Lala, el consorcio lechero mexicano, está desecando el suelo de Durango, según autoridades locales

Según denunció el presidente municipal de Nazas, Durango, la empresa de lácteos Lala expande los efectos de su actividad industrial por varias zonas del estado, amenazando la cantidad de agua disponible para el resto del consumo humano y el entorno en sí.

lala_Salvo honrosas excepciones, los grandes complejos industriales se caracterizan por impactar negativamente con su actividad la región donde se encuentran asentados, afectando tierras, aguas, aire y en general los recursos naturales de los que se sirven directa o indirectamente para sus procesos.

Tal es el caso de Lala, una de las principales empresas de productos lácteos que opera en México y la cual ha sido acusada en varias ocasiones de dañar el entorno natural de las zonas donde se localizan sus plantas.

El día de ayer, según reporta el diario La Jornada, el presidente municipal de Nazas, en el estado norteño de Durango, denunció que la empresa está robando el agua de la demarcación que administra debido a que por su actividad industrial ya agotó los mantos freáticos de otros municipios, entre ellos Gómez Palacio y Torreón (Coahuila).

“Esta gente llegó a Nazas y en las tierras que compraron empezaron a perforar varios pozos de agua, declaró Darío  Medina Reyes, agregando que la empresa se aprovechó de los dueños de los terrenos pagándoles en promedio 25 mil pesos por cada hectárea. Además del cultivo de alfalfa, destinada al ganado lechero, Lala extrae agua del subsuelo.

Lala por su parte asegura que posee la aprobación de la Comisión Nacional del Agua del gobierno federal tanto para explotar los mantos freáticos de la zona como para, en caso de que estos se agoten, buscar más agua en zonas aledañas.

Por esta razón otra de las quejas del presidente municipal de Nazas es que autoridades de mayor rango simplemente ignoran el problema.

[La Jornada]



8 libros para ser un genio, cortesía de Elon Musk

Elon Musk no nació siendo un genio: se hizo uno a través de horas y horas de lectura.

Quizá no haya un imperativo más grande para toda mente que aspire a la genialidad que leer. Y leer mucho. Eso lo sabe Elon Musk, quien es una de las psiques más brillantes de este nuevo siglo, y no exactamente por casualidad.

CEO de Space X y Tesla, Elon Musk no sólo se encarga de sus inventos o de sus empresas –esto último de manera brillante: también ha encontrado tiempo para leer. Hasta diez horas al día, como dijo en una entrevista para Rolling Stone en 2017, donde aseguró haber sido criado por libros:

Fui criado por libros. Por libros, y luego por mis padres.

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Entre la elaboración de cohetes y sus lecturas es como se formó el ahora billonario empresario. Pero contrario a lo que podríamos pensar, no se trata sólo de libros sobre cómo gestionar empresas o de ciencia, aunque sí hay algunos que pueden expandir a ese ñoño interior que todos tenemos dentro.

Más bien, Musk demuestra cuánto importa en la formación de toda psique y toda conciencia la diversidad de lecturas. Un poco de literatura fantástica, por ejemplo, será siempre una lúcida inspiración.

Como sea, hasta la ciencia ha comprobado la buena costumbre que es leer y todos los beneficios que tiene. Así que si estabas pensando empezar una nueva lectura, echa un vistazo a las recomendaciones de Elon Musk.

El Señor de los Anillos, J.R.R. Tolkien

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Con este libro, Musk estimuló su imaginación y su visión del futuro. También su instinto heroico: “Los héroes de los libros que leía… siempre sentían el deber de salvar el mundo”, dijo a The New Yorker.

Guía del autoestopista galáctico, Douglas Adams

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Una comedia de ciencia ficción: nada mejor para un espíritu como el de Musk, o el de cualquiera al que le emocionen las infinitas posibilidades de la tecnología.

Serie de La Fundación, Isaac Asimov

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Un poco más de fantasía, esta vez no medieval sino galáctica, que ayudó a Musk a pensar las posibilidades del mundo en la era tecnológica.

