Los alimentos genéticamente modificados son menos nutritivos que los orgánicos

A la hora de escoger entre un alimento genéticamente modificado y un producto orgánico debemos tomar en cuenta que el segundo es mucho más nutritivo.

1000w

Entre los beneficios de consumir comida orgánica se encuentra la posibilidad de comer un producto libre de químicos tóxicos, niveles de antioxidantes más altos, prácticas de agricultura más sanas y muchos más.

Los jitomates orgánicos por ejemplo tienen más ácidos fenólicos que aquellos que son cultivados de manera comercial.

Las manzanas orgánicas contienen 15% más capacidades antioxidantes que las comerciales.

El maíz orgánico es 20 veces más nutritivo que el comercial o aquel que ha sido genéticamente modificado.Un estudio encontró que el orgánico tiene más calcio, potasio, magnesio y manganeso que el comercial:

nut_analysis_gmo_corn_small

Lo alarmante de estos resultados no es que la comida orgánica sea más sana, sino que los científicos que buscan investigar estos hechos tienen que pedir permiso a las corporaciones que producen los alimentos genéticamente modificados para publicarlos.

Adicionalmente, hoy en día hay pocos países que intenten proteger a sus ciudadanos de los potenciales daños de los alimentos genéticamente modificados. Entre los países que lo hacen se encuentran Ecuador, Perú, Venezuela, Egipto y Rusia. En países como Estados Unidos, Canadá, Australia, México, la mayor parte Suramérica, Asia y África el uso de “semillas mejoradas” sigue siendo parte de la invasiva práctica moderna de explotación y manipulación de recursos.

[Waking Times]



Cómo averiguar si tu producto es orgánico en dos minutos

Existe un estándar de la industria, que aunque no está dirigido directamente a los consumidores, es un indicador que puede revelarte datos importantes.

Cuando vas a un mercado de trato directo con los granjeros locales es mucho más sencillo que te asegures de que tus productos son orgánicos. Pero si estás inmiscuido como la mayoría de nosotros en la vida citadina y quizá tu sitio de compra más accesible es el supermercado, entonces ello se complica.

La especialista en mercado verde, Melissa Breyer, ha desglosado para TreeHugger una fórmula de lo más sencilla para que descubras qué productos del supermercado son orgánicos.

La fórmula, además, puede funcionar en muchas partes del mundo, pues se trata de un estándar internacional que no depende de los gobiernos nacionales. En realidad este código que nos invita Breyer a revisar, no está dirigido a los consumidores, sino a la misma industria (lo que quizá lo hace más seguro. Existe una fórmula para enterarte si el producto que buscas es realmente orgánico y es la siguiente:

Debes ubicar el PLU (Price Look Up) que obedece a un sistema global estandarizado por la Federación Internacional para Productos Estandarizados (IFPS por sus siglas en inglés). Sus códigos son de 5 dígitos y ha sido empleado desde 1990.

Si la serie comienza con un 9, entonces es un indicador de que el producto es orgánico.



18 frutas y verduras que no necesitas comprar orgánicas

El tipo de cultivo influye en que hayan algunos más sanos que otros; algunas opciones son más libres de tóxicos.

En el mundo de la agricultura hay frutas y verduras más limpias que otras en cuanto a pesticidas y otros aditamentos químicos. La necesitad de producir más, bajo el entendido del crecimiento de la población, en mancuerna con una búsqueda casi incondicional de ganancias bajo el paradigma capitalista, ha generado un sistema alimenticio en el que la salud ha quedado como un criterio menos importante.

Por ello lo orgánico ha crecido exponencialmente, en la búsqueda por una alimentación más sana, pero este tipo de productos son mucho más costosos y numerosas personas no pueden acceder a este.

Es conocido como las manzanas, duraznos y nectarines son de los alimentos menos sanos en cuanto a pesticidas, por ejemplo. Hoy te compartimos un análisis de alternet sobre cuáles son las frutas y verduras más sanas (limpias) al alcance; ahórrate dinero con esta información.

1.Espárragos

2.Aguacate

3.Col

4.Melón

5.Zanahoria

6.Coliflor

7.Berenjena

8.Toronja

9.Kiwi

10.Cebolla

11.Mango

12.Hongos

13.Papaya

14.Piña

15.Maíz

16.Chícharo

17.Batata

18.Sandía