Estudio muestra que una caminata puede reducir tu nivel de estrés

Caminar no es sólo un medio de transporte no contaminante –un estudio también demuestra que tu actividad cerebral se libra del estrés cotidiano.

caminar

La vida en las ciudades requiere de atención constante: notificaciones en nuestros celulares, llamadas, tiempo invertido en actividades productivas que eventualmente nos dejan agotados. Pero el ritmo de la vida actual puede compensarse con momentos de calma y serenidad como los que tenemos al alcance de nuestras propias facultades motoras: caminar, qué duda cabe, relaja la mente y el cuerpo del estrés.

No estamos hablando de caminar como “caminar para ir a una junta urgente” o “caminar durante un transbordo en el transporte público”, sino caminar por el hecho mismo de caminar. Salir a tomar un paseo. No a ver aparadores en un centro comercial, no a correr para ejercitarte y mantenerte alerta del medidor de calorías quemadas: simplemente caminar –y tenemos a la ciencia de nuestra parte en esto.

Un estudio de la universidad de Edimburgo en Escocia colocó sensores de actividad cerebral en 12 adultos, a quienes se les solicitó caminar por diferentes áreas de la ciudad. Algunos fueron al distrito de compras, otros a lugares históricos y otros a un parque. Es fácil conocer cuáles de ellos sufrieron menos estrés: los del parque.

Aunque pequeño, el estudio nos recuerda que caminar simplemente por el placer de hacerlo puede ayudar a distender nuestra atención conciente y favorecer el pensamiento creativo, la clase de pensamiento que nos vigoriza y da mayor energía. Los psicólogos del estudio lo llaman “atención involuntaria”, una clase de atención que nos permite participar de un entorno mientras también podemos caminar en el interior de nosotros mismos.

El escritor estadunidense H.D. Thoreau, ancestro de los movimientos ecologistas del siglo XX, escribió en Walking que una caminata era el estado en que sus pensamientos podían encontrar la mayor libertad, inspirándose en la naturaleza de los alrededores boscosos de su casa. La unión con los paisajes naturales en las grandes ciudades puede ser un poco más difícil de conseguir, pero sin duda la facultad de nuestro propio cuerpo para relajarse es algo que podemos promover en nosotros mismos con un poco de ganas de hacerlo.

[Tree Hugger]



Esta animación te explica cómo afecta el estrés crónico a tu cuerpo

El estrés crónico puede afectar desde tu presión sanguínea hasta tu estado de ánimo y mucho más; esta animación te explica cómo lo hace.

El estrés, que puede darnos un empujón para dar lo mejor de nosotros en momentos cruciales, y para responder a ciertos desafíos, resulta altamente dañino cuando se vuelve una sensación crónica, de amenaza. Para ilustrar lo que ocurre al interior del organismo, la especialista Sharon Horesh Bergquist nos explica en una animación cómo afecta el estrés crónico a nuestro cuerpo, con un recorrido amistoso por esta emoción que todos experimentamos o llegaremos a padecer en alguna etapa de nuestra vida.

El estrés es una reacción física, y hasta instintiva, conectada a todos los sistemas que hacen funcionar el cuerpo humano. Tal vez se deba a un examen que tienes en puerta o a tratar de responder a muchas tareas en un proyecto profesional, sin embargo, te recomendamos encontrar un canal de armonía ya que el estrés crónico puede afectar en muchos niveles a nivel corporal; desde hormonas, presión sanguínea y digestión, hasta ritmo de sueño, estado de ánimo y capacidades cognitivas.

La respuesta límbica, es decir, nuestra respuesta de “huye o pelea”, es una de las emociones más primitivas al peligro y aunque nos ayuda a sobrevivir también perjudica a los órganos y las células que restauran el equilibrio físico y emocional

Siempre habrá estresores al acecho pero lo que tu cerebro y tu cuerpo requieren para continuar saludables es que veas esas situaciones como algo transitorio, manejable y perfectible, en vez de agobios demoledores o callejones sin salida.

La capacidad de responder al estrés implica resiliencia. Entre más puedas aprender sobre su impacto más efectivos serán tus mecanismos para enfrentarlo. La siguiente animación te ayudará a equilibrar tu organismo en situaciones extremas:

 

 No olvides activar los subtítulos en español del video



4 maneras alternativas para lidiar con el estrés postraumático

Derivado de experiencias devastadoras, el estrés postraumático puede comenzar de maneras insospechadas. Algunos consejos para sobrellevar la ola.

