Estrella de noticiero deja todo y se dedica a la agricultura de invernadero

El sueño bucólico es solamente un sueño para muchos; pero para Dylan Ratigan, estrella de CNBC, era apenas el principio para mejorar las vidas de muchas personas.

DylanRatigan2

“Luego de 780 horas de noticiario político por cable, 6 mil horas de televisión financiera en vivo, 45 ciudades, nos giras nacionales de trabajo, 277,963 firmas para hacer enmiendas constitucionales, 245 páginas de libro y un tour promocional, estaba exhausto.” Así describe Dylan Ratigan su repentina salida de los medios de comunicación masiva en junio pasado y las razones de su comienzo como agricultor hidropónico.

La fantasía de dejar atrás la vida urbana y perseguir el sueño del campo está presente en nuestros días, y aunque hay quien tiene su porción de naturaleza con una huerta orgánica, para Ratigan se trataba también de involucrarse en causas en las que cree.

Ratigan fue uno de los principales corresponsales de medios como Bloomberg, CNBC y tenía su propio show en MSNBC. Durante sus emisiones siempre abogó por la justicia laboral y el derecho al trabajo, especialmente para los veteranos de guerra. Fue por eso que cuando un grupo de veteranos del ejército le hicieron un homenaje, Ratigan tuvo su momento “eureka”.

Conoció al veterano de los marines Colin Archipley, y con él crearon una red de invernaderos hidropónicos diseñada para crear fuentes de empleo para los veteranos. Los socios esperan extender la red de invernaderos por California, Texas y Massachussets; la idea es que, al regresar de la guerra, los soldados tengan mejores oportunidades para integrarse a la sociedad y el mercado laboral, para lograr una pronta independencia económica al salir del ejército.

dylanratigan

“Tuve mis dudas sobre mis propios talentos y mi propia vida”, afirma Ratigan. “Sólo dije ‘¡al carajo!’ Al entender lo que ellos [los veteranos] tuvieron qué pasar, todo lo que tuve que hacer fue mudarme al otro lado del país”.

Esa mudanza incluyó vender su loft en Tribeca, Nueva York y su Porsche Cayenne Turbo para llegar a los tranquilos campos de Dana Point, California. Para Ratigan simplemente tuvo más sentido crear él mismo las fuentes de empleo que informar a otros el por qué no se estaban creando.

[MNN]



Este extenso estudio comprobó lo que ya sabíamos: la agricultura ecológica es mejor

Explotar a la naturaleza ya no es opción, ni siquiera para los que sólo quieren usarla para producir masivamente.

La naturaleza y su biodiversidad han sido expoliadas para que podamos seguir produciendo lo que nuestros vertiginosos estilos de vida reclaman. En ese frenesí, pocas cosas han resultado más dañadas que la propia tierra, el suelo del cual brotan los alimentos que nos sustentan.

La agricultura negligente que sobreexplota los campos se presenta como una amenaza global por su forma de manejar los recursos naturales. Esto ha causado la degradación de la tierra debido al sobrepastoreo, el uso excesivo de pesticidas y el mal manejo del agua, entre otras cosas. Además, esta práctica contribuye enormemente al cambio climático, el cual a su vez provoca el detrimento del cultivo de la tierra.

El 80% de los suelos agrícolas de México se han degradado.

agricultura-ecologica-sustentable-mejora-produccion-estudio

Por eso es urgente volver a otros esquemas y métodos de agricultura ecológicos y sustentables. Contrario a lo que muchos piensan, ello no será un retroceso, sino una evolución.

 

Alta productividad de cultivos sustentables 

No sólo el campo puede ser 100% sustentable, sino que bajo una agricultura ecológica puede ser más productivo. Esto se comprobó en un estudio reciente realizado por 17 universidades, en el cual se analizaron sistemas de agricultura sustentable que no sólo son mejores para el ambiente, sino que incrementan la producción de cultivos (y por ende, de comida).

agricultura-ecologica-sustentable-mejora-produccion-estudio

Lo que pudieron comprobar las distintas instituciones participantes en esta investigación es que la llamada “intensificación sustentable de la agricultura” está rindiendo frutos en donde se está aplicando, es decir, en 163 millones de granjas en el mundo. Esto marca un nuevo paradigma para la agricultura mundial, y podría ayudar a la soberanía alimentaria de comunidades y países enteros.

La agricultura ecológica busca un equilibrio entre productividad y y sustentabilidad. Sus modelos son diseñados según las necesidades del ecosistema, e incluso toman en cuenta el entorno social. De esta forma las granjas pueden poner en práctica técnicas alternativas de agricultura (por ejemplo, de control de pestes, microirrigación, rotación de cultivos, mantenimiento manual de la tierra, etc.) y generar un equilibrio efectivo entre trabajo, gastos y productividad que termina siendo favorable para los agricultores sin dañar al medioambiente.

Además, los cultivos producidos en granjas donde se utiliza la agricultura ecológica son más saludables que los de la agricultura convencional.

agricultura-ecologica-sustentable-mejora-produccion-estudio

Estas son buenas noticias (que ya sabíamos, o por lo menos intuíamos). Pero cabe seguir profundizando en la cuestión y pensar en que las nuevas formas de relacionarnos con la naturaleza deben venir de una renovada concepción de ésta, así como de una aproximación que parta de los conocimientos ancestrales de los que nos hemos alejado y que tienen como eje rector respetar los ciclos naturales de la tierra.

