Koala rescatado de la deforestación en Australia, desoladora imagen de la voracidad humana sobre el ambiente

Una población entera de koalas tuvo que ser reubicada por causa de la deforestación en Australia, que consumió su hábitat natural.

Kaola saved from deforestation

La deforestación es un problema mundial, resultado en amplia medida de la actividad humana: los campos que necesita para los alimentos que consume, el espacio para su residencia o su industria, el agotamiento de recursos para satisfacer sus necesidades (necesarias o no).

Esta imagen constituye un retrato consumado, elocuente, de las consecuencias de la deforestación: un koala sentado en un páramo abierto, desolado, en una postura que transmite desamparo, indefensión.

La imagen recién se tomó hace un par de días en Australia, donde miembros Wires, una organización de activistas ambientales, y trabajadores en una plantación de pinos tuvieron que ayudar en el traslado de una colonia de koalas a un nuevo hábitat, en vista de que el lugar donde originalmente vivían había sido objeto de la tala masiva.

La pregunta es si en nuestro futuro inmediato escenas como esta serán cada vez más frecuentes o si sucederán cada vez menos.

[Guardian]



Este koala (no tan tierno) persiguiendo a una mujer se viraliza (VIDEO)

Entre la simpatía y el temor, este corto video muestra a la madre naturaleza como impredecible.

La naturaleza siempre tiene capítulos nuevos con los qué sorprendernos. Así como los humanos vivimos distintas emociones y etapas, también los animales las tienen… como prueba el siguiente video que se ha vitalizado en internet.

Aunque la mayoría de las personas vivamos en la ciudades, de seguro has sentido un momento de vulnerabilidad frente a las fuerzas de la madre natura, en forma de animales, fenómenos meteorológicos, o simplemente ante la vastedad de un bosque en el cual podrías perderte… por ello quizá este video ha despertado una extraña mezcla de simpatía con terror por el sentimiento que produce la obstinación de un koala persiguiendo a una mujer en Australia.

La granjera Ebony Churchill es la protagonista invisible de la escena, y cabe anotar que por vivir y dedicarse al campo, está acostumbrada a la naturaleza y sus azarosos sobresaltos; por ello, es aún más curioso el pavor que le produce este koala por momentos; una especie, sin duda, de las más tiernas estéticamente hablando del mundo.

Los expertos creen que lo que llamó la atención del animal fue más bien el ruido de la cuatrimoto, el cual podrían relacionar con un sonido parecido al de su especie. “ Estamos al inicio de la temporada de apareamiento así que quizá los altos niveles de testosterona sean los responsables” dijo Desley Whisson biólogo de la Univesidad de  Deakin, a Mashable. 



Conoce los mitos sobre la deforestación en México

Creencias comunes que empañan una problemática más profunda: el abandono, por parte del Estado, a los dueños de las tierras forestales

Hace unos días publicamos lo que asociaciones de campesinos e indígenas apuntan como los enemigos de los bosques en México. Suele haber algunos supuestos motivos que explican la causa de la disminución de los recursos forestales, casi siempre ligados al cambio de uso de suelo, la tala clandestina o al crimen organizado. Pero hay un férreo enemigo, el más poderoso de todos, que explicaría, de hecho, la existencia de las demás amenazas a los bosques y selvas mexicanas.

Paloma Neumann, coordinadora de la Campaña de Bosques de Greenpeace, quien conoce notablemente el tema forestal en México, desmitifica los usuales motivos que suelen asociarse a la disminución de bosques y selvas del país y nos da un atisbo de la verdadera máscara que se esconde tras el descuido de estos ecosistemas:

Mito 1. Existe información sobre el estado de los bosques y selvas: Neumann aclara con indignación que la misma Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) ha aceptado que no existe información actualizada y confiable sobre el área forestal en México. Acusa que la dependencia, cómodamente, reporta ante la FAO de las Naciones Unidas un parámetro a nivel global que no mide toda la diversidad de ecosistemas forestales que tenemos en México. Prácticamente no conocemos el estado de los bosques y selvas; de hecho, para Neumann la información más confiable la ha realizado la Universidad Autónoma de México (UNAM) en su documento de 2009 llamado El capital natural de México.

Mito 2. La tala ilegal es la principal causa de la disminución forestal: Tampoco existe en México un estudio serio sobre la cantidad de madera ilegal en el país. Neumann advierte que quizá más de 50% de la materia prima de las madererías viene de tala ilegal, pero en realidad, esto sucede por un problema mucho más profundo, pues si el gobierno protegiera a 60% de los propietarios de los bosques, que suelen ser indígenas o ejidatarios, estos no tendrían que migrar y abandonar sus tierras a merced de los taladores, o bien no tendrían que volverse, como ocurre en algunos casos, contra sus propios recursos, por desesperación, haciendo ellos mismos una tala ilegal. En este sentido el Estado es el responsable del abandono de los bosques porque no otorga los apoyos suficientes, como las mismas organizaciones lo han denunciado y de hecho, según los monitores de Greenpeace, el presupuesto se ha usado con fines electorales: “La CONAFOR no ha comprobado que los recursos que se destinan a los programas realmente tienen un impacto directo en reducir la deforestación”. 

Mito 3. El cambio de uso de suelo es el gran culpable: Si uno busca en internet se encontrarán declaraciones, principalmente de funcionarios, que recalcan que el cambio de uso de suelo es la principal amenaza de la degradación de los bosques y selvas. Pero en realidad, esto es un distractor para atenuar la responsabilidad del gobierno. Es un juego político para llevar la discusión lejos del principal enemigo de los bosques, que es la falta de prioridad en las políticas públicas, pues se privilegian otros sectores como la agricultura, la ganadería, el desarrollo urbano o el turístico: “El cambio de uso de suelo ocurre debido a que las políticas públicas de este país están enfocadas en promover e incentivar otro tipo de actividades que tienen que ver con agricultura, ganadería,  desarrollo urbano, desarrollo turístico…”.

¿Qué hacer para cuidar los bosque y selvas?

Neumann aconseja:

Para empezar, difundiendo, porque hay mucha desinformación sobre qué es lo que pasa en los bosques en México. La mayoría de los medios de comunicación difunden la idea de que el cambio de uso de suelo y la tala ilegal son los principales obstáculos. (…) Que cuando vayamos a comprar papel, por ejemplo, nos fijemos si es de reúso o certificado. Cuando sean muebles preguntar si es madera certificada de las comunidades mexicanas que hacen un manejo sostenible de sus bosques, que sí hay varios sitios donde se pueden conseguir, desde tiendas como Palacio de Hierro, Home Depot, etcétera.

Twitter de la autora: @anapauladelatd