TOP: 10 maneras de ser más saludable en menos de 10 minutos

Las excusas para no tomar las riendas de nuestra salud sobran y entre las principales está la falta de tiempo, por lo que les presentamos algunas soluciones saludables para combatir el frenético caos de la vida cotidiana

slide_291693_2330798_free

Es un error pensar que ser saludable toma más tiempo del que tenemos (de hecho es ridículo). Asumir que tenemos que asignar un período de nuestros días a convertir nuestra vida en saludable es ignorar por completo que ser saludable no se trata tan sólo de hacer horas de ejercicio al día; estar saludable habla de nuestros hábitos y de la manera en la que hacemos las cosas.  La gente que cuida su salud tiende a sacrificar un buen y saludable habito por otro; hacer 10 minutos más de ejercicio se ven reflejados en 10 minutos menos preparando una comida sana. Lo último refleja que aunque sepamos que tenemos que hacer para estar saludables aún consideramos que estarlo no forma parte del total de nuestras horas, sino sólo una parte limitada de ellas.

A continuación les presentamos una lista de actividades que harán que se sientan mejor y más saludables en menos de 10 minutos. La lista incluye cosas sorprendentemente sencillas e increíblemente baratas.

1- Ríe: con reír por 60 segundos liberamos endorfinas que se encargan de des-estresarnos y relajan nuestros músculos. Reír regularmente también estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, lo que se refleja en una vida más larga (y feliz).

2- Expresa tu agradecimiento: Toma dos minutos para agradecer a los que te rodean por lo que hacen. No sólo te hará más feliz y agradable, también ayudará a los demás a sentirse mejor. Agradecer protege el corazón, mejora el sistema inmune y puede llevar a dormir mejor.

3- Cocina un huevo: En tan sólo tres minutos puedes preparar un sano desayuno lleno de Colina (un nutriente esencial para el funcionamiento del cerebro) y puede prevenir problemas cardíacos. A pesar de tener una mala reputación por tener altos niveles de colesterol, un buen desayuno puede evitar que consumamos bocadillos durante el día.

4-Respira profundamente: Toma 4 minutos para relajarte con la simple tarea de respirar; al inhalar cuenta hasta tres, retén el aire por tres segundos y exhala de la misma manera. Mientras lo haces cierra los ojos y piensa que estás en paz contigo mismo.

5- Ejercítate: Te sorprenderás al ver que con tan sólo 5 minutos de ejercicio lograrás revitalizar tu cuerpo. El siguiente circuito no remplaza una larga caminata o andar en bicicleta por una hora, definitivamente te llenará de energía:

 25 saltos

20 abdominales

15 sentadillas

10 lagartijas

6- Sube las escaleras: evita el ascensor y sube las escaleras, seis minutos de esta actividad pueden combatir los efectos adversos de estar sentado por demasiado tiempo (mal común entre oficinistas) y puede evitar que subas de peso.

7- Lee las etiquetas de tus alimentos: hemos escrito una serie de artículos que ponen en evidencia los ingredientes nocivos de los alimentos procesados, lo dañino que son algunos alimentos bajos en calorías y las bebidas azucaradas, así como la carne. Toma tiempo para leer lo que contienen tus alimentos. Evita cosas que sepas que son dañinas, en otras palabras: cuídate desde adentro.

8- Haz tu cita anual: tómate el tiempo para hacer una cita con tu médico de cabecera. A nadie le gusta ir al doctor porque puede ser incómodo y nadie quiere recibir malas noticias, pero saber a tiempo de alguna enfermedad es mucho mejor que enterarse cuando ya es demasiado tarde para actuar.

9- Prepara tu almuerzo: en menos de diez minutos empaca un almuerzo o comida sana para ir a trabajar o ir a la escuela. No sólo será más sano, también será más barato. Puedes hacerlo rápidamente en la mañana o la noche anterior.

10- Toma una siesta: Una siesta de 10 minutos podrá sonar demasiado corta, pero la realidad es que es la cantidad de tiempo perfecta. Si duermes más te podrías sentir bastante lento después, y con tan sólo 10 minutos puedes mejorar tu memoria, creatividad y productividad.

Ahí la tienen, una lista a prueba de excusas cómo falta de tiempo o dinero. Basta con cambiar un poco nuestros hábitos para sentirnos mejor y estar más sanos.

[Huffington Post]



Así moldean el cuerpo de las personas los deportes que practicas (FOTOS)

Esta serie fotográfica ilustra perfectamente cómo moldean el cuerpo humano los distintos deportes y disciplinas atléticas.