El cuerpo es sabio. En él se incrustan todas las vivencias que experimentamos —las recordemos conscientemente o no—. Por eso, el estrés postraumático puede hacerse presente muy fácilmente tras vivir una situación terrible, como puede ser un accidente o presenciar una muerte.

La mitad de hombres y mujeres en el mundo han pasado, al menos, por un trauma en su vida. De estos, un 10 % pueden desarrollar estrés postraumático, es decir, síntomas de re-experimentación de aquello que vivieron. Esto deriva a la larga en un sorpresivo cúmulo de enfermedades y padecimientos que van desde la hipertensión, el colesterol alto o la obesidad hasta la depresión y otros problemas psicológicos.

¿Cómo saber si tengo estrés postraumático?

estres postraumatico

Derivado de una experiencia devastadora, este tipo de desorden presenta síntomas como: recuerdos y sueños angustiosos, a veces relacionados al escenario que lo detona; reacciones disociativas, esto es, actuar como si se estuviera repitiendo aquél suceso; creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo; estado emocional negativo; sentimiento de desapego hacia los demás; disminución del interés por realizar ciertas actividades cotidianas; comportamiento irritable, prudente o autodestructivo; incapacidad persistente de experimentar emociones positivas (por ejemplo, felicidad, satisfacción o sentimientos amorosos; problemas de concentración, insomnio, angustia y ansiedad. Es importante entender que muchos problemas menores pueden estar relacionados a estos síntomas, así que para estar seguros es necesario consultar a un médico. 

Y entonces, ¿cómo devolver el alma al cuerpo?

estres postraumatico como lidiar

El estrés postraumático es también una respuesta emocional que nos distancia del cuerpo. Por eso es importante que las estrategias para lidiar con éste sean sobre todo anímicas y cognitivas, pues a lo que debe ir enfocado cualquier acción contra el estrés postraumático es a que el cuerpo pueda volver a su funcionamiento cotidiano…

1. Pilates para fortalecer el cuerpo

pilates contra estres

Según el doctor James F. Zender, asiduo de los pilates, éstos pueden ayudar a estabilizar el cuerpo y a deshacer poco a poco los efectos del trauma. La disciplina que implican los pilates fortalece el autoestima, y sus ejercicios—centrados en controlar los músculos— ayudan a restablecer la conexión con uno mismo desde lo más básico: el cuerpo. De esta forma, los pilates combaten la ansiedad y la depresión del estrés postraumático. 

2. Yoga para exhalar los miedos

El yoga es filosofía y estilo de vida. Se trata de una práctica ancestral que cuenta con diversos “caminos” que ayudan a lidiar con los problemas más graves que nos afectan física y mentalmente. Por su gran efectividad para liberar toxinas y generar paz en quien lo practica, se trata de un ejercicio cotidiano que ha probado ser efectivo para liberar la tensión emocional. A ello se suma la práctica de la Pranyama, la respiración consciente que oxigena nuestro cuerpo, regulando nuestra sangre y también nuestras emociones.

En este link puedes encontrar 5 posiciones de yoga fáciles para dominar el estrés y la ansiedad.

3. Esencias florales para erradicar la ansiedad y otros síntomas

esencias florales estres

Se trata de una maravillosa medicina complementaria y de uso cotidiano. Las esencias florales, además de su delicioso aroma, ayudan a erradicar síntomas como la ansiedad, los nervios, los pensamientos obsesivos y la fatiga, debido a su alta carga de propiedades curativas. Basta con colocar unas cuantas gotas en nuestro paladar para disfrutar de sus beneficios. 

Aquí tienes 6 esencias florales deliciosas que puedes conseguir fácilmente.

4. Ten una mascota

Los animales son grandes aliados a la hora de enfrentar un problema, sobre todo cuando se trata de la salud. En este sentido, tener una mascota le ha funcionado a numerosas personas que lidian con estrés postraumático. Ya sea porque se trata de un compañero íntimo e inseparable, o sencillamente por el hecho de centrar toda la atención en ellos, sea que califican como un hack esencial para salir del problema.

/ Plus:

Practica algunos de estos 7 trucos efectivos para relajarte

 

 

*Fotografías: 1) Kyle Thompson; 2) Kim Kim; 3) Laura Makabresku