar depresión y el famoso “trastorno afectivo estacional”. Este es el caso de los habitantes de Rjukan, un pueblo en Noruega, que atraviesan una temporada de oscuridad de septiembre a marzo cada año. Pero quizá esto haya llegado a su fin: este año, ingenieros están completando El Proyecto Espejo, un sistema que proyectará luz invernal sobre Rjukan por primera vez en la historia.

Hace apenas unos días, helicópteros descendieron en el pueblo de 3,500 personas para instalar tres espejos rectangulares gigantes en la cara de las montañas que rodean a Rjukan. Técnicamente, estos son espejos heliostáticos, que son controlados por una computadora central que inclina su posición para reflejar el sol sobre una locación estática específica.

ku-xlarge

El “punto cálido” (aunque aparentemente no tendrá demasiada calidez) será un círculo de 600 metros cuadrados en la plaza del pueblo.

“El proyecto resultará en una instalación permanente que, con la ayuda de espejos de 90 m², redirigirá al sol hacía el interior del valle”, explicaron los representantes del pueblo. “La plaza se convertirá en un soleado lugar de reunión en un pueblo por lo demás en la sombra”.

El Proyecto Espejo, además de ser un modelo ambientalmente sostenible, que utiliza diseños simples y eficientes (no costará más de 1 millón de dólares), es un acto de generosidad hacia los habitantes de Rjukan y un ejemplo a seguir para los países que pasan por lo mismo. Una inspiradora instancia de cómo la tecnología se pone al servicio de la comunidad.

ku-xlarge

[Gizmodo]



Estamos hechos de luz (la ciencia lo dice)

Al parecer nuestro propio ADN es una importante fuente de partículas de luz: los biofotones.

Light
Light
The visible reminder of Invisible Light.
T. S. Eliot

Aunque para muchos la afirmación “somos seres de luz” representa sólo una linda metáfora del new age (y para otros muchos, no más que un disparate), existen argumentos científicos para sostenerla. Desde hace un par de años, un grupo de científicos descubrió que nuestro ADN emite biofotones (conocidos como UPE o Ultra-weak Photon Emission), es decir, literalmente, luz.

Los biofotones son un tipo de partículas de luz que todo ser vivo emite, aunque para percibir esta luminosidad tendríamos que poseer un sentido de la vista mil veces superior al que una persona promedio tiene. Pero no sólo estamos constituidos lumínicamente en cuanto a estructura genética se refiere; diversos experimentos también sugieren que estas partículas de luz están almacenadas dentro de nuestras células y viajan a través de nuestro sistema nervioso, e incluso se explora la posibilidad de que estos biofotones sirvan a las células como un vehículo para transferir energía e intercambiar comunicación. 

luz-cuerpos-ciencia-humanos

En pocas palabras, y aprovechando algo de flexibilidad técnica, podríamos afirmar que en el caso de los seres humanos, al igual que ocurre con el resto de los seres vivientes, lo más profundo de nuestra composición física, es decir el ADN, es una poderosa fuente de luz. Se trata, quizá, de una responsabilidad poética –como diría William Blake, “Iluminarse significa hacerte totalmente responsable de tu vida”– o, por lo menos, de un recordatorio puntual: somos seres fascinantes.  

 

Fuentes

Biophoton emission. New evidence for coherence and DNA as source

Increased photon emission from the head while imagining light in the dark is correlated with changes in electroencephalographic power: support for Bókkon’s biophoton hypothesis



Envía tu nombre al Sol este año (la NASA te dice cómo)

Por primera vez, una misión de la NASA hará que una sonda toque el Sol. En ella también puede ir tu nombre, y es gratis

Nunca la NASA ha podido acercarse tanto al Sol como lo hará a través de la Sonda Parker, la cual será enviada este año al espacio. Lo que pueda averiguarse en esta misión sobre la magna estrella que da vida a nuestro sistema, sin duda llenará de nuevos y fascinantes elementos a la astronomía.

La NASA quiere involucrar al planeta entero en esta misión, y por ello ha pedido tu participación. En un romántico llamado a la población, el sitio web de la Sonda Solar Parker te invita a enviar tu nombre para que sea llevado a bordo de la Sonda y posteriormente arrojado al Sol. Esto será posible porque la Sonda Parker se acercará siete veces más de lo que cualquier otro artefacto humano se ha acercado jamás al Sol.

En este viaje interestelar, los investigadores de la NASA podrán estudiar la atmósfera solar como nunca antes, y ahondar en los estudios sobre su energía: ¿qué es lo que hace que se mueva tanto la energía como el calor a través de la corona solar (la capa más externa del Sol, que puede verse durante los eclipses)? Y también, quizá, descubran por fin a qué se debe la aceleración de las partículas de viento y energía solares, algo que la NASA ha buscado comprender desde hace 60 años y que, por cierto, tiene una gran importancia para los estudios sobre el cambio climático.

Es gracias a los avances en ingeniería térmica que esto será posible: escudos solares protegerán a la Sonda Parker, su carga útil y la tarjeta de memoria que contendrá tu nombre y el de millones de personas.

Para que la NASA guarde tu nombre en esa tarjeta sólo tienes que ir al sitio web de la Sonda Solar Parker y registrarte. Tienes hasta el 27 de abril del 2018 para hacerlo, sin costo alguno. Tu nombre enfrentará condiciones de calor y radiación indecibles, y será parte de lo que quizás detone una nueva era de conocimientos astronómicos.

Además te regalan un coqueto certificado con tu nombre, que quizá puedas presumir en un futuro cercano a tus hijos y nietos.