Little Sparta, un jardín lleno de poemas y arte (FOTOS)

El artista escocés Ian Hamilton Finlay dedicó 25 años de su vida a construir un jardín donde el arte, la horticultura y la historia se fusionan para criticar el actual estado de la sociedad

La mayor obra de este poeta, escritor y artista comenzó cuando su esposa Sue heredó una granja en Pentland Hills a 25 km de Edimburgo en Escocia en la década de los sesenta. Lo que era una simple granja se transformó a través del trabajo de la pareja en una obra de arte viviente —un hermoso jardín autosustentable llamado Little Sparta.

El concepto que Finlay transmite en este sitio se basa en la idea de “Avant-Garden”, un jardín poema en el que se puede apreciar, como si en una galería, elementos de horticultura conviviendo con objetos individuales en madera, piedra y metal. El resultado es un enorme espacio en el que la naturaleza y el arte habitan complementándose, ofreciéndole al visitante una experiencia única en la que pueden explorar el espacio creado por Finlay y sus colaboradores.

Las obras que se pueden encontrar entre la maleza aluden al clasicismo y la guerra, poemas concretos que buscan evocar la relación entre la ciencia, los cuatro elementos y la filosofía utilizando una serie de imágenes, inscripciones en inglés, alemán y latín así como su ubicación dentro del jardín para ilustrar las ideas de Finlay. Un ejemplo de esto es un pedestal cerca de uno de los lagos que lee en latín:

HIC IACET

PARVULUM

QUODDAM

EX AQUA

LONGIORE

EXCERPTUM

“Aquí yace un pequeño extracto de un cuerpo de agua más grande”, palabras que invitan al visitante a involucrarse en una especie de meditación contemplativa. Finlay estaba consciente de que los jardines tradicionalmente han sido el escenario de discursos poéticos, filosóficos y políticos, por lo que no es coincidencia que estos temas sean la esencia del lugar. Su punto de vista en cuanto al funcionamiento de la sociedad actual es clara, en sus poemas visuales encontramos un buque de guerra llamado “FOUNTAIN”, un tanque en camuflaje llamado “PERGOLA”, un avión de combate “LYRE-BIRD”, de manera en que el texto altera nuestra percepción de los objetos de guerra y destrucción. También podemos encontrar el templo de Apolo, un tributo a Alberto Durero, un barco de papel (hecho de mármol) y muchas otras maravillas que llaman al visitante a perderse entre plantas, ideas, poemas, imágenes en un ambiente filosófico, lúdico, histórico y hermosamente verde.

En palabras del artista: “Little Sparta es en el sentido tradicional, un jardín. Quizá no es como otros jardines modernos, pero creo que otros tiempos no habrían tenido un problema con él.” De manera que este escocés logró innovar el arte y la jardinería al evocar el pasado, trayendo de vuelta la filosofía a los jardines, demostrando que un espacio verde tiene un potencial ilimitado para inspirarnos, crear y ser rebeldes pero con el fin de mejorar el planeta a través de una revolución sustentable. Para más información e imágenes del artista, visiten su página oficial.



Siembra una farmacia en tu jardín

La hermanas Heather y Melinda Ring retoman la idea de sembrar plantas medicinales en espacios públicos.

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria

Las selvas y los bosques son los pulmones del planeta, pero también en estos territorios se encuentran las farmacias y “boticas” (como alguna vez fueron llamadas) que sirven como los más antiguos lugares con remedios para curar enfermedades. La historia de los jardines, incluso, aguarda un espacio en el tiempo donde los hombres –especialmente los botánicos– dedicaron buena parte de su tiempo a cultivar especies con fines curativos.

Nuestra época no es la excepción, y el movimiento de huertos urbanos ha podido extenderse, además, con propósitos farmacéuticos, más allá de alimenticios. Cortezas, raíces, hojas, resinas, flores, extractos, semillas y un largo etcétera es lo que la naturaleza provee a través de los nodos verdes para que personas, e incluso animales, curen algunas de sus afecciones.

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria-3

En Indonesia la selva es la fuente de buena salud de sus aldeanos. Y para la comunidad Añangu, en Brasil, conocer las propiedades medicinales de las plantas es una tradición ininterrumpida que pasa de generación en generación.

