Ex fumadores tienen mejores salarios y ganan más dinero

Según un estudio económico, los ex fumadores ganan más dinero que las personas que nunca han fumado o las que aún fuman. Otra buena razón para dejar el cigarro.

smoke2

“La ciencia lo sabe bien: alguien que ha dejado de fumar es una fuerza motriz en los negocios”, apunta el escritor Hamilton Nolan, quién también ha escrito textos para Saturday Night Live y el New Yorker. Su cómica e interesante reflexión en torno al éxito laboral de las personas que han dejado de fumar tiene su parte de verdad.

“¿Qué hay en el hombre que laguna vez fumó –pero dejó—que lo hace tan deslumbrantemente atractivo para los empleados, sin mencionar a las chicas?”, pregunta Nolan. Su teoría, aunada a la de investigaciones recientes, es que las personas que nunca han fumado son consideradas demasiado rigurosas como para demostrar la actitud de despreocupación que los cataloga como intrépidos y arriesgados, y el auto-control necesario para regresarlos a tiempo cuando estén muy cerca de la orilla.

Esta teoría la confirman los más recientes estudios económicos:

Dos economistas investigadores del Banco de Reserva Federal de Atlanta encontraron que las personas que dejaron de fumar por lo menos por un año ganaron mejores salarios que fumadores y personas que nunca han fumado. Los fumadores, por su parte, no son tan remunerados en sus lugares de trabajo. Ganaron alrededor del 80% de los salarios que ganaron los no-fumadores. Incluso un cigarro al día detona una distancia salarial entre los fumadores y los no-fumadores.

Aunque esto quizá no aplique en todos los países del mundo, la sola posibilidad de que sea verdad es una (otra) buena razón para dejar de fumar.

[Gawker]



¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de fumar? (VIDEO)

Más del 63% de las muertes en todo el mundo se atribuyen a enfermedades crónicas relacionadas con el tabaquismo como uno de los principales factores de riesgo.

Pese a las numerosas advertencias sobre la nicotina, el alquitrán y otros químicos en el tabaco, fumar se ha convertido en una de las actividades más populares de la sociedad moderna. El consumo excesivo de cualquiera de estos ingredientes es capaz de provocar una serie de consecuencias inimaginables en la salud, desde mal aliento y olor en general hasta enfermedades respiratorias (de bronquios, tráquea y pulmones), cardiopatías, problemas de reproducción, déficit inmunitaria y diversos tipos de cáncer.

Más del 63% de las muertes en todo el mundo se atribuyen a enfermedades crónicas relacionadas con el tabaquismo. Según la Organización Mundial de la Salud, “el tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, de las que más de 5 millones son consumidores del producto y más de 600 mil son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno”.

Sin embargo, el consumo de tabaco continúa siendo una de las actividades más populares en diferentes partes del mundo y en diferentes rangos de edad. Entre las principales razones por las que se continúa fumando, según explican los científicos, está que el cigarro se utiliza como promotor de la vida social y facilitador del estrés e, incluso, que se fuma para evitar el síndrome de abstinencia. Es decir que pese a conocer las consecuencias de fumar, muchas personas no dejan de hacerlo por miedo a las consecuencias inmediatas que ello puede implicar. 

Frente a esto AsapSCIENCE exploró los impactos inmediatos y largo plazo de dejar de fumar, y este es el resultado de dicha investigación. Pasados los primeros 20 minutos de dejar de fumar, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco regresan al nivel normal. Pasadas las primeras 2 horas, se pueden experimentaron los primeros síntomas de ansiedad y de sentirse abrumado. Pasadas 24 horas es posible que se incremente la tos, ya que los pulmones están sacando toxinas del cuerpo. Pasadas 48 horas, la lengua parece ganar de nuevo sus habilidades gustativas. Pasados los años, se reduce el riesgo de contraer enfermedades respiratorias y cardíacas. A continuación te compartimos el video: