¿Podrías vivir con $1.50 dólares al día para alimentar a tu familia? Programa te reta a hacerlo

Millones de personas en el mundo viven con menos de un dólar y medio al día. Entérate del reality que te reta a hacer conciencia de la pobreza alimentaria.

comida

La estadística de pobreza y desnutrición en el mundo muchas veces nos vuelve insensibles a las situaciones reales. Tal vez esta historia sea uno de los pocos casos donde un reality show puede mostrarnos la desarmante realidad de la pobreza: en Live Below the Line, los participantes tratan de vivir una semana con el dinero destinado a comida en los países más pobres, $1.50 USD.

El objetivo del show es recaudar fondos para el Global Poverty Project, una suma de organizaciones no lucrativas que el año pasado recibió $3 millones de dólares gracias al programa, además de crear conciencia sobre la dificultad que muchas familias en el mundo deben pasar diariamente, y no frente a las cámaras de televisión.

Este año será el primero en que se aplique en tres países distintos, Australia, EU y Gran Bretaña, además de contar con la participación de Jonah Hill, Ben Affleck, y Sophia Bush.

Los participantes suelen sustituir alimentos más caros como el café, azúcar y jugo de fruta por lentejas, frijoles, pastas y comida enlatada, además de diluir la leche de los niños con agua; al terminar el show, muchos de ellos se convertirán en embajadores del proyecto en organizaciones como Opportunity International, CARE y la UNICEF. Pero al apagar la TV no se apagará la situación de millones de personas que aún duermen con hambre.

[Co. Exist]



Dietas saludables por país: ¿cómo incluir sus beneficios en tus comidas?

No importa que no vivas en estos países, puedes retomar ingredientes de su cocina para cuidar tu salud.

La cultura culinaria de un país influye mucho en la salud de sus habitantes. Por eso, algunos países como Italia, Grecia o Japón tienen largas expectativas de vida para su población, de 80 años o más.

Además, estos países tienen menos índices de diabetes tipo 2 y otras enfermedades relacionadas a la mala alimentación, como la obesidad, misma que ya es toda una epidemia en algunos países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Qué hace diferentes a estos países?

La buena salud y condición física provienen no sólo de los ingredientes utilizados en la cocina de cada región, sino de otros hábitos, como comer despacio, comer poca cantidad y muchas porciones a lo largo del día, o acompañar la comida con bebidas saludables como el té o el vino.

Pero también —y quizás esto sea lo más importante— influye el hecho de que las dietas que se han probado como las más saludables, de acuerdo con estudios como el de la revista británica The Lancet Global Healthincluyen menos productos procesados en sus ingredientes.

Aquí te mostramos algunas de las dietas más saludables según dicho estudio, y cómo puedes incorporar lo que más te guste de cada una a tu menú.

 

Dieta mediterránea

Pertenece a la cultura magrebí, jordana, otomana, griega, italiana, provenzal (sur de Francia) y española. Incluye muchos granos enteros que se hallan en el pan, así como hortalizas, frutas y pescado, todo aderezado y preparado con aceite de olivo, la principal fuente de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que aumentan el colesterol bueno. Es común acompañar la comida mediterránea con una o dos copas de vino, un gran antioxidante natural.

comiendo-sano-mediterranea-dieta

Puedes agregar los beneficios de la comida mediterránea a tu dieta optando por panes ricos en granos enteros y añadiendo aceite de olivo a tus comidas. Y como los italianos: debes disfrutar cada bocado y comer lentamente para cuidar tu sistema digestivo.

 

Dieta japonesa

Este pequeño país hizo de los elementos de la cocina asiática una específica cultura culinaria con sus propias y deliciosas características. Además, dentro de la comida del continente es de las más sanas y ligeras, pues está repleta de pescado fresco, alga marina, hongos y arroz, que es la principal fuente de carbohidratos complejos de los japoneses.

Si quieres añadir los beneficios de la dieta japonesa a tu menú pero ya consumes carbohidratos de otras fuentes, te recomendamos más el arroz integral. Pero puedes adoptar ingredientes de la cultura culinaria de este país, como el alga marina, un depurador natural que está lleno de minerales y vitaminas y que puedes usar en ensaladas o poner sobre arroz integral para comerlo con salsa de soya. Acompáñalo con una taza de té verde, bebida antienvejecimiento y depuradora.

