10 signos de intolerancia al gluten (la proteína del trigo, el centeno y la cebada)

La intolerancia al gluten causa daños a la salud y se estima que 99% de las personas cuyo cuerpo no procesa esta proteína no son diagnosticadas.

Más de 55 enfermedades han sido vinculadas con el consumo de gluten, proteína que se encuentra en el trigo, centeno y en la cebada. Se estima que 99% de la gente que tiene intolerancia al gluten o enfermedad celíaca no son diagnosticados.

Aquí 10 signos de intolerancia al gluten:

1. Tener problemas digestivos como gas, diarrea, constipación o hinchazón.

2. Tener keratosis pilaris también conocida como piel de pollo en la parte trasera de los brazos. Esto generalmente es debido a una deficiencia de ácidos grasos y vitamina A.

3.Fatiga después de comer algo que contiene gluten.

4. Enfermedades autoinmunes como tiroiditis Hashimoto, artritis reumatoide, colitis, lupus, esclerosis múltiple o escleroderma.

5. Síntomas neurológicos como mareo o pérdida de equilibrio.

6. Desbalance hormonal.

7. Migraña.

8. Fatiga crónica o fibromalgia.

9. Inflamación, hinchazón o dolor en articulaciones.

10. Cambios de humor, ansiedad, depresión y déficit de atención.

¿Cómo comprobar la intolerancia al gluten?

La mejor forma de determinar si se tiene intolerancia al gluten es hacer una dieta de eliminación por lo menos durante 3 semanas. El gluten es una proteína que el cuerpo tarda mucho en eliminar, pueden ser meses, incluso años, de modo que entre más tiempo se elimine de la dieta, mejor.

Si la salud mejora con la restricción del gluten o si empeora cuando el gluten regresa a la dieta, se trata de intolerancia.

[Waking Times]



¿Comer pan es bueno o malo para la salud? Una infografía de mitos vs verdades

Conoce estos mitos y realidades del pan y elige lo mejor para el bienestar de tu cuerpo. 

Sin importar dónde hayas nacido, al pan lo vas a encontrar en casi todos los desayunos, comidas y cenas del planeta. 

Es el invento del milenio, y una forma de darle a nuestro cuerpo los granos que necesita desde formas, por supuesto, más deliciosas, y que han podido ser compatibles con todo tipo de alimento dulce o salado. 

Por eso, su versatilidad y diversidad han dado vida a platillos indispensables, pero también a algunos mitos alrededor de su impacto en la salud.

¿Qué tan ciertos serán estos dichos? ¿Acaso los cientos de años de hornear pan y acompañarlo con tus alimentos preferidos no han tenido ningún beneficio?

Para que elijas lo mejor para tu cuerpo, te compartimos la siguiente infografía con datos extraídos de la perspectiva científica (puedes ver las fuentes al final de la misma). ¿Qué es mito y qué es verdad? Acá te decimos:



Descubre por qué deberías evitar los alimentos “Sin gluten”

De acuerdo con un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard –en EE.UU.–, hay cada vez más pruebas que relacionan las dietas “Sin gluten” y el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2.

En el último lustro, los productos alimenticios “Sin gluten” –del inglés Gluten Free– han impactado en las dietas de muchas personas. Si bien todo comenzó como una medida preventiva para las víctimas de la enfermedad celíaca –personas alérgicas al gluten, cuyos síntomas resultan en inflamación estomacal, incomodidad, diarrea o indigestión–, actualmente existe un alto consumo de alimentos libres de gluten sin sufrir de esta enfermedad. Frente a esto surgen dudas en torno a las posibles consecuencias de consumir este tipo de alimento en periodo a mediano y largo plazo. Las conclusiones resultan variopintas. 

Si bien los alimentos “Sin gluten” pueden ser benéficos para cierta población, también pueden ser ciertamente peligrosos. De acuerdo con un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard –en EE.UU.–, hay cada vez más pruebas que relacionan las dietas “Sin gluten” y el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2.

Los especialistas explican en su estudio que el gluten es una proteína muy útil para la textura, sabor y forma del alimento –como pan, trigo, cerveza, sopa…–, la cual puede ser una pesadilla sólo para aquellas víctimas de la enfermedad autoinmune celíaca.  Se trata de una condición que afecta a una de cada 100 personas sufre de esta enfermedad, que su incidencia se mantiene estable pese a la reciente popularidad de las dietas “Sin gluten”, y que el tratamiento principal reside en evitar alimentos que contengan gluten. Sin embargo, el estudio encontró una fuerte correlación entre la ausencia de gluten en el cuerpo y el desarrollo de Diabetes tipo 2. 

Para llegar a esta conclusión, los investigadores usaron los datos de al menos 200 000 pacientes, de entre los cuales 15 947 desarrollaron Diabetes tipo 2 durante el periodo de seguimiento. Al analizar este fenómeno, los especialistas se dieron cuenta que entre mayor consumo de gluten, menor era el riesgo de contraer esta enfermedad hasta en un 80 por ciento. Por esta razón, se enfatiza, que este estudio tiene implicaciones importantes para aquellas personas que han decidido reducir o evitar el gluten en la dieta cotidiana; ya que la diabetes tipo 2 no posee cura y su remisión es extremadamente rara.