4 razones para practicar la jardinería (y beneficiarse física y espiritualmente)

Sorprendentes beneficios de hacer jardinería.

Un creciente número de estudios ha revelado que hacer jardinería trae beneficios a la salud mental y física. A continuación 4 razones para empezar a plantar.

1. Mejora tu vida con más vida

Es difícil no disfrutar la vida cuando se está rodeado de flores, vegetales y toda la vida salvaje que éstos atraen.

Profesores de la Universidad de Texas y de Texas A&M encuestaron a 298 adultos mayores para medir su nivel de “placer por la vida”, estudiaron sus niveles de optimismo, su fortaleza y encontraron que quienes practicaban jardinería tuvieron calificaciones mucho más altas en todas esas áreas que quienes no eran jardineros.

2. Disminuye riesgo de osteoporosis

Probablemente no sorprende que hacer jardinería provoque pérdida de peso y mejore la complexión debido a la actividad física que implica mantener un jardín, pero sí resulta sorprendente que la jardinería puedea mejorar la salud ósea.

En un estudio de 3,310 mujeres, investigadores de la Universidad de Arkansas encontraron que las mujeres que practicaban jardinería presentaban menor riesgo de osteoporosis más que quienes trotaban, nadaban o hacían aerobics. Esto se relaciona con que la jardinería es una actividad que funciona como entrenamiento con peso: jalar hierba, excavar, cargar composta y tierra, etc.

3.Previene diabetes

Uno de los primeros pasos para controlar la diabetes es hacer ejercicio. Los jardineros  muy activos pueden fácilmente pasar los 150 minutos de ejercicio semanal recomendado, mientras que quienes no se dedican con tanto ahínco a la jardinería hacen poco menos tiempo de ejercicio, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Kansas.

4. Mejora el descanso

Los beneficios de salud mental de la jardinería también son claros para la medicina, de hecho existe algo llamado terapia horticultural y se ha desarrollado para ayudar a personas con  desórdenes psiquiátricos.

Estudios han encontrado que gente con demencia y ansiedad obtiene una sensación de calma después de hacer jardinería, lo que ayuda a descansar mejor.

[mother nature network]



Sobre por qué hoy es más importante que nunca estar cerca de un jardín

Los jardines han sido siempre espacios para cultivar la imaginación y los sentidos; hoy, además, podrían ser un recurso de supervivencia.

Un jardín es el más puro de los placeres humanos. 

Francis Bacon

La digitalización de la realidad

Nadie niega que el mundo digital tiene sus mieles, ni siquiera considerando las agendas y conductas que terminarían rigiéndolo. De hecho, en una de sus facetas, Internet es esa biblioteca infinita con la que muchos soñamos alguna vez. El problema es que si este espacio, por cierto cada vez más demandante, reemplaza nuestro contacto con la “realidad” asible, estamos entonces alimentando una posibilidad aterradora: perder por completo nuestro lazo con eso que podríamos llamar el origen –todo aquello que estuvo antes que nosotros, y que seguro nos verá pasar–.

Por fortuna, ante la pérdida de corporalidad, el desconcierto de una temporalidad poco humana y el influjo determinante de algoritmos, tres de los ingredientes de la digitalización de nuestra realidad, existen espacios de refugio y contrapeso. Estos rincones alimentan nuestro vínculo con, dicho de forma literal pero también figurada, lo palpable. 

 

Los jardines antidigitales

Si lo digital (redes sociales, mensajería instantánea, voyeur electrónico, hiperacceso informativo, narcisismo binario, ultraconectividad, etc.) domina buena parte de la cultura actual, ¿podrías imaginar algo más contracultural, más “equilibrante”, que cultivar y disfrutar de un jardín?

huesos-flores-esqueleto-jardin

Un jardín es un sitio en esencia sensorial; su naturaleza es rítmica (y su ritmo natural), obliga paciencia; un jardín provee una experiencia estética, incluso erótica, pero también demanda interacción física y dedicación; es un lugar mundano pero que propulsa la imaginación, tan básico como trascendental, accesible y naturalmente sofisticado.

El filósofo surcoreano Byung-Chul Han, por cierto una de las voces críticas más interesantes hoy, advierte que tener un “jardín secreto” es lo que le ha permitido, entre otras medidas, refugiarse:

…durante 3 años he cultivado un jardín secreto que me ha dado contacto con la realidad: colores, olores, sensaciones… Me ha permitido percatarme de la alteridad de la tierra: la tierra tenía peso, todo lo hacía con las manos; lo digital no pesa, no huele, no opone resistencia, pasas un dedo y ya está… es la abolición de la realidad.

Bacon, Voltaire, Borges, Dickinson, Monet y Carroll son sólo algunos de los devotos de estos sitios; lo mismo que antiguos reyes árabes y los mayores maestros zen. Algo tienen los jardines que nos encandila desde siempre. Pero ahora no sólo figuran como proveedores de una exquisitez sensorial y una guarida estética; hoy los jardines se presentan como una suerte de bálsamo, como un generoso instrumento de supervivencia y re-humanización. De hecho, está comprobada una correspondencia entre la jardinería y estados como la relajación, la satisfacción y la calma.

 

Entre la información y la tierra

libros-jardines-abandonados-biblioteca

“Si tienes un jardín y una biblioteca, tienes todo lo necesario”, decía Marco Tulio. Curiosamente, algo así es a lo que muchos podríamos aspirar hoy. A fin de cuentas no se trata de buscar un exilio digital, algo inviable para la mayoría. En cambio, se trata de simplemente ejercer una práctica arquetípica: la búsqueda consciente del equilibrio.

