Haz tu propia bebida de electrolitos con ingredientes naturales

Consejos para suplir las bebidas deportivas por bebidas naturales con electrolitos.

Las bebidas deportivas están tratadas químicamente, contienen azúcar refinada, colorantes en abundancia, saborizantes artificiales y otros ingredientes dañinos para el cuerpo.

En efecto, ejercitarse requiere de mayor hidratación pero las bebidas deportivas no están diseñadas para quienes hacen ejercicio regular sino para atletas de alto rendimiento.

En casos especiales de deshidratación como embarazo, lactancia o gripa, se pueden hacer bebidas caseras y naturales para hidratarse como un jugo de tomate con apio –que contiene sodio–, zanahoria, perejil y un poco de sal; también jugo de 1 manzana, 6 ramas de apio y medio limón. O simplemente tomar agua de coco, por su alto contenido de electrolitos.

Aquí otra opción que sabe a naranjada con un poco de sal.

Ingredientes:

½ taza de jugo de naranja

¼ taza de jugo limón

2 tazas de agua

2-4 cucharadas de miel (al gusto)

⅛ de sal refinada

Instrucciones:

Licuar todos los ingredientes hasta que la miel o el azúcar queden disueltos

[mother nature network]

 



Menos es más: editar la vida para ser feliz con lo indispensable

Menos cosas, menos espacio y menos estrés. Más ahorro, más versatilidad y más conciencia ambiental.

¿Poseer es realmente lo que se necesita para tener una buena calidad de vida? La frugalidad es un concepto (y potencialmente, una filosofía de vida) que sugiere que se puede ser más feliz con menos. Menos es más.

Se ha puesto de moda mejorar la calidad de vida bajo la falsa creencia de que hay que ‘equiparse’ de objetos, outfits, accesorios y gadgets que contribuyan a mantener esa calidad de vida. 

Sin embargo, la frugalidad apunta a que reevalúes lo que tienes, dones lo que no usas, tires lo que no sirve, y guardes únicamente lo que es fundamental y magnífico. Lo que te durará años.

frugalidad jeremy-lapak-553145-unsplash
Jeremy Lapak

De qué hablamos cuando hablamos de frugalidad

Tal vez no conocías el término, pero seguro has vivido la frugalidad: al acampar en la nada llevando sólo lo básico, al viajar y hospedarte en un hostal, o tal vez cruzando el mar en una lancha.

¿Te dio más libertad? ¿Sentiste que te rendía el tiempo? La fórmula es sencilla: menos cosas = menos espacio y por lo tanto menos estrés, menos daños al ambiente, más ahorro y más versatilidad en la vida.

La vida editada. La frugalidad te permite ver cuánto eres capaz de acumular en contraste con lo que realmente posees, y te podría ayudar a encontrar el equilibrio, que se traduce en comprar menos, pedir más prestado y, en general, apreciar lo que tienes.

Si has viajado con él, te has mudado con él y lo llevas a cualquier parte del mundo, probablemente tienes un objeto valioso.

Uno vale, pero ¿qué pasa cuando son muchos? ¿y cuando entre esos muchos, hay unos que ya ni recuerdas? Ahí ya no tienes un objeto valioso ni magnífico; tienes un problema.

 

Consumir menos: una tendencia hacia el futuro

Según un estudio de Euromonitor International, una de las megatendencias -de cambio a largo plazo- que moldearán a los consumidores y las industrias para el 2030 es la frugalidad (y ojalá que tengan razón):

Un aspecto es la ‘frugalidad glorificada’, que ve al consumidor de clase media celebrar el bajo precio de las cosas, al mismo tiempo que reduce el desperdicio. Para ganarse a los ‘frugales’, las compañías deben diseñar para la longevidad, enfatizando la buena calidad, reutilización, fácil mantenimiento y buscar ‘ganancias de valor revolucionarias.

Sarah Boumphrey, directora de investigación de Economías y Consumidores en Euromonitor International, señaló:

Una tendencia que empezó a abrise paso, por ejemplo, con Ingvar Kamprad, el fundador de IKEA, que fue una de las 10 personas más ricas del mundo.

