Empatía entre perros y humanos: evidencia del lazo emocional que une a ambas especies

Los resultados de un experimento realizado en el Reino Unido son un paso para entender la inteligencia canina.

perro2Una investigación demostró que es más probable que los perros desobedezcan mientras sus dueños no los ven, esto apunta a que los canes tienen un gran entendimiento de la mente humana.

Juliane Kaminski, una investigadora de la Universidad de Portsmouth, encabezó la investigación que consistió en observar el comportamiento de 84 perros cuando sus dueños ordenaban no tomar una pieza de comida en el piso. El experimento se hizo en cuartos con diferente iluminación (de totalmente iluminados a totalmente oscuros).

Los perros tomaron con mayor frecuencia la comida cuando el cuarto estaba oscuro que cuando estaba iluminado, lo que sugiere que los perros son capaces de entender el punto de vista humano, según Kaminiski.

“El comportamiento de los perros dependía de si el cuarto estaba iluminado o no, sugiriendo que el perro toma su decisión basada en si el humano puede verlo acercándose a la comida”.

“En general, [Kaminski] y otros investigadores están interesados en si el perro tiene una teoría de la mente” dijo Alexandra Horowitz, jefa del Dog Cognition Lab de la Universidad de Barnard.

La teoría de la mente es “un entendimiento de que otros tienen diferentes perspectivas, conocimiento, sentimientos”.

Este tipo de investigaciones se habían hecho inicialmente, hace 15 años con chimpancés y bonobos, que son especies más cercanas a los humanos, pero el interés por la inteligencia canina ha aumentado ya que los dueños quieren saber lo que su mascota piensa.

“Los perros tienen una inteligencia que años atrás no sabíamos que tenían” dijo Brian Hare, director de Duke Canine Cognition.

Muchas de las investigaciones hechas con perros tienen base en los estudios de resolución de problemas, convivencia social y habilidad de imitar que se han hecho con chimpacés, bonobos e incluso bebés.

Debido a que durante miles de años el perro ha sido compañero del hombre, estos animales están especialmente conectados con las emociones humanas.

“Ha habido un cambio psicológico en los perros por la domesticación. Los perros quieren relacionarse con nosotros en maneras que otras especies no”, afirmó Brian Hare.

 



Reflexión para grandes teorías: ¿es el perro o el gato más inteligente?

Un estudio revela que los perros tienen más neuronas que los gatos, pero no es el único signo de inteligencia.

Muchos se han preguntado quién tiene la mayor inteligencia: los perros o los gatos. Según un estudio publicado en Frontiers in Neuroanatomy, realizado por investigadores de Brasil, Estados Unidos y Sudáfrica, los canes tienen 530 millones de neuronas corticales, mientras que los felinos tienen la mitad, es decir, alrededor de 250 millones. 

Lo anterior podría llevarnos a la conclusión de que los perros son más inteligentes, pero, ¿por qué? Porque a mayor número de neuronas, mayor capacidad para realizar acciones de mayor complejidad. Pero si bien esto es importante, en realidad ni el número de neuronas ni el tamaño del cerebro son determinantes en la inteligencia de un mamífero. Para entender por qué primero hay que saber qué son las neuronas.

quien es mas inteligente perro o gato

Las neuronas son las encargadas de transmitirle información al cerebro del sistema nervioso. En promedio, un ser humano tiene 86 mil millones de neuronas encargadas de esa labor. En sus viajes por las diversas áreas del cerebro, y siendo conducto también de diversas hormonas, las neuronas nos posibilitan realizar acciones mucho más complejas que a otros mamíferos.

Pero eso no es todo: las neuronas son, por definición, las células que nos permiten codificar los estímulos externos. En ese sentido determinan nuestras emociones y comportamiento, pero no como tal nuestro nivel de inteligencia (o IQ), pues eso depende también de otros factores.

