4 razones para practicar la jardinería (y beneficiarse física y espiritualmente)

Sorprendentes beneficios de hacer jardinería.

Un creciente número de estudios ha revelado que hacer jardinería trae beneficios a la salud mental y física. A continuación 4 razones para empezar a plantar.

1. Mejora tu vida con más vida

Es difícil no disfrutar la vida cuando se está rodeado de flores, vegetales y toda la vida salvaje que éstos atraen.

Profesores de la Universidad de Texas y de Texas A&M encuestaron a 298 adultos mayores para medir su nivel de “placer por la vida”, estudiaron sus niveles de optimismo, su fortaleza y encontraron que quienes practicaban jardinería tuvieron calificaciones mucho más altas en todas esas áreas que quienes no eran jardineros.

2. Disminuye riesgo de osteoporosis

Probablemente no sorprende que hacer jardinería provoque pérdida de peso y mejore la complexión debido a la actividad física que implica mantener un jardín, pero sí resulta sorprendente que la jardinería puedea mejorar la salud ósea.

En un estudio de 3,310 mujeres, investigadores de la Universidad de Arkansas encontraron que las mujeres que practicaban jardinería presentaban menor riesgo de osteoporosis más que quienes trotaban, nadaban o hacían aerobics. Esto se relaciona con que la jardinería es una actividad que funciona como entrenamiento con peso: jalar hierba, excavar, cargar composta y tierra, etc.

3.Previene diabetes

Uno de los primeros pasos para controlar la diabetes es hacer ejercicio. Los jardineros  muy activos pueden fácilmente pasar los 150 minutos de ejercicio semanal recomendado, mientras que quienes no se dedican con tanto ahínco a la jardinería hacen poco menos tiempo de ejercicio, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Kansas.

4. Mejora el descanso

Los beneficios de salud mental de la jardinería también son claros para la medicina, de hecho existe algo llamado terapia horticultural y se ha desarrollado para ayudar a personas con  desórdenes psiquiátricos.

Estudios han encontrado que gente con demencia y ansiedad obtiene una sensación de calma después de hacer jardinería, lo que ayuda a descansar mejor.

[mother nature network]



Poderosos remedios naturales contra la diabetes (Lista práctica)

La lucha contra la diabetes es de por vida, pero apoyados en la naturaleza puede ser más fácil convivir con esta enfermedad.

A veces, los remedios naturales contra enfermedades como la diabetes resultan más eficaces que los farmacéuticos, debido a una razón muy importante: podemos consumirlos todos los días sin que generen impactos a largo plazo en la salud.

La diabetes es una enfermedad antigua que, sin embargo, no se volvió una pandemia hasta bien entrado el siglo XX. Esto empata con los tiempos en que los alimentos se convirtieron en una gran industria, lo que modificó los hábitos alimenticios a escala mundial.

Las exigencias nutricionales del cuerpo no han cambiado demasiado desde la antigüedad hasta ahora, pero nosotros hemos forzado a nuestro organismo a límites inauditos, ingiriendo cantidades enormes de alimentos como el azúcar, que ha sido catalogada como “la droga más peligrosa de la historia”. Aunque la diabetes no es directamente producida por el consumo de azúcar, el consumo de éste es la causa principal de obesidad, misma que facilita la diabetes al producir resistencia a la insulina en el cuerpo.

Así tenemos que, en México, el 70% de los niños desayuna refrescos y bebidas azucaradas.

A su vez, este país ocupa el primer lugar de muertes por diabetes en el mundo.

Con estos y muchos otros datos podemos darnos una idea de la importancia de la alimentación en el tratamiento de la diabetes, y cómo la alimentación puede ser la causa de la enfermedad o bien, el mejor remedio natural contra la diabetes. Por eso, muchos expertos recomiendan seguir una dieta verde contra la diabetes. Pero además, hay muchos otros colores de alimentos que nos pueden ayudar, y otros remedios naturales contra la diabetes que seguramente tenemos en casa y podemos utilizar, o que incluso están en lugares insospechados… como en el cosmos.

