Sopa de aleta, aceite de hígado, afrodisíaco: “necesidades” que han puesto en peligro a los tiburones

La pesca deliberada de tiburones los podría llevar a la extinción.

La pesca descontrolada de tiburones los ha puesto en peligro. Su aleta se consume en forma de sopa, en Asia. Otros pescadores los buscan por el aceite de hígado, carne o cartílago, de modo que su demanda comercial ha disminuido drásticamente las poblaciones de estos animales. Además los tiburones crecen lento y su reproducción no es fácil por lo que la pesca los podría llevar a la extinción.

La Convención de las especies en peligro de extinción por comercio (Cites) está considerando aumentar la protección para las especies vulnerables de tiburones.

De acuerdo con lo que publicaron investigadores norteamericanos en el periódico Marine Policy, la caza de tiburón podría llegar a los 273 millones al año.

Boris Worm, uno de los investigadores de la Universidad de Dalhousie en Halifax, afirmó que los tiburones simplemente no pueden crecer y reproducirse al ritmo que los pescan, de manera que deben tomarse medidas de protección para conservar a muchas especies de tiburón.

La caza de tiburón se realiza en muchas partes del mundo sin ningún tipo de regulación. La Unión Europea ha cesado esta actividad pero no es suficiente.

Las inciativas para regular la caza de tiburón han fallado previamente, no obstante Elizabeth Wilson, jefa de la conservación global de tiburón del Pew Environment Group, dijo que las propuestas han ampliado el apoyo a las campañas de protección.

La reunión de Cites también está previendo protección para las mantarrayas, que se pescan para comercializar sus branquias, que se venden en China como medicina para el asma, la varicela o incluso el cáncer. La comercialización de esta especie va en incremento, en Mozambique el avistamiento de la mantarraya ha caído un 86%.

El ministro de ambiental del Reino Unido, Richard Benyon dijo: “Queremos ver mejor protección para los tiburones y presionaremos fuertemente para lograr esto en Cites”.

[the guardian]



Descubren nueva y diminuta especie de tiburón en el golfo de México

Este pequeño y simpático tiburón mide apenas 14 centímetros y habita en las aguas profundas del golfo de México.

Resulta ligeramente paradójico que ni siquiera podamos jactarnos de conocer todas las especies que habitan este planeta y, en cambio, sí de haber provocado la extinción de miles de ellas. En todo caso, esto nos remite a la majestuosa riqueza de la naturaleza, cualidad que, por cierto, deberíamos celebrar y no destruir.

Investigadores de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) descubrieron en 2010 lo que parece ser una nueva especie de tiburón. El descubrimiento se anunció 5 años después, en 2015, y apenas ahora se hizo oficial que estamos ante una especie desconocida.

Se trata de un tiburón “de bolsillo”, como le han llamado los investigadores debido a sus pequeñas dimensiones: mide apenas 14 centímetros de largo y su extraña apariencia tiene algo simplemente adorable. El “nuevo” integrante de la familia planetaria ha sido nombrado Mollisquama mississippiensis.

tiburon-miniatura-nueva-especie 

Por su color oscuro, los científicos deducen que debe de habitar en las aguas profundas, entre 200 y 1,000 metros bajo la superficie marina, y como dicen sus descubridores, su existencia es un recordatorio de lo poco que aún sabemos sobre las profundidades del mar.

Ojalá tengamos tiempo para seguir descubriendo la miríada de especies y tesoros que la naturaleza tiene para nosotros, en lugar de continuar con su depredación obsesiva. 



Los tiburones prefieren escuchar jazz que música clásica

Los tiburones tienen gustos musicales exquisitos cuando se trata de ambientar la cena…

Los tiburones prefieren el jazz a la música clásica. Un estudio reciente concluyó que la especie Port Jackson puede ser entrenada para identificar el género jazz con un incentivo alimenticio.

En el diario Animal Cognition, los investigadores publicaron que, aunque los tiburones no pueden diferenciar inmediatamente entre géneros musicales, había una mejor respuesta cuando sonaba jazz que cuando sonaba música clásica.

tiburones tim-marshall-82948-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Tim Marshall

Para el estudio, tocaron jazz a través de altavoces en un extremo de un tanque y enseñaron a los tiburones Port Jackson a ir a una estación de alimentación para obtener una recompensa.

De los ocho tiburones entrenados, cinco parecían haber aprendido a identificar los ritmos de boogie, afirma el editor de Big Think, Ned Dymoke.

El ritmo impredecible del jazz en realidad hace que sea la música perfecta para los tiburones, quienes comenzaron a asociar la música con la comida e incluso desarrollaron un ‘gusto’ por ese género a medida que avanzaba la prueba.

 

Los tiburones y las ondas sonoras

Esto es porque las ondas sonoras pueden viajar hasta cuatro veces más rápido en el agua que en el aire, y los peces a menudo las usan para buscar comida, localizar escondites y comunicarse con otros peces, según National Geographic.

tiburones patrick-brinksma-456563-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Patrick Brinksma

Cuando las presas moribundas se retuercen en el agua, emiten una especie de zumbido de baja frecuencia que atrae a los depredadores más grandes al área.

El zumbido consiste en pulsos rápidos que atraen a los tiburones, y esta misma frecuencia se encuentra en el jazz.

De hecho, en un estudio del 2015 se encontró que a los tiburones les gusta el heavy metal por las mismas razones que les agrada el jazz. Es impredecible por diseño y, en gran parte, no repetitivo.

tiburones marco-del-borrello-28383-unsplashlos-tiburones-prefieren-el-jazz
Marco del Borrello via Unsplash

Aunque tal vez no veremos a los tiburones alinear las aletas al ritmo de jazz y fumar cigarrillos en cómodas sillas de cuero, bebiendo cócteles y escuchando a Charlie Parker, este es un primer paso para seguir conociendo a esta especie que ha sido víctima de múltiples estigmas.