Según un estudio publicado en la Royal Society que indaga en las mediciones sobre inteligencia en mamíferos:

El mejor cálculo entre los grados de inteligencia entre mamíferos es a partir de la combinación de estos elementos: el número de neuronas corticales, la densidad de los paquetes neuronales, la distancia interneuronal y la velocidad a la que se conducen los impulsos nerviosos por el axón (o entre neurona y neurona).

Los perros y los gatos son animales domesticados desde hace milenios, y por ende son proclives a que la influencia de la sociedad modifique su selección genética. Se puede afirmar por ello que las condiciones en las que viva un perro o un gato pueden hacer variar su inteligencia. Sus neuronas pueden ser estimuladas, dando como resultado gatos que tocan el piano o que ejercitan sus sentidos para resolver problemas complejos:

Por otro lado, tenemos que los perros son más torpes, por ejemplo, que sus parientes agrestes: los lobos. Pero sólo en algunas tareas. El perro, en su relación con el humano, ha generado cientos de habilidades incluso comunicativas que lo han hecho desarrollar ciertas partes del cerebro para comprender nuestros gestos. Por su parte, los gatos también se comunican por medio de la posición de su cola o sus orejas, e inteligen la comunicación de nuestro cuerpo y ojos. Lo más sorprendente es que esto ha evolucionado a tal grado que tanto perros como gatos son capaces de generar hormonas como la oxcitocina cuando nos miran.

Entonces, ¿quién es más inteligente?

La estimulación del complejo sistema cerebral de los canes durante milenios de domesticación nos hace pensar que quizás los perros le lleven mayor ventaja a los gatos. A los felinos jamás se les ha dado una tarea qué cumplir (más que ser admirados, cual efigie egipcia), ni se les ha hecho tan dependientes de nosotros como a los perros. Esto explicaría quizás el mayor desarrollo neuronal en los canes. Pero no evita que perros y gatos puedan aprender a andar en patineta por igual, lo que comprueba que el desarrollo de la inteligencia está en conexión directa con la estimulación y la educación:

 

 

Como en los humanos: siempre habrá diferencias entre perros y gatos: algunos más inteligentes que otros, o con algún talento especial. Sea como sea, ambos son compañeros entrañables de nuestro día a día y está por descontado que los queremos más allá de su IQ.

 



¿Por qué las personas somos más empáticas con los animales que con otros humanos?

Un estudio comprueba que las personas solemos ser más sensibles con los animales que con otros, acá la respuesta del por qué sucede esto.

Foto: Taringa

Es curioso, los seres humanos, hasta ahora, somos los únicos capaces de ser conscientes plenamente de nuestra condición. Es decir, somos la única especie que puede sentirse, pero también saberse, miserable o alegre, por ejemplo. Un perro puede ser estar sufriendo, pero ese dolor es parte de un presente físico y psicológico; pero pareciera que el ser humano carga con un doble dolor al saberse víctima de ese sufrimiento, algo así como el ¿por qué a mi?

Esta condición, probablemente habría de volvernos más empáticos hacia el dolor ajeno, pero, como seguro habrás notado, a veces pareciera que el dolor de los animales nos es más importante que el de nuestros pares. ¿Por qué sucede esto?

Dos sociólogos de la Universidad Northeastern, Arnold Arluke y Jack Levin, hicieron un experimento para, primero, comprobar si es que esta tesis es verdadera, y dos, averiguar el porqué sucede. En su análisis retomado por Wired, mostraron notas informativas a distintos participantes sobre ataques o situaciones de peligro tanto en humanos como en animales; los analizados se sintieron más empíricos generalmente con los animales que con los humanos a tal grado que en situaciones de peligro preferirían salvar a los animales. En esta investigación también se comprobó que las mujeres son más propensas a sentir empatía por los animales, pero además, en ambos géneros, esta sensibilidad a los animales crece más según la especie. Como podrás intuir,la más alta suele estar dirigida a los perros.

¿Por qué?

La respuesta que encontraron estos investigadores al por qué somos más empáticos con los animales que con nuestra especie es por que encontramos a los primeros mucho más inocentes e indefensos que a nuestros pares.