CrowdMed, la app que te permite obtener un diagnóstico médico en línea

El saber médico puede ser convocado no por una sola persona, sino delegándolo en una multitud de detectives que prestan sus conocimientos en favor de perfectos desconocidos, con lo que una “segunda opinión” puede convertirse en una convención.

medico

¿Dejarías que un perfecto extraño te ofrezca un diagnóstico médico a partir de la descripción de tus síntomas? En realidad eso es lo que hacemos cada que vamos a una consulta con un médico, pero la página CrowdMed retoma la pregunta anterior y ofrece numerosas preguntas nuevas, además de algunas soluciones, permitiendo que dichas soluciones se alimenten del conocimiento colectivo de personas preparadas en lugar de hacer recaer toda la responsabilidad del diagnóstico en una sola persona.

CrowdMed es una página que inició en abril pasado y que funciona bajo un esquema de “gamification” (que consiste en aplicar una estructura lúdica o de juego a la dinámica entre participantes, por las cuales reciben puntos y beneficios, como ocurre con Foursquare). La gente llega y publica sus síntomas (pagando una cuota de $199 dólares y un pequeño depósito, que puede ser elegible para un reembolso si el paciente no está satisfecho con el diagnóstico recibido), dejando que los detectives médicos traten de hacer una mejor evaluación de los casos. La página elige tres diagnósticos de entre los recibidos para cada caso y los postea; por cada diagnóstico acertado, los participantes reciben puntos y generan experiencia, lo que contribuye a la dinámica de juego y deja fuera a participantes satelitales o menos preparados.

Jared Heyman, uno de los creadores, pasó por una experiencia dura cuando su hermana Carly gastó más de $100 mil dólares en médicos buscando el diagnóstico de la extraña enfermedad que padecía. Cuando la página abrió y los síntomas de Carly así como su historia médica fueron publicados, los pobladores de CrowdMed resolvieron el caso en apenas tres días, y a un costo mucho menor que el que Carly había gastado en los años previos.

Si dos cabezas piensan mejor que una, probablemente una multitud preparada pueda ayudar en el diagnóstico de casos difíciles. No se trata solamente de jugar a ser Dr. House: a la página concurren estudiantes de medicina, médicos con algo de tiempo libre y profesionales de la salud que aprenden y comparten sus conocimientos con otros colegas. Después de todo en los hospitales de medicina los grupos de diagnóstico comparten información y tratan una sintomatología como un acertijo que debe ser resuelto entre varias personas. Heyman y sus creadores esperan que CrowdMed tenga buena acogida en la comunidad médica como un proyecto educativo y también recreativo “para estudiantes de medicina que disfrutan misterios médicos. Les gusta aprender sobre casos porque hay un reto intelectual en ellos.”

[Fast Co.Exist]



Go Pure, la app que ubica restaurantes saludables y eco-amigables

Si estás interesado en ir más allá del precio y el sabor para elegir un buen restaurante, existen un sitio y una app que te proveran con valiosa información.

Afortunadamente cada día existe mayor interés por saber de dónde viene lo que comemos, cómo fue procesado y quién lo produce. Hace unos años, después del “boom” de información sobre los procesos industriales de producción alimenticia, se popularizó una marcada disposición hacia una vida sana, ligada a una explícita conciencia que busca el bienestar del ser humano y del entorno que habitamos.

“Go Pure” es un sitio web y una aplicación móvil que rankea los restaurantes más saludables y amables con el ambiente –por medio de un cuestionario de 45 preguntas cuyas respuestas determinan el lugar de cada negocio dentro del índice general–. En su base de datos se encuentran calificaciones para ciudades estadounidenses como Los Ángeles, Nueva York, Seattle, Portland y San Francisco. Los restaurantes que no están en sus datos pueden solicitarlo. Además, personas que consumieron en alguno de los sitios pueden hacer recomendaciones a los dueños del sitio. A pesar de que por ahora esta red de información solo está disponible para lugares de Estados Unidos, sin duda estamos ante un fenómeno que, por su tangible utilidad, eventualmente cruzará fronteras y evolucionará hacia una base de datos globalizada.

Apenas hace un par de décadas comenzamos a preguntarnos qué tan calóricos resultaban los alimentos. Hoy buscamos ir mucho más allá, motivados por razones que rebasan la vanidad e incluso la salud personal: se trata de un cuestionamiento más profundo, provocado por la búsqueda de una congruencia entre nuestros actos y el bienestar compartido.

 



“Oko”, aplicación que te invita a ser un DJ geológico

Aplicación gratuita para el iPad convierte imágenes satelitales de la NASA en rompecabezas giratorios

Concebida por el diseñador suizo Nadezda Suvorova, y creado en colaboración con los programadores Pierre Rossel y Jeremie Forge, esta app, además de recordarle al jugador el esplendor del planeta en que vivimos, lo convierte en una suerte de DJ geológico al tener que acomodar los discos en el preciso lugar en que empatan con el resto de la Tierra.

La meta es reconstruir una imagen deteniendo los círculos giratorios que son recortes de la misma imagen, estando atentos a la yuxtaposición de éstas para detener el movimiento de los círculos en el momento preciso. En total, “Oko” tiene veinte acertijos que, nivel a nivel, van incrementando en dificultad, enfrentando al jugador con imágenes cada vez más complejas. Al final encuentras piezas que giran dentro de otras piezas como en una suerte de alucinante efecto especular.

Aunque los rompecabezas sean vestigios de una era donde nuestros periodos de atención eran mediados en minutos, no segundos, “Oko” es una aplicación ideal (un rompecabezas vigente) para las personas acostumbradas a vivir a la velocidad y la temporalidad electrónica.

Tocar con los dedos las cadenas montañosas, los volcanes, los mares, y darles su lugar en la Tierra viene bien a recordarnos lo pequeños que somos,  la fascinante composición telúrica del planeta, y a convertirnos en coordinadores virtuales del espacio que habitamos. Un fascinante entretenimiento moderno que promueve la conciencia planetaria.