El cuerpo humano es fascinante. Es un lienzo que responde a cualquier estímulo, práctica o hábito al que lo sometamos. Un increíble ejemplo de lo anterior es comprobar cómo cada disciplina atlética, independientemente de la complexión que favorezca, literalmente lo modela.

Dependiendo del tipo de músculos que utilices, de acuerdo con los movimientos o esfuerzos que un deporte específico te requiere, tu cuerpo irá desarrollando más una u otra zona, y mágicamente ajustándose a las particularidades de dicha actividad.

El fotógrafo Howard Schatz dedicó una serie, Athlete, precisamente a retratar y comparar el cuerpo de atletas destacados en diversas disciplinas, para entender los efectos de cada deporte en el modelado de los cuerpos. Como verás a continuación, el resultado es francamente sorprendente.

Obviamente hay unos mucho más estéticos que otros (aunque esto es meramente subjetivo), y podrás apreciar desde lo grotesco del cuerpo fisicoculturista hasta la ligereza de los maratonistas o el radiante equilibrio de deportistas que se dedican, por ejemplo, al básquetbol o el fútbol. Pero más allá de este interesante desfile, la reflexión más valiosa a nuestro juicio es la primera: el cuerpo es un lienzo de causas y consecuencias; si lo tratas bien, seguramente te lo va a agradecer (y eso será una gran noticia para tu existencia). 

  • Fútbol soccer
  • Lucha
  • Básquetbol
  • Básquetbol
  • Lucha

 

  • Carrera de aventura
  • Corredora de larga distancia
  • Salto de longitud
  • Corredora de larga distancia
  • Heptatlón

 

  • Voleibol de playa
  • Fútbol soccer
  • Ping pong
  • Básquetbol
  • Box

 

  • Gimnasia
  • Salto de altura
  • Trampolín
  • Salto de altura
  • Triple salto
  • Lucha

 

  • Fútbol soccer
  • Nado libre y de mariposa
  • Ciclismo
  • Básquetbol

 

  • Ski
  • Patinaje
  • Hockey
  • Waterpolo

 

  • Disco
  • Lanzamiento de martillo
  • Jabalina
  • Lanzamiento de peso

 

  • Carrera larga distancia
  • Maratón
  • Decatlón
  • Maratón
  • Carrera de 800m

 

  • Fisicoculturismo
  • Levantamiento de pesas
  • Levantamiento de pesas
  • Gimnasia rítmica

 

  • Box
  • Básquetbol
  • Golf
  • Béisbol
  • Balonmano

 

  • Culturismo natural
  • Levantamiento de pesas
  • Fisicoculturismo
  • Levantamiento de pesas

 

  • Gimnasia rítmica
  • Aeróbics deportivos
  • Gimnasia
  • Salto de altura
  • Gimnasia


La ciencia de la felicidad en pareja (o sobre cómo nuestros actos pueden unir o destruir una relación): INFOGRÁFICO

Lo que debes saber sobre la felicidad y algunos consejos de la ciencia para alcanzarla en tus relaciones con otros.

Todos anhelamos la felicidad y opinamos acerca de ella. Sin embargo, definir, medir y ponernos de acuerdo sobre cómo alcanzar la felicidad es complejo. Cada vez son más las disciplinas que se interesan en estudiar y “medir” de alguna manera qué nos hace felices y cómo obtenemos esta gratificación.

Para la parte de la filosofía que estudia los valores (axiología), la felicidad se ha definido como tener una buena vida y esto, más que una emoción, sería consecuencia de sostener principios como: prosperidad, virtud, excelencia, reputación. Para la psicología, en cambio, la felicidad es un estado mental de bienestar, relacionado con un sentido de pertenencia y satisfacción con la propia vida.

Los economistas han diseñado mediciones (elaborando ecuaciones) y otros instrumentos para saber qué países son los más felices. Pero, a pesar de lo subjetivo que pueda parecer definir la felicidad, los economistas reportan que hay suficientes datos estadísticos para considerar que el ingreso ecoómico, la estabilidad y la seguridad social, así como gozar de empleo y tiempo libre, tiene un impacto plausible en nuestra percepción de ser felices.

Sin embargo, no siempre esta percepción racional de felicidad se traduce en felicidad personal. Existen también estudios que demuestran que, incluso ganando la lotería o habiendo tenido un accidente trágico, después de 2 meses las personas “regresan” a los estándares de felicidad con los que habían vivido antes. Esto es lo que se llama adaptación hedónica o rueda hedónica (como las ruedas en donde corre un hámster, siempre en el mismo lugar, no importa si lento o rápido).