 

África Occidental

La dieta de Chad, Mali y Sierra Leona está en los tres primeros lugares en los resultado de la investigación de The Lancet Global Health, y pertenece a África Occidental. Esto es porque la comida de esta región es una comida llena de fibra y ácidos grasos omega 3 que se encuentran en los granos enteros, pescados y carnes magras, así como en los cacahuates que utilizan los africanos en diversos guisados.

comida-africa-sana-dieta

Puedes hacer lo mismo y poner cacahuate a tus guisados o ensaladas, lo cual les da un toque delicioso y exótico. O puedes incluir el ñame a tu dieta, un tubérculo parecido a la papa pero con propiedades diuréticas y que fortalece las defensas, mismo que puedes usar en sopas y otros platillos.

 

¿Y en América Latina? 

América Latina no es considerada por el estudio de The Lancet Global Health como una región de dieta sana, pero se mantiene en la media. Por otra parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura  (FAO) realizó un estudio mediante el proyecto “Panorama de la Seguridad Alimentaria en América Latina y el Caribe” en el 2016, en el que se buscaba saber cuáles eran los problemas más graves a los que se enfrenta el continente en materia de dietas y salud; en él se destacó que el mayor obstáculo para tener una dieta sana es la economía, y no la cultura culinaria.

chapulines-mexico-taco-sano-dieta

Y es que países del continente como México, Costa Rica y Cuba basan sus dietas en el equilibrio que les brinda el frijol y el arroz como fuente de carbohidratos, el maíz como fuente de fibra, la fruta tropical como fuente de vitaminas y la carne e incluso los insectos como fuente proteica. En realidad, la alta ingesta de productos baratos y ultraprocesados, con alto contenido de azúcar, grasa y sal, son lo que vuelve nociva a la dieta latinoamericana, y no sus elementos primigenios, que son por demás saludables. 

Pero mientras mantengamos esos productos industrializados fuera de nuestro consumo cotidiano y tengamos una dieta equilibrada, abierta a incluir nuevos y sanos ingredientes naturales como los de la comida mediterránea, japonesa y africana, podemos estar seguros de que tendremos una salud óptima, acompañada de un menú variado y delicioso.

 

* Fuente: Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2016, FAO.

 

* Imágenes: 1) y 2) Pxhere; 3) Pixabay 4) Istockphoto; 5) Flickr William Neuheisel



¿Sabías que mejorar el medio ambiente es combatir la violencia?

Con sede en Miami, este grupo voluntario trabaja con comunidades marginadas del sur de Florida para recuperar sus ecosistemas.

Foto: rbangreenworks.org

Está demostrado que los lugares marginados, aquellos que carecen de servicios básicos, están generalmente asociados a la pobreza, criminalidad y degradación del medio ambiente. Lo anterior convierte a estas zonas en círculos viciosos de exclusión sostenida, y una de las principales herramientas para combatir este fenómeno es el empoderamiento de sus habitantes.

De acuerdo con lo anterior, la organización Urban Green Works, con sede en Miami, atiende mediante programas eco amigables a comunidades marginadas al sur del estado.

Opciones como seguridad alimentaria, que involucra a granjeros locales, jardines y huertos en escuelas y cárceles, recuperación de espacios ecológicamente deteriorados para convertirlos en zonas de esparcimiento, son algunas de las estrategias empleadas en esta iniciativa .
La agrupación intenta promover entre la población con problemas económicos, una visión integral de su entorno, en donde puedan ejercer mecanismos rentables y de sustentabilidad, lo cual resulta en el empoderamiento de la comunidad y la dota de una conciencia medioambiental.

Generalmente, cuando el entorno visual es decadente, tendemos a descuidarlo. El mejoramiento ambiental y visual de los espacios, sobre todo en zonas de bajos recursos, transforma la manera en que las personas se perciben a sí mismas y a sus hogares.

Urban Green Works promueve una visión de beneficio-compromiso, entre la comunidad y su entorno, que regenera el tejido social, y refuerza un sentimiento de pertenencia ante un espacio que hasta entonces parecía condenado.