¿A qué hora es más conveniente desayunar?

Unos dicen que se debe comenzar el día con un buen desayuno, otros afirman que una buena sesión de entrenamiento se hace con el estómago vacío. Revisa ambas teorías y elige la que le convenga más a tu cuerpo.

url

El fisicoculturista y bloggero Martin Berkhan es uno de los tantos convencidos de que en una rutina de ejercicio se quema más grasa y se obtiene mejor tono muscular si se realiza antes de desayunar. Lo llama “Fasted Training” (o entrenamiento en ayuno).

Ya un estudio previo, publicado en British Journal of Nutrition, comprobó que ejercitarse antes de desayunar quema hasta 20% más de grasa corporal.

Sin embargo, otro estudio, publicado en el International Journal of Obesity, encontró que las personas que toman su primera comida antes de las 3pm consumen en total menos calorías que aquellos que esperan hasta después de esa hora para romper su ayuno.

¿Entonces cuál es la versión correcta? Como siempre, cada cuerpo es diferente: se acomoda a ritmos internos distintos, depende de ciclos de sueño, ciclos hormonales, ciclos de alimento, etcétera. Es por esto que para unas personas les parece más cómodo comenzar su día con un estómago vacío, pues así no sienten la pesadez del desayuno mientras corren. Pero muchos otros despiertan irritables, y el mal humor persiste hasta que pueden llevarse algo a la boca.

Así que es cuestión de que pruebes qué ritmo le conviene más a tu cuerpo; revisa qué tanta hambre tienes al despertar y cómo te sientes después de un desayuno ligero o uno más abundante y a primera hora del día o después de ya algunas horas de haberte levantado de la cama.

Con información de Alternet.



Di adiós a las bebidas energéticas: estimúlate naturalmente con estos 6 hacks

La cafeína, taurina y azúcares que contienen las bebidas energéticas pueden tener muchas consecuencias negativas, mejor prueba con uno de estos métodos naturales para sentirte mejor.

Según estudios consumir de una a tres bebidas energéticas al día podría causar serios problemas cardíacos, de presión sanguínea y hasta podrían afectar nuestros hábitos de sueño. Muchos pensamos que es mejor beber una bebida con altos niveles de azúcar y otros compuestos que estar cansados, sin embargo, consumir estos productos puede ser muy nocivo y no nos ayudan a confrontar el verdadero problema.

Si quieres dejar atrás este tipo de bebidas, te recomendamos algunas maneras de llenar tu vida de energía. Aquí te compartimos algunas de ellas:

  1. Desayuna: según un estudio publicado en 1999, las personas que comen desayunos altos en fibra y carbohidratos se mantienen más alerta que aquellos que no desayunan.
  2. Bebe agua: empieza tu día con un vaso de agua, esto mantendrá a tus células hidratas y además estimulará tu sistema digestivo.
  3. Ejercítate: quizá no tengas ganas de hacer ejercicio cuando más cansado te sientas, pero las endorfinas y el movimiento te harán sentir mejor y fortalecerán tu sistema inmune.
  4. Continúa bebiendo agua: estar bien hidratado cambia todo, con solo tomar suficiente agua te sentirás mucho mejor en términos energéticos y físicos. Si no te gusta tomar agua busca una alternativa natural, como té o agua con limón.
  5. Come más salmón: los ácidos del omega 3 son ideales para la producción de energía, la circulación sanguínea y la salud cardíaca.
  6. Come chocolate oscuro: Si te sientes cansado puede que a tu cuerpo le haga falta hierro. El hierro ayuda a transportar el oxígeno alrededor del cuerpo, lo cual ayuda con muchos procesos celulares y a la producción de células rojas. 

Estos hábitos pueden mejorar tu vida de muchas maneras, pero lo mejor es que son fáciles de llevar a cabo. Si quieres cuidar te cuerpo debes nutrirlo todos los días, las bebidas procesadas solo te llenarán de energía por poco tiempo y después te harán sentir peor. 



Consejos útiles para una rutina de ejercicios fuera del hogar

No importa si se trata de ir al gimnasio, tomar clases de danza o de algún deporte extremo, salir a correr o hacer yoga, te compartimos algunos consejos que podrán ayudarte a realizar tus rutinas fuera de casa.

En un artículo pasado hablamos acerca de los beneficios que el ejercicio puede generar en nuestros cuerpos. Diversos estudios científicos han demostrado que esta actividad física produce respuestas químicas en el cerebro, implicando sensaciones de bienestar emocional y física.

No importa si se trata de ir al gimnasio, tomar clases de danza o de algún deporte extremo, salir a correr o hacer yoga. El cuerpo está recibiendo una réplica de sustancias químicas como la serotonina y la endorfina, neurotransmisores que fungen como agentes de sensaciones y emociones como el placer, la relajación, la euforia, la esperanza y la serenidad.

Por ello, te compartimos algunos consejos que podrán ayudarte a realizar tus rutinas fuera de casa:

  1. Siempre lleva una identificación oficial y un teléfono móvil. En caso de algún accidente, estos artículos ayudarán a recurrir a algún contacto de emergencia.
  2. Deja en casa cualquier accesorio de valor. Además de que pueden llegar a ser incómodos durante la rutina, los accesorios costosos (relojes, anillos, aretes, collares) pueden atraer la atención de ladrones.
  3. Puedes hacer ejercicio con compañeros, lo cual reduciría el riesgo de cualquier situación de robo. Incluso, pueden auxiliarse en caso de lastimarse (y así disminuir la vulnerabilidad de cualquier situación traumática).
  4. Estudia la ruta por la cual irás a correr. Lo mejor que se puede hacer es estar familiarizado con la ruta que tomas para correr; de ese modo, conocerás cuáles son las áreas potencialmente peligrosas. En caso que necesites pasar por esas zonas, es preferible que lo hagas con un compañero.
  5. Por cuestión de seguridad, informa al menos a algún familiar o amigo por dónde estarás ejercitándote y los horarios aproximados.
  6. Varía las rutas. De ese modo, tu presencia no será predecible para personas que pueden estar vigilándote.
  7. Y si no te agrada la idea de ir con un compañero, puedes salir a correr con tu perro. El beneficio será tanto para tu mascota como para ti.
  8. Pon atención a tu alrededor. A pesar de que te hayas familiarizado ya con la zona, mantente atento del área: quiénes están a tu alrededor y en dónde te encuentras. A nadie le hace daño estar un poco atento.
  9. Mientras que manejas la bicicleta en el sentido del tráfico, corre en sentido contrario. Y en caso que puedas, evita correr en zonas dedicadas a los coches, autobuses y camiones.

10. Es recomendable no escuchar música mientras te ejercitas al aire libre. Eso es debido a que tu habilidad se reduce para poner atención a ciertas amenazas.

11. Mantente visible. Si optas por ejercitarse durante la noche, asegúrate de utilizar ropa colorida. De ese modo podrás evitar accidentes de coche o de bicicleta.

12. Siempre muévete. En caso que estén insultándote o llamándote de manera misteriosa, muévete. Si es posible, acércate a  un lugar seguro (una tienda, cafetería, un edificio o una casa).

¿Se te ocurre otro consejo que se pueda agregar a la lista?