Pocos lo creen, pero nuestra dieta diaria incide directamente en nuestro ánimo y humor. De hecho, solemos utilizar la comida como una manera de hacer frente a una serie de emociones, sobre todo cuando estamos ante situaciones estresantes.

Sin embargo, los alimentos por los que optamos son aquellos ricos en calorías y grasas, que si bien son los que nos ayudan sentirnos mejor por la cantidad de serotonina que ayudan a producir en nuestro cerebro, son también los que más nos hacen subir de peso y, por consiguiente, generan una nueva carga de estrés.

Si te sientes un poco presionado o deprimido, antes de ir a asaltar la alacena y consumir cualquier cosa, checa nuestras recomendaciones de alimentos saludables para combatir el estrés.