Rascacielo y frontera: hermosas imágenes del monte Roraima, en Sudamérica

Impresionantes vistas de una maravilla natural que separa tres países de América del Sur.

El monte Roraima es el más alto de la cadena montañosa conocida como Pakaraima, en Sudamérica.

Los 31 kilómetros cuadrados del área de Roraima están coronados por las altas puntas que rondan los 400 metros de alto y definen las fronteras entre Brasil, Venezuela y Guyana.

Las mesetas montañosas del Pakaraima están consideradas como unas de las más antiguas formaciones geológicas en el planeta, con una datación aproximada en 2 mil millones de años. El resultado son estos impresionantes paisajes elevados.

[ATII]

 

 



Ir contra lo establecido llevó a este hombre a crear un bosque con 50,000 árboles

Antonio Vicente plantó, uno por uno, cada uno de los especímenes que hoy forman este bosque lluvioso tropical de cerca de 50,000 árboles en Brasil.

Mientras todos estaban emocionados por empezar un negocio agrícola, ¿a quién se le ocurriría desafiar esa certeza, ahorrar para comprar 30 hectáreas, dedicarse a plantar árboles y alimentarse con emparedados de plátano?

A Antonio Vicente.

Cuando empecé a plantar, la gente me decía: No vas a poder comer las semillas porque la planta tarda 20 años en dar frutos.

Cuenta Vicente, en UNA entrevista para la BBC.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063297_antoniovicentefirsttreeplantedgibbyzobel
BBC

En 1973, cuando tenía 40 años, Vicente compró un terreno a 200 kilómetros de Sao Paulo, Brasil, y no tenía ni un solo árbol.

Mientras todos sus vecinos despejaban la tierra para cultivar (el gobierno militar ofrecía facilidades de crédito para invertir en tecnología agrícola), él hacía todo lo contrario. Su idea era exactamente la opuesta.

Hoy su terreno tiene cerca de 50,000 árboles y consiguió crear un bosque lluvioso tropical que sirve como hogar para tucanes, todo tipo de aves, roedores, ardilllas, zarigüeyas y hasta jabalíes.

En un momento terminé viviendo bajo un árbol porque no podía pagar la renta. Me bañaba en el río y viví abajo del árbol rodeado de zorros y ratas. Juntando muchas hojas me hice una cama y dormía allí, pero nunca tuve hambre. Comía sándwiches de banana de desayuno, almuerzo y cena.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96058532_antoniovicentegibbyzobel
BBC

Criado en una familia de campesinos, Vicente veía con preocupación cómo la expansión de los campos destruía los bosques y la flora y fauna local, y cómo la falta de árboles afectaba los recursos hídricos.

Yo pensé: el agua es valiosa, nadie fabrica agua y la población no deja de crecer. ¿Qué va a pasar? Nos quedaremos sin agua.

Gracias a su idea han regresado los cursos de agua; cuando compró el terreno sólo había una fuente, y actualmente hay alrededor de 20.

Video 360: entra en la selva que creó Antonio Vicente

Cuando tenía 14 años, Vicente se mudó a la ciudad, donde trabajó como herrero. Con lo que reunió pudo comprar 30 hectáreas en una región de montañas bajas, cerca de San Francisco Xavier, una localidad de aproximadamente 5,000 habitantes.

 

Antonio Vicente o la ventaja de ir en contra de la corriente

Vicente iba en contra de su tiempo y de lo que sucedía alrededor. Lo que aparentaba ser la mejor opción (invertir en agricultura), para él no resultaba lógica.

Y en efecto, durante los últimos 30 años en que reforestó su terreno, cerca de 18,300 hectáreas de bosque atlántico en Sao Paulo fueron deforestadas para dar lugar a la agricultura.

Según la Fundación Bosque Atlántico SOS y el Instituto Nacional de Brasil para la Investigación Espacial (INPE), el Bosque Atlántico cubría originalmente 69% del estado de Sao Paulo. Hoy en día, sólo queda el 14%.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063302_hi002750869
BBC

Y lamentablemente, el problema sigue avanzando. Entre agosto del 2015 y julio del 2016, por ejemplo, se destruyeron 8,000 hectáreas de selva.

Esto representa un 29% más que el año anterior y el nivel más elevado desde el 2008, según el INPE.

Habrá que empezar a ahorrar y aprender a hacer emparedados de plátano.



Una guía práctica para diferenciar los distintos tipos de nubes

Hay nubes altas, medias y bajas, y distintos y hermosos tipos entre estas categorías

A todos, el cielo nos sorprende reiteradamente. Intuitivamente sabemos diferenciar los tipos de nubes, pero pocas veces sabemos ponerles nombre. Hay que recordar que, en ocasiones, darle nombre a las cosas te puede ayudar a comprenderlas mejor.

Existen distintos tipos de nubes según su altura, el tipo de clima en el cielo y la densidad del vapor de agua: su apariencia es la clave para que puedas aprender a clasificarlas.  

Aquí te damos una guía básica y práctica para que aprendas a distinguir las nubes.

 

Nubes altas

Cirrus: son como pincelazos en el cielo, de una estructura delicada y delgada. Cuando son muy extensos, suelen anunciar un frente frío.  

Cirrus_clouds2

Cirrocumulus: también son conocidas como nubes de borrego; son muy blanquecinas y con pocas sombras. 

Cirrocumulus

Cirroestratus: son pequeños cristales de hielo, que suelen asemejarse a halos de luz alrededor del Sol.

 Cirroestratus

Nubes medias

Altocumulus: parecen también borregos agrupados, sólo que son de un tono más grisáceo y suelen anunciar lluvias. 

Altocumulus_stratiformis_and_tree

Altostratus: es como un largo manto de nube, pero que permite ver un rastro de la Luna o el Sol.

Altostratus

Nimbostratus: semejan ser apocalípticas, como una gran capa de nube casi negra, que suele conllevar una tormenta. 

nimbostratus_pannus_4

Nubes bajas

Stratocumulus: son como hileras gruesas de nubes, con algunas filas cercanas, como si un gran ferrocarril hubiese exhalado esos caminos. Suelen ser muy largas y más oscuras que blancas.  

Stratucumulus

Stratus: como cascadas de neblina y suelen asentarse en los valles.

Stratus