Por eso decimos que se debe volver a paradigmas sustentables.

Asimismo, se deben cuestionar otros paradigmas contemporáneos, como el del progreso y la productividad: ¿en verdad hace falta producir más comida? Si sabemos que más del 40% de la comida se desperdicia, ¿no habrá que cambiar también otras prácticas, como la manera como se distribuye la comida, o la manera en la que la consumimos?

Estas son preguntas para la reflexión colectiva, cuyas respuestas nos pueden llevar a una ecoevolución consciente.

 

* Imágenes: 1) Jimmy Tran; 2) El Economista; 3 y 4) Eva Verbeeck



Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Esta lista de libros te hará replantearte la forma en la que hoy concibes la naturaleza.

Pensamos que la Tierra era plana y que el Sol giraba a su alrededor. Estamos en pleno siglo XXI y hay quien se resiste a aceptar que somos primos hermanos de los monos. Sabemos qué es un agujero negro pero aún no sabemos cómo enfrentar la crisis alimentaria en ciernes.

A lo largo de la historia, la ciencia y la literatura han no sólo explicado sino moldeado nuestra relación con la naturaleza. Hay poetas y novelistas que se adelantaron intuitivamente a hechos sobre la geología, las ciencias marinas, la astronomía o la evolución que después confirmó la ciencia.

Sin la divulgación científica con una visión inclusiva, erudita y crítica, como se la planteó Carl Sagan, la democratización de la información y el conocimiento no se habría extendido como ha ocurrido en esta era global y tecnologizada.

Nos propusimos seleccionar diez libros fundamentales para la humanidad y su relación con la naturaleza, y encontramos un arsenal de lecturas fascinantes de autores clásicos y títulos actuales. Mira nuestra lista:

 

De rerum natura, de Lucrecio

Sobre la naturaleza de las cosas es un largo, apabullante y maravilloso poema latino que se adelantó al descubrimiento del átomo y las moléculas, a nociones sobre el vacío y planteamientos para explicar el mundo y la condición humana sin el influjo de dioses o fuerzas sobrenaturales.

 

Diarios, de Cristóbal Colón

Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Explorador autodidacta que antepuso a múltiples obstáculos su sueño. Antecedido por Marco Polo y otros navegantes, Cristóbal Colón llenó bitácoras de sus viajes en una época en que se creía que la tierra era plana y estaba sostenida por tortugas. Sin importar de qué lo tacharan, Colón abrió la antesala para el Renacimiento. Cuando en vez de llegar a la India de topó con América, la visión del mundo y del Otro se transformaron para siempre.

 

Ensayos, de Michel de Montaigne

Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Este autor francés nos enseñó a ver la naturaleza de otro modo, y usó el lenguaje y su mirada reflexiva para asentar el género ensayístico. Los ensayos son una forma de escritura autorreflexiva que se aleja del comentario moral o la teoría filosófica y parte de la experiencia directa para discurrir sobre aquello que se observa.

 

El origen de las especies, de Charles Darwin

Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Tras su viaje a las islas Galápagos y los estudios ahí realizados, Darwin publicó su teoría de la evolución el 24 de noviembre de 1859. Principios como el gradualismo, fueron conceptos nuevos que sustentaron la idea de que las especies evolucionan durante generaciones mediante el proceso conocido como selección natural.

 

Walden, de Henry David Thoreau

Resultado de imagen para walden

Este escritor y naturalista se fue a vivir en medio del bosque, donde construyó una cabaña con sus propias manos. Derivado de sus diarios, este libro se publicó en 1854. Paso a paso, se nos plantea aquí una ética para relacionarnos con la naturaleza de forma consciente y armoniosa.

 

Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell

Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Conservacionista y zoólogo británico que mezcló géneros como la autobiografía, el ensayo y los relatos humorísticos para hablar de animales salvajes o de palomas londinenses. Fue un reformador de los zoológicos como espacio para el estudio, protección y preservación de animales en riesgo.

 

Cosmos, de Carl Sagan

Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Tanto la serie televisiva, vista hasta ahora por al menos 400 millones de espectadores, como el libro bajo el mismo título, fincaron un hito en la divulgación científica. Sagan se propuso difundir el pensamiento escéptico científico, la astronomía, cosmología y lo más relevante de la exploración espacial durante el siglo XX.

 

Gorilas en la niebla, de Dian Fossey

Tras 22 años de estudiar a los gorilas Fossey publicó en 1983 un libro excepcional, porque ningún ser humano había vivido en medio de los gorilas de Ruanda. Esta zoóloga luchó por proteger a estos animales de la caza. La científica fue asesinada en su cabaña en 1985, se cree que a manos de uno de los cazadores furtivos.

 

The World without Us, de Alan Weisman

Imagen relacionada

Tan sólo unos días después de que la presencia humana fuera erradicada de la Tierra, en poco tiempo, la naturaleza acabaría con todo vestigio humano, las aguas del Atlántico rebasarían Manhattan, y las ciudades se convertirían en verdaderas selvas. ¡Imagina el planeta sin nosotros!

 

La sexta extinción, de Elizabeth Kolbert

Diez libros que cambiarán tu relación con la naturaleza

Texto fundamental para replantearnos nuestra relación con la naturaleza. La autora, ganadora del Premio Pulitzer, expone cómo el ser humano puede ser más letal que el asteroide que impactó el planeta y acabó con los dinosaurios. ¡Descubre por qué!