Felicidad de la mano del otro

felicidad-pareja-busqueda-que nos hace felices
Fotografía: Laura Makabresku

No podemos hablar de felicidad sin hablar de la vida en pareja: del amor al otro y del amor propio. Uno de los ingredientes más elementales en la vida de los seres humanos son las relaciones interpersonales. En el acto de socialización y comunicación con el otro surgen los deseos más primigenios del ser humano: establecer una relación de pareja es uno de ellos. Desafortunadamente, en una época como la nuestra, donde solemos llevar todo a los extremos (inmediatez o tradicionalismos sociales baratos), cada vez son más las personas que, sin darse cuenta, mantienen relaciones de pareja que no son estimulantes, mucho menos felices (y derivado de ello, comienzan a buscar estímulo en otros lugares), o bien, sin notarlo, se encuentran atados a una vida que ya no les pertenece. 

Es importante recalcar que, más allá del romanticismo o el amor al otro, cada quien debe tomar en cuenta el amor propio y valorar lo que realmente quiere. Y, no menos importante, se debe priorizar el acto de transición del romance al compañerismo, para que una relación funcione de verdad. 

Los expertos de la conducta, la sociología, la genética y la economía parecen coincidir en que los pensamientos, los hábitos, las actitudes y sobre todo las decisiones, son lo que verdaderamente moldea nuestra experiencia de satisfacción y alegría, y no fundamentalmente las personas con las que pasamos la vida. 

 

La ciencia detrás de una relación feliz

felicidad-pareja-busqueda-que nos hace felices
Fotografía: Laura Makabresku

Aprender a y ser capaces de generar bienestar es una piedra de toque para la sociedad en ciernes. A continuación, esta infografía titulada “La ciencia detrás de una relación feliz”, realizada por la plataforma Happify, destaca datos clave que nos comparte la ciencia, para quien busca alcanzar formas alternativas de ser feliz, de la mano de otro individuo. 

Se lee, por ejemplo, que el factor determinante para que una pareja se sienta satisfecha con el sexo, el romance y la pasión es, sin duda, cultivar una poderosa amistad. De ahí que se piense que las parejas más felices hablan más (en promedio, 5 horas o más en 1 semana).

Practicar interacciones positivas en el día es también una forma de mantener una relación sana y feliz. Hacer un gesto significativo para la otra persona (cocinar la cena, o regalar un pequeño obsequio de poco valor material), decir un cumplido, revivir momentos juntos o mostrar interés por los logros o vivencias del otro son algunas formas de hacerlo. Siguiendo la infografía, las parejas felices tienen sexo dos o tres veces por semana (en promedio), como resultado positivo de lo anteriormente mencionado, y no en sí como un acto que vaya a causar la felicidad.

Según la ciencia, las parejas felices también practican la celebración de sus triunfos; sean pequeños o grandes, para ambos siempre serán grandes logros.

La infografía menciona, también, que vivir nuevas experiencias juntos incrementa notablemente la felicidad en pareja y la satisfacción con ésta. Ya sea que viajen a lugares remotos, frecuenten exposiciones museísticas, salgan a caminar, a cenar o inclusive vayan a un concierto, el tiempo juntos siempre será tiempo de calidad si saben afrontar en conjunto las adversidades, o bien, disfrutar juntos de lo que están experimentando.

Las parejas más felices sacan lo mejor de cada uno, y se ayudan el uno al otro a llegar a sus máximos ideales.

Cuando participan en una pelea muestran un poco de humor, expresan afecto, o conceden la razón a un punto que ha expresado el otro.

Basado en un estudio británico, quienes están más felices con sus matrimonios no tienen hijos y tienen sus carreras terminadas. Por otro lado, otra investigación mencionada en el infográfico describe que las parejas norteamericanas analizadas declararon que lo que hace feliz a sus matrimonios, en orden de prioridad, es el amor, hacer un compromiso de por vida y el compañerismo. Siguiendo las estadísticas, la experiencia de tener un hijo causa un impacto de felicidad de 33% en las parejas, mientras que un 67% experimenta una gran caída en la satisfacción matrimonial.

 


*También en Ecoosfera: Apuntes sobre la cosmovisión de la felicidad de Einstein

 

*Ilustración: James Chia Han Lee