Joven de 19 años desarrolla colector de basura oceánica

Boyan Slat ha creado un proyecto que busca librar al mar de todos los residuos plásticos con un recolector de basura.

3

El Ocean Cleanup array es un innovador proyecto que podría potencialmente quitar hasta 7,250,000 toneladas de desechos plásticos del mar fue diseñado por Boyan Slat de 19 años. El aparato consiste de una serie de barreras flotantes y plataformas de procesamiento estáticas que podrían deshacerse de las islas de basuras al succionarlas con una especie de embudo que separaría los desechos del plancton.

Mientras que el proyecto apenas se encuentra en una de las primeras fases, el joven emprendedor ya trabaja con un equipo de cincuenta personas entre ellos ingenieros, biólogos, estudiantes y otros profesionistas relevantes para ver el verdadero potencial de este innovador (y esperanzador) aparato.

4

Después de ser galardonado por un proyecto que analizaba el tamaño y la cantidad de las partículas de plástico en las islas de basura, Slat continuó desarrollando su proyecto durante el verano del 2012 y lo reveló durante una de conferencias TED. El éxito de su propuesta lo llevó a fundar The Ocean Cleanup Foundation, una organización no-lucrativa, dependiente del crowdfunding que por el momento se dedica a analizar las posibilidades de convertir el Ocean Cleanup array en una realidad, pero que eventualmente, buscara reunir fondos para construirlo si resulta ser funcional.

8

Se estima que el aparato podría librar los mares de la contaminación de polímeros en tan solo cinco años. El joven, que debería ser más que una inspiración para todos, cree que el propósito del proyecto es informar y concientizar al público en cuanto al  daño que sufren los ecosistemas marítimos a causa de nuestro uso irresponsable del plástico y poca conciencia ambiental.

El video de la conferencia TED en inglés hace un particular énfasis en la importancia del cambio y las acciones ahora:

Para información acerca de cómo liberar el plástico de nuestra vida diaria sigan el enlace.

Para contribuir al proyecto de Boyan Slat sigan este enlace.

[inhabitat]

 



Solvente come-plástico, ahora es posible gracias a estas dos estudiantes

Canadá, Miranda Wang y Jeanny Yao, desarrollaron un proceso que usa un solvente que primero disuelve el plástico y luego lo elimina con enzimas.

En la actualidad, usamos el plástico para muchísimas cosas; sin embargo, después de su uso, lo tiramos sin saber específicamente el lugar en donde termina. Sin darnos cuenta, termina en todos lados, principalmente en los océanos. Esto ha generado un impacto negativo en el planeta, afectando ecosistemas y estilo de vida de animales. Por ello, se ha reforzado la invitación a generar consciencia acerca de la contaminación en el planeta y fomentar las tres R’s ecológicas –reducir, reusar y reciclar–. 

Frente al problema de que el plástico no es un producto que se degrade en pocos años, las estudiantes Magee Secondary en Vancouver, Canadá, Miranda Wang y Jeanny Yao, desarrollaron un proceso que usa un solvente que primero disuelve el plástico y luego lo elimina con enzimas. En otras palabras, optimizaron el proceso de esta bacteria que come plástico –pftalatos–.  

Al analizar la bacteria en un río cerca de sus hogares, las estudiantes encontraron que la bacteria no sólo puede ser una solución para la contaminación del plástico, también que se trata de una puerta de oportunidades para descubrimientos inesperados. Pues, de acuerdo con un equipo de investigadores de Stanford University y Beihang University, la bacteria no sólo come plástico, también espuma de poliestireno. 

Ahora el objetivo de Wang y Yao es desarrollar un biodigestivo gigante que pueda vivir en un barco y que puedan comer y degradar el plástico en los océanos. Para ello, están lanzando una campaña llamada BioCellection, la cual espera crear un tanques digestivos móbiles que utilicen la bacteria en el campo.  

 

Más en Ecoosfera:

Científicos japoneses descubren bacteria que sólo come PET



El vaso desechable que, literalmente, puede convertirse en una planta (VIDEO)

Su material alberga semillas y está hecho como 100% biodegradable.

A estas alturas, el mundo, con una población que llega a dimensiones inéditas (y cuyo común denominador es el gran consumo) conlleva, entre muchas paradojas, el que aún existan desechables no biodegradables.

La producción de basura es uno de los enormes lastres que la sociedad actual enfrentamos. Algunas mentes buscan cambiar lo anterior como la de Alex Henige, CEO de reuse.reduce.grow, quien ha creado un vaso cuyo material es biodegradable y además guarda en su interior semillas para plantar árboles.

Vi un montón de basura al lado de la carretera y pensé ¿Qué tal si cada uno de estos residuos fuese una planta?

La información en el vaso está impresa con ácido poliláctico, compuesto a partir de materiales 100% reciclables. Su diseño permite albergar semillas de diferentes tipos y las las altas temperaturas hacen que el vaso se descompongan.

Como comparativo, un vaso desechable común tarda entre 5 y 50 años en descomponerse y el suyo entre 90 y 180 días.

 

<blockquote cite=”https://www.facebook.com/ElHuffingtonPost/videos/