 

Remedios naturales contra la diabetes

Canela

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta especia ayuda a la producción de insulina y baja los niveles de azúcar. Úsala en todo lo que puedas: té, bebidas, o incluso consumiendo directamente una cucharadita durante 40 días.

 

Sol

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Si el día está despejado, ¡aprovecha! El sol está ligado al correcto funcionamiento de la vitamina D en el organismo, lo que a su vez ayuda a producir más insulina. ¿Quién diría que el sol sería uno de los remedios naturales contra la diabetes?

 

Aloe vera

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Entre sus incontables beneficios, el aloe vera puede ayudar a combatir la diabetes por su contenido de fitoesteroles, que tienen propiedas antiglucémicas, algo especialmente beneficioso para quienes padecen diabetes tipo 2. La mejor forma de usar esta planta mágica es bebiéndola, preparándola como jugo o en infusión.

 

Hojas de curry 

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Masticar estas hojas es una forma tradicional y confiable de reducir los síntomas de diabetes. Gracias a su efecto, que impide que los almidones se conviertan en azúcares simples como la glucosa, es que esta hoja puede ayudar a los pacientes con diabetes. También contribuye a reducir los niveles de colesterol y la obesidad, lo que la convierte en un potente preventivo, así como en un óptimo remedio natural contra la diabetes.

 

Uvas

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Algunos estudios han sugerido que la piel de las uvas contiene un extracto que ayuda a inhibir la actividad hiperglucémica. Además sirven para evitar la ansiedad de comer algo dulce, aunque por su contenido de fructuosa no deben consumirse en exceso.

 

Jengibre

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta raíz de Asia y África ayuda, entre otras cosas, a controlar el nivel de azucares en la sangre, al convertir la glucosa en células musculares sin la ayuda de la insulina. Puedes prepararla en té, rayarla en bebidas o usarla como aderezo en guisados o ensaladas.

 

Nopal

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta cactácea también reduce los niveles de azúcar en la sangre, gracias a algunas sustancias y a su cantidad de fibra, lo cual convierte al nopal en uno de los mejores remedios naturales contra la diabetes, y además es 100% mexicano. Puedes prepararlo de muchas maneras; por ejemplo, asado, o en jugos y batidos.

 

Té verde

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta bebida milenaria contribuye a elevar la sensibilidad de la insulina y a evitar problemas cardiovasculares comunes. Si te aburren las bebidas calientes, también puedes prepararlo como smoothie.

 

Como puedes ver son muchos los remedios naturales contra la diabetes que puedes implementar, y que son tan deliciosos como un baño de sol o un nutritivo jugo de aloe vera. ¿Conoces otros remedios? ¡Compártelos con la comunidad!

 



Sembrar nuevos hábitos es como el arte de la jardinería

Pareciera imposible lograr que un nuevo hábito florezca y perdure, pero con o sin inspiración, no te rindas; puedes utilizar la metáfora de la jardinería para empezar por sembrarlos.

Despiertas una mañana radiante con una motivación apasionada para empezar nuevas cosas, pero antes de que termine la semana decayó tu entusiasmo por completo. ¿Te ha pasado? A todos; por eso, no deberías rendirte. Inculcarnos nuevos hábitos es como el arte de la jardinería. No basta con tener la semilla: si no estás fijando un propósito en la colocación, perderás muchas semillas buenas; si sólo arrojas semillas en una pila aleatoria de tierra, estás dejando que la suerte te dé sólo un par de plantas decentes.

 

La motivación es voluble

jardineria-nuevos-habitos-como-cultivar-motivacion
Fotografía: Sanja Marusic

A veces parece imposible lograr que un nuevo hábito perdure. Desanimarse puede ser una manera de justificarse; mantener la motivación propia es la verdadera “maña”, el arte que requiere este asunto.

Quieres evolucionar, ponerte aprueba, actualizarte, aprender… desaprender vicios o arrancarte malos hábitos; es decir, te mueve el propósito de crecer. Para ello te has inscrito en clases de idiomas nórdicos, un curso de cocina toscana, un taller de dibujo, un curso sobre historia del arte, un club de bici de montaña, o de plano, comenzar una nueva carrera en una universidad extranjera.

