La desertificación del paisaje urbano en Dubai (una reflexión sobre las ciudades fantasmas posmodernas) (FOTOS)

El desierto árabe ha albergado ciudades desde hace miles de años, pero por primera vez en la historia parece que las ciudades emulan al desierto: ciudades vacías, añadiendo desierto al desierto.

desierto5

Imágenes satelitales provenientes de fuentes como Google Maps o el satélite Landsat de la NASA nos muestran cómo la acción del ser humano sobre su entorno cambia dramáticamente el ambiente, modificando las condiciones de vida que durante siglos permanecieron constantes o en ciclos más largos de evolución, transformándolos radicalmente en pocos años.

Lo anterior se aplica muy bien a las imágenes que muestran el cambio en la urbanización de la ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes durante las últimas cuatro décadas. Este shock en el cambio del paisaje ha inspirado al fotógrafo Matthias Heiderich a retratar las desiertas calles de Dubai, con su ausencia de paseantes y vida peatonal, para mostrar el desperdicio y los excesos de una sociedad que desertifica lo que toca.

Los proyectos de construcción son sumamente ambiciosos y aparecen, flores de concreto, por todas partes donde llega la vista. A pesar de que Dubai es hogar de dos millones de habitantes y Abu Dhabi de 600 mil más, el vacío en las calles y la construcción constante de nuevos edificios es un recordatorio de lo que podría ser una ciudad del futuro, una ciudad que probablemente aún no conocemos, donde el objetivo es simplemente seguir construyendo ciudades ciegamente; ciudades desiertas que parecen ser pueblos fantasma en la línea de producción petrolera que inunda la ciudad árabe.

desiuerto7

desierto9

desierto8

desierto6

desierto4

desierto3

desierto2

desierto1

[Co.Exist]



Una realidad (oscuramente) posible: las distópicas imágenes de Kerbow (FOTOS)

El futuro del planeta depende de nuestras decisiones industriales. Estas imágenes muestran espectacularmente uno de los futuros posibles si no corregimos nuestras acciones presentes

Michael Kerbow es un artista basado en San Francisco que tiene una visión bastante perturbadora, pero no por ello menos brillante, del futuro de este mundo. Sus obras en óleo a gran escala presentan paisajes pesadillescos, surreales, donde la industria y el progreso han crecido desmedidamente, sin regulación o cuidado por el medio ambiente.

En sus palabras:

Mi trabajo explora la manera en que nos involucramos con nuestro alrededor y las posibles consecuencias que nuestras acciones tienen en el mundo en que vivimos. Por medio de mi trabajo intento cuestionar la racionalidad de nuestras decisiones, y tratar de revelar la dicotomía que puede existir entre lo que queremos y lo que manifestamos. Recientemente, mi trabajo se ha enfocado en los mecanismos que dan fuerza a nuestra sociedad y examina cómo pueden influenciar la construcción de un futuro posible.



Sandwich Me In: el restaurante sustentable que no genera desperdicios

Para lograrlo, el dueño realiza ciertas prácticas, como el compostaje, el reciclaje y el reuso, con el fin de generar un impacto ambiental.

Ubicado al norte de Chicago, EE.UU., Sandwich Me In es un restaurante popular por sus prácticas proambientales. Desde su abertura, en 2012, el lugar ha generado únicamente 30 litros de basura, la cual es creada, en su mayoría, por los mismos clientes.

Sandwich Me In comenzó cuando Justin Vraney, el dueño, abrió un local sustentable con un equipo de cocina de segunda mano, sillas y mesas restauradas; produciendo su propia energía renovable; y cocinando con alimentos originalmente locales. Para lograrlo, Vraney realiza ciertas prácticas, como el compostaje, el reciclaje y el reuso, con el fin de generar un impacto ambiental.

De hecho, la basura es reciclada por completo: mientras que una parte es recogida por un artista quien realiza esculturas, la otra parte es enviada a granjas en Wisconsin para alimentar a las gallinas, cuyos huevos son empleados para el restaurante. En cuanto a la electricidad, el restaurante funciona a través de energía eólica; mientras que el aceite es reciclado en maquinarias que funcionan con bio-diesel.

Por el otro lado, de acuerdo con Vraney, el 98% de la comida es casera, incluyendo las bebidas. Por lo que todos los ingredientes se obtienen de granjas locales: “Queremos mostrarle a la gente que existe comida con buen sabor, que puede encontrarse a la vuelta de la esquina y que puede reducir su impacto en el medio ambiente.”

En caso que se les ocurra una iniciativa similar y quieran informarse más a fondo, les compartimos un cortometraje de Sandwich Me In, The Garbageless Restaurant, producido por NationSwell: