Nueva epidemia de dermatitis causada por un químico presente en la mayoría de los cosméticos

La metilisotiazolinona, que siempre ha sido utilizada como preservativo en los productos cosméticos, ha incrementado su concentración desde el año 2005, provocando una fuerte oleada de dermatitis y eczema.

108564416_583

Mientras se supone que la seguridad humana es la prioridad número uno de la industria cosmética, y que todos los productos deben someterse a pruebas rigurosas de seguridad antes de salir al mercado, esto no siempre sucede.

El preservativo llamado “metilisotiazolinona” es utilizado en la mayoría de los champús, cremas hidratantes, geles de baño, maquillajes y toallas para bebé como un ingrediente que evita el crecimiento de bacterias y hongos. Baste tomar una crema y revisar sus componentes para encontrar el nombre. El problema no es que se encuentre en todas partes, ya que no es tóxica, sino que las cantidades que se usan ahora son mucho mayores a las que estaban permitidas antes, y dermatólogos han encontrado que es una causa grave de dermatitis.

Los expertos apuntan que éste químico está en segundo lugar después del níquel en causar alergias por contacto. Uno de doce adultos y uno de cinco niños en el Reino Unido (donde se lleva a cabo la investigación) tienen eczema, uno de los tipos más comunes de la dermatitis.

Algunos de los productos que contienen este químico en grandes cantidades incluyen a la crema Nivea, Wet Ones y el jabón para hombres de marca Boots. Valdría la pena averiguar cuál es la concentración de metilisotiazolinona en los productos que usamos diariamente para evitar ser parte de esta “epidemia” de irritaciones graves en la piel.

Vía The Telegraph



Los 10 químicos tóxicos más peligrosos que se encuentran en el polvo de tu hogar

Tras analizar varios estudios sobre los compuestos del polvo en los hogares, se encontraron químicos tóxicos relacionados con productos de limpieza y la contaminación en el medio ambiente.

Cuando se era pequeño, era fácil jugar en un cuarto con muebles viejos y kilos de polvo. En esa época no importaba cómo quedarían nuestras manos ni lo negra que quedaría nuestra ropa. Sólo era cuestión de imaginar, crear y divertirnos. No teníamos que preocuparnos por la toxicidad del polvo, pues para ese entonces, la vida solía ser más natural. Sin embargo, en la actualidad, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de George Washington University, el polvo que alberga en nuestros hogares pueden estar compuestos de químicos tóxicos que podrían afectar la salud de las personas. 

Tras analizar varios estudios sobre los compuestos del polvo en los hogares, se encontraron químicos tóxicos relacionados con productos de limpieza y la contaminación en el medio ambiente. Como por ejemplo: hidrocarburos para prevenir inciendios, antiadherentes, ftalatos, productos químicos fluorados en cosméticos, productos de cocina, muebles, juguetes, envasado de alimentos, jabones líquidos, detergentes, etcétera. 

La mayoría de las personas expuestas durante periodos largos de tiempo a este polvo tienden a enfrentarse a problemas de la salud. Para Veena Singla, autora de la investigación y científica del Natural Resources Defense Council, “el número y niveles de químicos tóxicos se encuentran en cada una de las recámaras de nuestros hogares.” En total son 45 químicos de cinco diferentes clases químicas; de los cuales, 10 son potencialmente tóxicos en el 90 por ciento de las muestras de polvo. Conócelos: 

 

quimicos toxicos en polvo

Pese a que se desconoce aún los impactos específicos sobre los humanos, se sabe que la exposición constante a ellos se ha relacionado con enfermedades hormonales, trastornos del desarrollo, diferentes tipos de cáncer e incluso malformaciones. En palabras de Tracey Woodruff, directora del Programa en Salud Reproductiva y Ambiental en la Universidad de California en San Francisco, no solemos prestarle importancia a esta exposición significativa al polvo lleno de tóxicos, los cuales se derivaron de los constantes productos artificiales que usamos en la limpieza del hogar. 

¿Será momento de regresar a la base, buscando alternativas naturales y efectivas para no sólo la limpieza del hogar, también la salud tanto de uno como de nuestros seres queridos? Todo parece indicar que sí. 

Más en Ecoosfera

Tóxicos ¿en mi ropa? Mira lo que Greenpeace tiene que decir al respecto

3 consejos prácticos (y necesarios) para desinfectar tu habitación

 



4 sencillos hábitos que reducirán notablemente tu huella ecológica

Los seres humanos necesitamos volvernos responsables de nuestro planeta, y por tanto de su sustentabilidad.

Hace alrededor de veinte años el grupo musical Dead Can Dance, cantó cómo el ser humano necesitaba aprender a tratar bien a nuestra madre; y es que: “si le ofrecemos de regreso sus diamantes, ella ofrecerá su perla más preciada”. Sin embargo, ¿cómo las personas podemos volvernos responsables para recibir este regalo de nuestra tierra madre?

Los seres humanos necesitamos volvernos responsables de nuestro planeta, y por tanto de su sustentabilidad. Al reducir nuestra huella ecológica, somos capaces de transitar hacia una sociedad que cuide al medio ambiente a través de la regulación del uso de energía, agua, transporte, residuos del basura, entre otros. Y a través de ciertas actividades, esta acción puede implementarse en nuestro día a día:

– Maneja menos. Cerca de una quinta parte de las emisiones es causada por automóviles que liberan alrededor de 11 kg de cada dióxido de carbono y gases de efecto invernadero por cada cuatro litros. De modo que, para reducir tu huella ecológica, la alternativa más eficiente es disminuir el uso del automóvil (incluyendo taxis) y comenzar a usar el transporte público, caminatas o bicicletas. Una persona que viaja en transporte público alrededor de 32 km de camino, reduce hasta un 2177kg de emisiones de CO2 al año, lo cual equivale a un 10 por ciento de la reducción de los gases de efecto invernadero al año.

– Deshazte de los vampiros de energía. Muchas personas dejamos los cargadores de los teléfonos móviles en el enchufe, lo cual provoca que la energía se consuma aunque no esté conectado con el celular. Este tipo de “vampiros de energía” no sólo incrementa la cuenta de electricidad, también gasta cantidades significativas de energía. Para evitar esto, basta con desconectar los enchufes, apagar la luz, entre otras opciones que sea desconectar la luz cuando se utilice.

– Para reservar el consumo de agua (y por tanto de la energía usada para el calentador y la bomba -lo cual ayuda a prevenir la contaminación del aire), es ideal una técnica usada en la marina. Es una técnica que ayuda a ahorrar agua en botes, y son sólo tres pasos: Primero empapa el cuerpo y el cabello; segundo, cierra la llave para enjabonar; tercero, abre la llave para enjuagar. Esta técnica ahorra alrededor de 56781 litros de agua.

– Compra en línea y de proximidad, y así reducir la huella ecológica que impacta alrededor del 35 por ciento del consumo de energía y de las emisiones del dióxido de carbono. Al poner en práctica estos modos de compra, se disminuye el transporte del automóvil personal así como el impacto de los empaques.

Fotografía principal: Cyclesprog.uk