 

Momentos rutinarios de un hombre heroico o una mujer épica

jardineria-nuevos-habitos-como-cultivar-motivacion

El día 1, en tu nuevo plan te sientes un hombre heroico, una mujer épica. A veces, antes de la segunda sesión, de la semana 3 de tu plan maestro de nuevos alcances, ya eres un náufrago a la deriva. ¿Qué se hace? ¿Cómo mantener el barco a flote? Bueno, lo primero: con o sin inspiración atiende a tu cita, tu clase, la pista para correr, vuelve al libro de 800 páginas que comenzaste.

Fácil de decir, difícil de llevar a cabo. Especialmente si no se acepta que, mal que bien, la mayoría de los días son algo rutinarios, incluso aburridos.

La motivación es voluble, temporal; si sólo te atienes a ella, tus metas quedan a merced del viento o un cambio de humor. Incluso en un mismo día los niveles de motivación se ganan, se pierden… El número de horas que dormimos, si comimos algo irritante o si bloquearon una avenida, entre miles de posibilidades o situaciones que a veces ni siquiera podemos controlar, afectarán la potencia de la motivación.

 

Honestidad = comienzo sólido

jardineria y nuevos habitos vida

Conviene preguntarse lo siguiente: ¿en qué momento de tu rutina diaria estás tratando de plantar un nuevo hábito? Si te descuidas sobre este punto, puedes desperdiciar muchas semillas y volver a quedar atrapado en el círculo vicioso de los “nuevos propósitos que nunca se cumplen”. Las semillas germinan en una tierra robusta, nutrida; igualmente influye lo que haces antes y después de ese nuevo aprendizaje que has comenzado. Si puedes reconocer y administrar los momentos del día en que tienes más energía y en los que sientes fatiga, vas por buen camino; si quieres un nuevo comienzo sólido, sé honesto y algo intuitivo para encontrar cuál es el mejor momento para que ese hábito prospere.

Una vez definido el dónde y cuándo, pasemos a las recompensas. Completar una tarea requiere celebrarse. Sé creativo con el tipo de recompensa; esto no va ligado a hacer gastos. Ve tu serie favorita hasta que regreses del gimnasio, o invierte en una app donde puedas practicar con alguien, en tiempo real, el nuevo idioma que estás aprendiendo. La recompensa tiene que ser planeada, descrita, específica, no improvises cada día alguna ocurrencia.

Los ciclos motivacionales requieren un disparador, o más de uno. Recompensarte por cumplir tu nuevo esquema y atender al nuevo horario es estratégico. Entonces, escoge un hábito bien arraigado; por ejemplo, si disfrutas muchísimo tomar una taza de café al despertar y te has propuesto escribir y empezar un blog, proponte no dar un trago al café hasta no tener un primer renglón de algo escrito. Este sistema parece algo mínimo, pero te sorprenderá lo bien que funciona. Crear asociaciones positivas es simple, pero hay que empezar por algún lado.

 

Los cambios tienen un propósito: endulzarte el alma

jardineria-nuevos-habitos-como-cultivar-motivacion

Algo que ya haces de forma habitual y disfrutas será un recordatorio garantizado. Afianza tu propósito a un disparador, a un estímulo… a partir de ahí, que tu nuevo hábito forme parte de tu rutina no estará demasiado lejos.

Haz un plan y síguelo, pero si no lo sigues al pie de la letra no te recrimines. Haz un pacto: si no pudiste ir a la clase de yoga, haz al menos 10 minutos de algunas posturas en tu casa; si vas a romper la dieta come sólo un poco de helado, no 1 litro entero. Esto entrena, aunque no lo creas; te hace ser más consecuente y realista con tus metas, en vez de permanecer en el tren mental de “Todo o nada… Blanco o negro”.

Para plantar un nuevo hábito necesitas las condiciones y el ecosistema correctos. Encuentra el rinconcito ideal donde verlo crecer, las horas óptimas, el “punto de turrón” de un logro que no sólo te discipline, sino que te endulce el alma.