Pero, el conocimiento sobre las ventajas de las plantas medicinales no solo se preserva en lugares como la Amazonia. En algunas ciudades se está llevando a la práctica. En Londres, por ejemplo, las hermanas Melinda y Heather Ring se propusieron informar y reeducar sobre el uso de herbolaria, en medio de la selva de concreto que significa la capital británica. 

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria-3

Su idea tomo forma en el proyecto Urban Physic Garden, una iniciativa abierta a seguir implementando todo lo necesario para que la ciudad tenga su propio jardín-farmacia. Esta es una idea que fácilmente puede trasladarse a otros lugares, como América, donde existe una larga tradición en el uso de plantas curativas.

Para los ingleses el culto y cultivo por los jardines no es nuevo. Melinda y Heather afirman que se inspiraron en una idea de crear jardines medicinales surgida desde 1673, y que ahora vuelve a tomar auge en el espacio público de Chelsea.

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria

La idea del Urban Physic Garden es brindar un espacio público para que las personas de los barrios aledaños puedan involucrare en los saberes y prácticas que involucra el cuidado y uso de las plantas medicinales. Así, el concepto de jardín se reivindica, y toma lugar ya no solo como un territorio ornamental de inigualable belleza, sino como un espacio activo en favor del bienestar colectivo. 

El Urban Physic Garden pone el ejemplo a otras ciudades y te invita a involucrarte a ti y a los más jóvenes, en esta actividad recreativa que promueva la medicina natural y la unión comunitaria. 

En este link puedes obtener más información al respecto de este proyecto. 

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria-3

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria

farmacias naturales jardines urbanos sembrar plantas medicinales ciudades herbolaria

 

*También en Ecoosfera: Rebeldía orgánica: evolución a través de la jardinería

 

*Imágenes: wayward.co.uk



5 consejos para que tu jardín ayude a combatir al cambio climático (aún más)

La proliferación de bacterias y microorganismos de la tierra es esencial para que tu jardín absorba más Co2.

Todos sabemos que las plantas limpian el aire absorbiendo el bióxido de carbono, y aunque por las noches expiran este mismo compuesto, es mayor su contribución para regenerar el ambiente. También conocemos los beneficios de crecer el número de espacios verdes, sobre todo en las ciudades, los cual mejora las temperaturas y la calidad del aire circundante. Sin embargo, hay ciertos consejos que pueden hacer que tú jardín o espacio verde contribuyan aún más a limpiar el aire,  y con ello reducir el cambio climático; recordemos que los cambios individuales, en suma, pueden hacer grandes diferencias. 

Sami Grover, experto en jardines, ha desarrollado en un artículo reciente una serie de consejos para que tu jardín pueda absorber mayor cantidad de CO2. Los siguientes tips pueden ser un paso notable en la contribución individual por el medio ambiente (también aumentarán tus conocimientos básicos sobre jardinería). 

1. Aplica siempre composta a tu jardín.

La composta no solo alimenta tus plantas, también crea un magnífico mundo de microorganismos y bacterias que absorben mucho más Co2 que el cultivo mismo.

2. No excaves.

En el mismo sentido que el anterior consejo, al cavar, haces que aquél submundo microscópico quede al descubierto y a expensas del oxígeno y la luz del sol, lo que merma la cantidad de Co2 que absorbería de no haber quedado al descubierto. 

3. Usa cubiertas de abonos naturales.

Si cubres el suelo con abonos naturales, como con una especie de cubierta, harás que los microorganismos y los nutrientes de la tierra se multipliquen. Además, esas capas pueden ser retiradas cuando el crecimiento de la planta lo necesite. 

4. Diversifica tus cultivos

Es muy curioso, pero en la naturaleza los cultivos nunca son homogéneos. Aún así, las personas parecemos empeñarnos en hacer de nuestros jardines un lienzo estético de pocas especies. Mientas más diversidad de alimentos y plantas cultives, mayor será tu aporte al consumo de Co2 y el mejoramiento de la temperatura. 

5. El césped no es tan buena idea

Los jardines de césped perfectamente podado son de hecho una invención criticada por los expertos. No suelen ser muy ecoamigables, por el gran uso de agua que requieren, y su contribución para limpiar el aire no es si quiera cercana a la de un jardín diversificado.