La luna es una cruel amante, Robert A. Heinlein

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Dentro de las ficciones preferidas de Musk también están las que develan distopias no muy lejanas en el futuro, mezcladas con las posibilidades utópicas que viajar a otros planetas ofrecen para una civilización a punto de desaparecer.

Vida 3.0, ser humano en la era de la Inteligencia Artificial, Max Tegmark

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Todos estamos interesados en la Inteligencia Artificial: es un tema tan actual como quizá inquietante y fascinante a la vez. Para Musk este es el trabajo más lúcido al respecto, y ayuda a proyectar un futuro donde la Inteligencia Artificial se inserte en la vida de manera positiva.

Mercaderes de la duda, Naomi Oreskes y Erik M. Conway

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Este libro, que ahora es también un documental, fue escrito por dos grandes historiadores de la ciencia. En Mercaderes de la duda se intentan develar algunas cuestiones ambientales y de salud pública, mismas que han permanecido ocultas. Sin duda cosas que todos debemos saber para saber cómo actúan los gobiernos.

Einstein: Su vida y su universo, Walter Isaacson

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Musk es, por supuesto, fan de Einstein, tanto como de las biografías de Isaacson. El libro está basado en las cartas de Einstein, y es un íntimo relato de una vida que sin duda inspiró a Musk y puede inspirarte a ti.

Benjamin Franklin: An American Life, Walter Isaacson

elon-musk-libros-deberias-leer-beneficios

Franklin, de espíritu tan democrático como inventor, es uno de los héroes de Musk. Valdría la pena profundizar en el por qué leyendo este libro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



¿Te gusta beber leche? Entonces debes leer esto

Al beber leche o consumir otros productos lácteos estás también consumiendo hormonas, sangre, colesterol y hasta cancerígenos. Aquí te damos algunas otras razones para evitarlos y algunas nutritivas alternativas.

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a acompañar nuestro desayuno con algún lácteo, ya sea la leche en nuestro café o cereal, un poco de queso o yogurt con la fruta. El consumo de lácteos ha sido asociado con ciertos detrimentos para la salud, por ejemplo los lácteos contienen grandes cantidades de grasas, colesterol y lactosa que son muy dañinos.

Estas son algunas razones por las que debes dejar de consumir lácteos (o consumirlos en menores cantidades):

  • Causa inflamación de los tejidos blandos

La caseína, una proteína en la leche que es empleada en la producción de algunos pegamentos produce una inflamación de los tejidos blandos, especialmente en los niños, está asociada con dificultades respiratorias. En particular, médicos recomiendan una dieta libre de caseína para niños con autismo.

  • Se fermenta en el estomago

La lactosa, el azúcar de la leche, es muy difícil de ingerir ya que a partir de los dos años de edad nuestros intestinos producen menos lactasa, la encima que digiere la lactosa. La inflamación estomacal asociada con el consumo de productos lácteos se debe a que estos se fermentan en los intestinos, causando problemas digestivos como hinchazón, gases y otras dificultades.

Estudios han asociado el consumo de productos lácteos con el acné y arrugas en la piel.

  • Contiene sangre animal

Los crueles métodos de ordeñar a vacas comerciales ocupan máquinas que causan heridas en las tetillas, estas sangran y en ocasiones se infectan. La leche comercial por lo tanto contiene sangre y a veces pus. A la leche se le agregan químicos para contrarrestar toxinas adicionales.

  • Está asociada con el cáncer de próstata

Según estudios recientes, hombres que consumen grandes cantidades de lácteos tienen un riesgo mayor del 11% de desarrollar cáncer de próstata según un estudio reciente, para los hombres de más de 60 años el riesgo es mayor.

Claro que no todo está perdido para los amantes de los lácteos, hay muchas deliciosas alternativas a la leche y los riesgos de consumir lácteos generalmente están asociados con grandes cantidades, así que un poco de queso o un yoghurt de vez en cuando probablemente no nos haga daño. Recuerda que para cuidar de tu cuerpo hay que escucharlo y si sientes que algo te cae pesado lo mejor es evitarlo en el futuro.

Estás son algunas recetas para preparar deliciosas (y hasta orgánicas) leches a base de semillas y frutos:

Leche de Almendra

Leche de Amaranto

Leche de Quinoa