Ex fumadores tienen mejores salarios y ganan más dinero

Según un estudio económico, los ex fumadores ganan más dinero que las personas que nunca han fumado o las que aún fuman. Otra buena razón para dejar el cigarro.

smoke2

“La ciencia lo sabe bien: alguien que ha dejado de fumar es una fuerza motriz en los negocios”, apunta el escritor Hamilton Nolan, quién también ha escrito textos para Saturday Night Live y el New Yorker. Su cómica e interesante reflexión en torno al éxito laboral de las personas que han dejado de fumar tiene su parte de verdad.

“¿Qué hay en el hombre que laguna vez fumó –pero dejó—que lo hace tan deslumbrantemente atractivo para los empleados, sin mencionar a las chicas?”, pregunta Nolan. Su teoría, aunada a la de investigaciones recientes, es que las personas que nunca han fumado son consideradas demasiado rigurosas como para demostrar la actitud de despreocupación que los cataloga como intrépidos y arriesgados, y el auto-control necesario para regresarlos a tiempo cuando estén muy cerca de la orilla.

Esta teoría la confirman los más recientes estudios económicos:

Dos economistas investigadores del Banco de Reserva Federal de Atlanta encontraron que las personas que dejaron de fumar por lo menos por un año ganaron mejores salarios que fumadores y personas que nunca han fumado. Los fumadores, por su parte, no son tan remunerados en sus lugares de trabajo. Ganaron alrededor del 80% de los salarios que ganaron los no-fumadores. Incluso un cigarro al día detona una distancia salarial entre los fumadores y los no-fumadores.

Aunque esto quizá no aplique en todos los países del mundo, la sola posibilidad de que sea verdad es una (otra) buena razón para dejar de fumar.

[Gawker]



¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de fumar? (VIDEO)

Más del 63% de las muertes en todo el mundo se atribuyen a enfermedades crónicas relacionadas con el tabaquismo como uno de los principales factores de riesgo.

Pese a las numerosas advertencias sobre la nicotina, el alquitrán y otros químicos en el tabaco, fumar se ha convertido en una de las actividades más populares de la sociedad moderna. El consumo excesivo de cualquiera de estos ingredientes es capaz de provocar una serie de consecuencias inimaginables en la salud, desde mal aliento y olor en general hasta enfermedades respiratorias (de bronquios, tráquea y pulmones), cardiopatías, problemas de reproducción, déficit inmunitaria y diversos tipos de cáncer.

Más del 63% de las muertes en todo el mundo se atribuyen a enfermedades crónicas relacionadas con el tabaquismo. Según la Organización Mundial de la Salud, “el tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, de las que más de 5 millones son consumidores del producto y más de 600 mil son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno”.

Sin embargo, el consumo de tabaco continúa siendo una de las actividades más populares en diferentes partes del mundo y en diferentes rangos de edad. Entre las principales razones por las que se continúa fumando, según explican los científicos, está que el cigarro se utiliza como promotor de la vida social y facilitador del estrés e, incluso, que se fuma para evitar el síndrome de abstinencia. Es decir que pese a conocer las consecuencias de fumar, muchas personas no dejan de hacerlo por miedo a las consecuencias inmediatas que ello puede implicar. 

Frente a esto AsapSCIENCE exploró los impactos inmediatos y largo plazo de dejar de fumar, y este es el resultado de dicha investigación. Pasados los primeros 20 minutos de dejar de fumar, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco regresan al nivel normal. Pasadas las primeras 2 horas, se pueden experimentaron los primeros síntomas de ansiedad y de sentirse abrumado. Pasadas 24 horas es posible que se incremente la tos, ya que los pulmones están sacando toxinas del cuerpo. Pasadas 48 horas, la lengua parece ganar de nuevo sus habilidades gustativas. Pasados los años, se reduce el riesgo de contraer enfermedades respiratorias y cardíacas. A continuación te compartimos el video: 

 

 



Remedios naturales para dejar de fumar

Un solo cigarro contiene acetona, amoniaco, butano, alquitrán, formaldehído, cianuro de hidrógeno, nicotina, ácido sulfúrico, metopreno, arsénico, ácido clorhídrico, DDT, monóxido de carbono, etcétera

Cuando compramos una cajetilla de cigarros, vemos los anuncios de las consecuencias derivadas de la toxicidad de este producto:  cáncer, enfermedades respiratorias o cardíacas, muerte, entre otras. Un solo cigarro contiene acetona, amoniaco, butano, alquitrán, formaldehído, cianuro de hidrógeno, nicotina, ácido sulfúrico, metopreno, arsénico, ácido clorhídrico, DDT, monóxido de carbono, etcétera.

Además de las consecuencias fisiológicas, la constancia del cigarro puede ocasionar síntomas de frustración, ansiedad, falta de concentración, incremento de apetito, dolores de cabeza, presión sanguínea alta y una necesidad constante de fumar. Por ello, entre otras causas, resulta complejo dejarlo, ya que nuestro cuerpo se acostumbró (es decir, formó cierta tolerancia) a esos químicos que generan una sensación de euforia (y adrenalina). Una vez sin ellos, nuestro cuerpo exige de regreso esas sensaciones; la consecuencia, la ansiedad expresada a través de la comida, conductas agresivas, recaídas y comportamientos compulsivos, entre otros.

Por ello, y de acuerdo con Top 10 Home Remedies, estos son 10 hacks naturales que te ayudarán a reducir tu consumo de cigarro:

Lobelia, la cual reduce los niveles de nicotina en el cuerpo al liberar dopamina (neurotransmisor de la recompensa). Empieza con 5 gotas de lobelia, y gradualmente incrementa su consumo. Pero cuidado: es tóxica, por lo que requiere de una supervisión calificada.

Regaliz, cuyo dulce sabor puede matar toda urgencia de fumar. Además, alivia la tos del fumador. Dado que es un tónico adrenal, ayuda a equilibrar los niveles de cortisol, reduciendo la fatiga y equilibrando la energía. Mastica un par de veces esta raíz en cuanto tengas la urgencia de fumar.

Pimiento marrón. Gracias a sus propiedades antioxidantes, el pimiento regula las membranas del sistema respiratorio a fin de prevenir algún daño.

Avena verde, también conocida como avena sativa o avena salvaje. Es útil para reducir el deseo de nicotina, así como mermar los síntomas. Promueve la desintoxicación de la nicotina durante ese período. Además, cuenta con efectos de sedación, aminorando los síntomas de euforia y ansiedad.

Ginseng. Ayuda a reestablecer los niveles propios del cortisol en el flujo sanguíneo, por lo que regula tanto el estrés emocional como el físico, agudizando la concentración, mejorando el estado de ánimo y mermando la ansiedad.

Valeriana. Funciona como sedante y ansiolítico, ya que interactúa con los receptores GABA en el cerebro, calmando las urgencias de fumar.

Flor de la pasión, la cual ayuda a combatir la ansiedad y la irritabilidad, mejorando la experiencia al dormir y descansar. 

Acupuntura.

Masaje en las orejas. En conjunto con la acupuntura, este masaje reduce la urgencia de fumar, dando una ligera sensación de liberación. Hazlo durante 2 minutos diarios, detrás de las orejas.