Escultura hiperrealista de una ballena encallada conmueve a los transeúntes de Londres

El colectivo Captain Boomer crea una ballena falsa de diecisiete metros para generar conciencia ecológica.

lo-whale01

La conciencia ecológica es muy difícil de transmitir. El síndrome moderno de frivolizar la información importante tiene que ver con esto. Recibimos tanto de todas partes que ya nada (o muy pocas cosas) llegan a conmovernos, y en consecuencia no hacemos mucho para mejorar las condiciones ambientales del mundo. Percatados de esto, el colectivo belga de arte Captain Boomer decidió llevar una ballena de plexiglás de diecisiete metros a los bancos del río Támesis, en Londres.

Wal02
Hay pocas cosas más tristes que una ballena encallada. Y esa tristeza normalmente va acompañada de un sentimiento de culpa por la raza humana en general. Es la contaminación y el tráfico de barcos lo que normalmente lleva a una ballena a encallar. Para generar aún más realismo, la instalación, que abrió un día antes de la inauguración del Festival Internacional de arte de Greenwich y Docklands, estuvo acompañada por actores que se hicieron pasar por científicos que recorrían el cadáver y llevaban a cabo una “investigación”.

1682466-slide-1683289-slide-slide-7-beached-whale-is-actually-a-hyper-realistic-installation
De acuerdo con los artistas, “el arquetipo psicológico de un pescado gigante muerto conmueve a todos por igual. Moviliza y mueve a la comunidad local. Las personas se comunican entre ellas, especulan, se preguntan cosas. El cachalote les gusta a todos sin importar sus antecedentes sociales o culturales”.

En el lugar estuvieron presentes algunos biólogos marinos para responder a las preguntas de la gente, que estaba realmente preocupada por hacer algo al respecto (no es fácil ignorar una tristeza tan grande frente a ti). Les informaron por qué encallan los cachalotes y qué se puede hacer en el caso de encontrarse con uno.

[Co. Exist]



Esta especie mexicana está en peligro de extinción y sólo tú puedes evitarlo

En honor del botánico mexicano Atanasio Echeverría, la planta de hojas verdeazuladas se encarga de almacenar grandes cantidades de agua

En los últimos años hemos sido testigos de la popularidad de las plantas, flores, frutas, verduras y hierbas en el hogar. Como un llamado de atención tanto al cuidado del medio ambiente como a la economía personal, esta integración de la vida urbana y rural ha marcado el estilo de vida de varias personas.

Esta popularidad de los vegetales ha creado una alta y desregulada demanda de estos productos. Las consecuencias son evidentes: la extinción de algunas de estas plantas. Un ejemplo es el de la Echeverría (también conocida como conchita, uña de señorita o uña de secretaria).

En honor del botánico mexicano Atanasio Echeverría, la planta de hojas verdeazuladas se encarga de almacenar grandes cantidades de agua. Desgraciadamente, se ha considerado en peligro de extinción a esta especie debido a su venta desregulada:

 

De acuerdo con el Jardín Botánico IBUNAM existen alternativas para reducir el riesgo de extinción de esta especie, desde el método en que se extrae de la tierra hasta en la toma de conciencia del lugar donde se compra.

 



Organizaciones advierten que la vaquita marina mexicana podría desaparecer en los próximos 4 años

Para revertir esta situación se está presionando al presidente, Enrique Peña Nieto, para que adopte las recomendaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA)

La vaquita marina, realmente llamada Phocoena sinus, es una especie de marsopa endémica del golfo de California que está a punto de desaparecer. En la actualidad sólo quedan alrededor de 100 de estos mamíferos marinos, los cuales caen en las redes de pesca, entre los camarones y los totoabas.

Organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Greenpeace, Defenders of Wildlife y Teyeliz están combatiendo la próxima desaparición de la vaquita marina. Para lograrlo están presionando al actual presidente, Enrique Peña Nieto, para que adopte las recomendaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA).

De acuerdo con el CIRVA, es necesario combatir la pesca ilegal de estas especies a través de la PROFEPA, la Marina y la PGR al aumentar el terreno de protección para la vaquita marina, de modo que se está solicitando el apoyo de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de Estados Unidos y China para detener el tráfico ilegal de la vaquita marina.

Es importante lograr un equilibrio de las especies marítimas de modo que logremos equilibrar, de manera sustentable, el medio ambiente, aquel donde no sólo vivimos, sino también existimos. La extinción de especies es un problema que, una vez sucedido, altera toda la cadena alimenticia y simplemente no hay vuelta atrás. Cuidemos el hogar que nos brinda cobijo.

Ayuda presionando al presidente Enrique Peña Nieto para que salve a esta especie.

Fotografía principal: Expoknews