En el camino hacia el crecimiento de su imperio, Kamprad publicó La Biblia de IKEA, que incluye máximas como “malgastar recursos es un pecado mortal”.

A lo largo de su vida, el empresario mostró poco interés en los lujos de la riqueza. Volaba en clase económica y durante 2 décadas manejó un Volvo. También se alojaba en hoteles baratos y compraba en los supermercados locales.

Según Kamprad, deberíamos dividir nuestras vidas en unidades de 10 minutos y sacrificar la menor cantidad posible de ellas en actividades sin sentido.

frugalidad nordwood-themes-490552-unsplash (1)
Nordwood Themes

Frugalidad paso a paso

Entonces, tómate un día para limpiar tu guardarropa, el armario debajo de las escaleras, la habitación de invitados, tu desván o sótano, y analiza:

  • ¿Cuál fue el pensamiento detrás de esa compra?
  • ¿Querías estar al día con esa prenda?
  • ¿Darte un gusto después de un día difícil?
  • ¿Era una ganga demasiado buena para dejarla?
  • ¿Realmente valió la pena?
  • ¿Es superfluo?

Pienso, luego consumo. ¿Esto me hará realmente feliz? El escritor y diseñador Graham Hill propone editar sin piedad:

Limpia las arterias de tu vida. ¿Qué haces con la camisa que no has usado en años? Es hora de dejarla partir.

Otra máxima de Hill es que lo pequeño es sexy: espacios eficientes y multifuncionales, como un comedor que se convierta en cama, u objetos de diseño como una estufa con tres quemadores (en lugar de seis).

El diseñador textil y artista británico William Morris escribió:

No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o creas que es hermoso.

Es un mantra que puedes intentar vivir ahora.

frugalidad ron-mcclenny-603462-unsplash (1)
Ron McClenny


3 alternativas burbujeantes y saludables para que sustituyas la soda

Quizá ha llegado el tiempo en el que la soda, tal y como la conocemos, deba desaparecer; tienes muchas alternativas para sustituirla.

Hace dos años comenzó a promocionarse en Reino Unido uno de los peores enemigos potenciales de las refresqueras, SodaStream, una máquina casera para hacer refrescos. De hecho el anuncio comercial fue retirado de la TV de U.K, supuestamente porque su publicidad atacaba directamente a las refresqueras.

Además de la anterior iniciativa, que de llegar a hacerse parte de los electrodomésticos cotidianos verdaderamente amenazaría a las refresqueras; también existen algunas alternativas en el mercado que son saludables. Hace unos días publicamos una infografía de los efectos que causa, en una sola hora, la Coca-Cola en tu cuerpo. Con información de ese mismo sitio, therenegadepharmacist, te presentamos 3 alternativas saludables de bebidas gaseosas alternativas a la soda.

 

Kefir:

Es un probiótico que contiene bacterias ácidas lácteas. Ha sido usada en Bulgaria y en el norte Caucásico, agregado como un básico en la dieta y conocido por sus propiedades para alargar la vida. Esta bebida contiene levadura, vitaminas, aminoácidos, enzimas (calcio, fósforo, magnesio, vitaminas K, A y D). El triptófano, muy presente en esta bebida, tiene un efecto relajante en el sistema nervioso. 

20130321-244356-kefir-featured

Puedes hacer tu propia bebida comprando sus granos y añadiéndolos a leche o jugos de frutas.

Kombucha:

Es una bebida china ancestral que lentamente va haciéndose comercial y que era conocida como el elixir de la salud inmortal. Ha sido usado durante 2000 años para prevenir enfermedades, aumentar la energía y mejorar el sistema digestivo. Se trata de un té fermentado con una colonia de bacterias llamada Scooby. Ha sido popularizado principalmente por los rusos; es rico en vitamina C, antioxidantes y ácido sacárico.

Kombucha-second-ferment-1 

Limón/Lima con agua mineral:

Añádele a tu agua de lima o limón un poco de miel y dilúyela con agua mineral y voilá, mucho más sano.