Tal vez si logramos envolver nuestro “yo digital”, con sus proyecciones narcisistas, sus ritmos antibiológicos y sus caudales de información, en flores de lavanda, helechos y contemplación de hormigas, entonces aprovecharemos lo mejor de dos mundos. Tal vez buena parte de las respuestas que estás buscando en este instante te estén esperando ahí, en un jardín. Y en ese caso, sería una tristeza no acudir a esa cita.

Javier Barros del Villar
Autor: Javier Barros del Villar
Editor digital. Toma té y vive parte del tiempo en las montañas.


Poderosos remedios naturales contra la diabetes (Lista práctica)

La lucha contra la diabetes es de por vida, pero apoyados en la naturaleza puede ser más fácil convivir con esta enfermedad.

A veces, los remedios naturales contra enfermedades como la diabetes resultan más eficaces que los farmacéuticos, debido a una razón muy importante: podemos consumirlos todos los días sin que generen impactos a largo plazo en la salud.

La diabetes es una enfermedad antigua que, sin embargo, no se volvió una pandemia hasta bien entrado el siglo XX. Esto empata con los tiempos en que los alimentos se convirtieron en una gran industria, lo que modificó los hábitos alimenticios a escala mundial.

Las exigencias nutricionales del cuerpo no han cambiado demasiado desde la antigüedad hasta ahora, pero nosotros hemos forzado a nuestro organismo a límites inauditos, ingiriendo cantidades enormes de alimentos como el azúcar, que ha sido catalogada como “la droga más peligrosa de la historia”. Aunque la diabetes no es directamente producida por el consumo de azúcar, el consumo de éste es la causa principal de obesidad, misma que facilita la diabetes al producir resistencia a la insulina en el cuerpo.

Así tenemos que, en México, el 70% de los niños desayuna refrescos y bebidas azucaradas.

A su vez, este país ocupa el primer lugar de muertes por diabetes en el mundo.

Con estos y muchos otros datos podemos darnos una idea de la importancia de la alimentación en el tratamiento de la diabetes, y cómo la alimentación puede ser la causa de la enfermedad o bien, el mejor remedio natural contra la diabetes. Por eso, muchos expertos recomiendan seguir una dieta verde contra la diabetes. Pero además, hay muchos otros colores de alimentos que nos pueden ayudar, y otros remedios naturales contra la diabetes que seguramente tenemos en casa y podemos utilizar, o que incluso están en lugares insospechados… como en el cosmos.

 

Remedios naturales contra la diabetes

Canela

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta especia ayuda a la producción de insulina y baja los niveles de azúcar. Úsala en todo lo que puedas: té, bebidas, o incluso consumiendo directamente una cucharadita durante 40 días.

 

Sol

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Si el día está despejado, ¡aprovecha! El sol está ligado al correcto funcionamiento de la vitamina D en el organismo, lo que a su vez ayuda a producir más insulina. ¿Quién diría que el sol sería uno de los remedios naturales contra la diabetes?

 

Aloe vera

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Entre sus incontables beneficios, el aloe vera puede ayudar a combatir la diabetes por su contenido de fitoesteroles, que tienen propiedas antiglucémicas, algo especialmente beneficioso para quienes padecen diabetes tipo 2. La mejor forma de usar esta planta mágica es bebiéndola, preparándola como jugo o en infusión.

 

Hojas de curry 

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Masticar estas hojas es una forma tradicional y confiable de reducir los síntomas de diabetes. Gracias a su efecto, que impide que los almidones se conviertan en azúcares simples como la glucosa, es que esta hoja puede ayudar a los pacientes con diabetes. También contribuye a reducir los niveles de colesterol y la obesidad, lo que la convierte en un potente preventivo, así como en un óptimo remedio natural contra la diabetes.

 

Uvas

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Algunos estudios han sugerido que la piel de las uvas contiene un extracto que ayuda a inhibir la actividad hiperglucémica. Además sirven para evitar la ansiedad de comer algo dulce, aunque por su contenido de fructuosa no deben consumirse en exceso.

 

Jengibre

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta raíz de Asia y África ayuda, entre otras cosas, a controlar el nivel de azucares en la sangre, al convertir la glucosa en células musculares sin la ayuda de la insulina. Puedes prepararla en té, rayarla en bebidas o usarla como aderezo en guisados o ensaladas.

 

Nopal

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta cactácea también reduce los niveles de azúcar en la sangre, gracias a algunas sustancias y a su cantidad de fibra, lo cual convierte al nopal en uno de los mejores remedios naturales contra la diabetes, y además es 100% mexicano. Puedes prepararlo de muchas maneras; por ejemplo, asado, o en jugos y batidos.

 

Té verde

remedios-naturales-diabetes-alimentos

Esta bebida milenaria contribuye a elevar la sensibilidad de la insulina y a evitar problemas cardiovasculares comunes. Si te aburren las bebidas calientes, también puedes prepararlo como smoothie.

 

Como puedes ver son muchos los remedios naturales contra la diabetes que puedes implementar, y que son tan deliciosos como un baño de sol o un nutritivo jugo de aloe vera. ¿Conoces otros remedios? ¡Compártelos con la comunidad!